Asentamientos sobre ríos

Bases firmes
El trabajo desarrollado a continuación mantiene una fuerte correspondencia con estudios de campo y análisis realizados recientemente por la Facultad de Arquitectura de Udelar en las ciudades de Paysandú y Durazno y su diagnóstico. 
Las similares incidencias de los ríos Uruguay y Yi en zonas significativas de estas ciudades admiten un tratamiento común en mis consideraciones. Concurren a él las crónicas inundaciones de ambos cursos de agua.

En Paysandú, estas situaciones se verifican tanto en el casco urbano histórico lindero al puerto como sobre la traza del arroyo Sacra, el borde sur de la ciudad, proyectado desde un planteo del arquitecto Vilamajó del año 1947 por un grupo de colegas que incluyó a Oscar Vignola, de proficua y extensa labor en la capital sanducera.
En Durazno, los recodos del Yi hacen más imbricada en la trama urbana la zona inundable. La situación de los asentados es distinta en composición social y actividades vitales pero igual respecto a su vulnerabilidad al fenómeno.

Arq-Luis-Fabre medianoOtra mirada, otras soluciones
Las normas son productos de origen técnico y convenciones entre los hombres. Cuando son reiteradas, sistemáticamente violadas, lo que debe cuestionarse no es el comportamiento social, sino la validez de las mismas. Es lo que sucede con la prohibición de edificar en áreas inundables en nuestro país. Resulta más claro su cuestionamiento si en lugar de edificar o construir usamos el término habitar. Es necesario de paso deslindar para estas situaciones el también controvertido objetivo del urbanismo uruguayo de convertir en parques lineales los márgenes de los cauces de agua.

Es necesario un abordaje distinto. Al hacerlo, teniendo en cuenta el consenso de que los asentamientos consolidados deben ser convertidos en barrios, el problema a resolver es la inundación. Y moverse en el territorio fuera de su alcance no es la única forma de neutralizarla. Estuve en los pueblos nativos de las islas de Tahití que habitan sobre la arcaica solución de palafitos sobre el agua. No son asentamientos; eligieron y siguen viviendo allí. En el origen tal vez fue por la pesca, pero desde hace largo tiempo agregan otras actividades en tierra firme, algunas derivadas de los servicios al turismo. A nadie se le ocurre cuestionar su lugar de habitación. Mucho menos pretender sacarlos de allí!

Desde las instituciones
1-Despejar el camino de normas obsoletas, inaplicables, fuera de contextos se puede habitar en zonas inundables respetando la topografía, las cuencas, el medio ambiente. Sin duda mucho más de lo que hace la agricultura intensiva y la industria en nuestros ríos y arroyos.

2-Establecer una ayuda opcional al realojo, resistido por los asentados, mejorando el arraigo, neutralizando la vulnerabilidad ante la naturaleza.

3-Actuar sobre el predio, independientemente del poblador, dotando al mismo de un verdadero dispositivo de seguridad.

Una propuesta
Aquí propongo una solución parcial, imbricada en nuestro contexto: una construcción accesoria con finos pilares rematados en una tarima cubierta varios metros sobre el suelo utilizable como refugio sobre los niveles estimados de creciente. Que puede llegar a flotar y mantener a salvo a los habitantes con algunos elementos de supervivencia. Un dispositivo seriado, incluso prefabricado, fácil de instalar y mantener.

Lo esperable
Puede pasar que comiencen a usarse las tarimas como habitación permanente. Eso daría razón a mi argumentación sobre la viabilidad de habitar áreas inundables. Revirtiendo el sentido de las soluciones, en lugar de desalojar es válido complementar la edificación de esta manera sustituyendo paulatinamente la existente a nivel de tierra. Y así, en menos tiempo que los realojos, se conseguiría el hasta ahora inalcanzable objetivo urbanístico de poner en valor las condiciones del entorno natural.

Bibliografía
“Intenciones integrales” Facultad de Arquitectura Udelar 2014
“La exclusión: bordeando sus fronteras” Saúl Kars Ed.Gedisa Barcelona 2004

Por el arquitecto Luis Fabre

La ONDA digital Nº 726 (Síganos en Twitter y facebook) 

(Síganos en TwitterFacebook)
INGRESE AQUÍ POR MÁS CONTENIDOS EN PORTADA

Las notas aquí firmadas reflejan exclusivamente la opinión de los autores.

Más del Autor: