ONU denuncia situación ucraniana

 

 

“El sufrimiento que padecen millones de civiles en Ucrania no debe convertirse en la nueva normalidad”, ha declarado este miércoles el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos. No hizo referencia alguna a las denuncias de Rusia respecto de violaciones a los derechos humanos por parte de Ucrania, ni a los alegados secuestros o traslados de más de diez mil ucranianos a territorio ruso. Tampoco a la situación de un alto número de niños afectados por la guerra en Ucrania, que el gobierno de Kiev denunció.

En declaraciones en la capital, Kiev, tras una visita oficial de cuatro días al país, Volker Türk afirmó que la magnitud de los daños y la destrucción que había visto en Izium era «espeluznante». En Bucha, al norte de Kiev, donde las escenas que mostraban a civiles muertos en la calle provocaron la indignación internacional poco después de la salida de la zona de las fuerzas rusas en marzo, Türk dijo que el trauma de la gente «sigue siendo palpable».

Añadió Türk que temía por todas las personas atrapadas en el «largo y sombrío invierno que se avecina», al tiempo que confirmó que las consecuencias de la guerra sobre los derechos humanos en Ucrania han sido devastadoras. «El pronóstico es muy preocupante», dijo el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, añadiendo que su Oficina ha seguido recibiendo información sobre crímenes de guerra «cada día».

«Sigue apareciendo información sobre ejecuciones sumarias, torturas, detenciones arbitrarias, desapariciones forzadas y violencia sexual contra mujeres, niñas y hombres», señaló. La visita del Alto Comisionado coincide con la publicación de un nuevo informe sobre los asesinatos de civiles por parte de la Misión de Observación de los Derechos Humanos de la ONU en Ucrania.

Se espera que el informe documente el destino de 441 civiles en zonas de tres regiones septentrionales (Kiev, Chernihiv y Sumy) que estuvieron bajo control ruso hasta principios de abril. La Misión de Observación de los Derechos Humanos de la ONU en Ucrania también está trabajando para corroborar las denuncias de nuevas matanzas en estas regiones, y en partes de las regiones de Kharkiv y Kherson que fueron retomadas recientemente por las fuerzas ucranianas, dijo Türk.

Algunos fueron asesinados «cortando leña o comprando víveres», señaló el responsable de derechos de la ONU, quien añadió que había «fuertes indicios de que las ejecuciones sumarias documentadas en el informe constituyen el crimen de guerra de asesinato intencionado«. En cuanto a los prisioneros de guerra, el responsable de derechos humanos de la ONU insistió en que deben recibir un trato humano «en todo momento». El derecho internacional sólo permite su procesamiento si son sospechosos de crímenes de guerra, continuó.

Mientras tanto, como consecuencia directa de la invasión rusa del 24 de febrero, 17,7 millones de personas necesitan ahora ayuda humanitaria y 9,3 millones necesitan ayuda alimentaria y para su subsistencia, dijo Türk. Añadió que un tercio de la población se ha visto obligada a huir de sus hogares, 7,9 millones han abandonado el país -la mayoría, mujeres y niños- y 6,5 millones de personas son desplazados internos. Desde el 24 de febrero hasta el 4 de diciembre de 2022, la Oficina de Derechos Humanos de la ONU ha registrado 17.181 víctimas civiles confirmadas en Ucrania: 6702 muertos y 10.479 heridos.

 

  

(Síganos en TwitterFacebook)
INGRESE AQUÍ POR MÁS CONTENIDOS EN PORTADA

Las notas aquí firmadas reflejan exclusivamente la opinión de los autores.

Más del Autor: