Ucrania sigue a la ofensiva

Un afloramiento de tierra de solo 40 kilómetros de largo, diez de ancho y cubierto de marismas saladas podría ser la clave para la próxima ofensiva de Ucrania, según expertos en estrategia de guerra citados por Forces.net, vocero web de los intereses militares británicos.

La península de Kinburn es un afloramiento de tierra en forma de gancho en la desembocadura del estuario Dnipro que, si se toma, podría ayudar a Ucrania a expulsar a los rusos de Crimea.
El desafío de Ucrania es cruzar el río y avanzar hacia Crimea, lo que implicaría un gran asalto anfibio lleno de peligros. Es posible que pasos iniciales de esta estrategia ya estén en marcha, y fuerzas ucranianas ya están enviando tropas alrededor del flanco occidental de Rusia hacia la península.

La península de Kinburn es plana, con gran parte cubierta de arena y marismas, pero en el otro extremo hay una «cola» delgada de cinco millas de largo llamada Kinburn spit, y está a 61,5 kilómetros en línea recta.

Es allí, en la península de Kinburn, donde los analistas creen que las tropas ucranianas, quizás fuerzas especiales, han desembarcado, utilizando pequeñas embarcaciones para viajar las dos millas y media desde la ciudad costera de Ochakiv hasta la península. Si son millas náuticas, equivalen a 46,3 kilómetros.

El Dr. Alessio Patalano, profesor de estudios de guerra en el King’s College de Londres, afirmó que «una vez que puedan asegurar la cabeza de playa y comenzar a colocar la artillería en lados opuestos del río, entonces tienes dos situaciones en las que se puede actuar. Uno, estás protegiendo tus flancos, básicamente haciendo que sea mucho más difícil para los rusos empujarte de nuevo al otro lado del río; recuperar las riendas para los rusos va a ser más complicado».

Añadió Patalano que “la otra (situación en la que se puede actuar) es que la península está posicionada geográficamente de manera que puedes poner tu artillería y defensas costeras en cierto modo, puedes impulsar tus defensas costeras más, pero lo que puedes hacer es proteger el puerto principal y los centros logísticos» … también está creando en el flanco, una protección de las fuerzas ucranianas de posibles represalias rusas».

La península de Kinburn fue el punto continental más occidental que las tropas rusas tomaron durante la invasión. Con la liberación de Jerson, los rusos están ahora al alcance de los cañones ucranianos. Según se informa, las imágenes satelitales han mostrado a las fuerzas rusas estableciendo posiciones defensivas en la entrada de la península para tratar de detener una fuga ucraniana.

Este último asalto anfibio por parte de Ucrania se produce solo unas semanas después de que usaran barcos no tripulados para atacar la flota rusa del Mar Negro en Sebastopol.

El Dr. Patalano cree que esta es una prueba más de cómo Kyiv está en la delantera. «Bien podríamos estar mirando dentro de unos meses, mirando hacia atrás y diciendo que este fue el momento en el que todas las cosas cambiaron de una manera bastante definitiva. Si logran asegurar un punto de apoyo en el lado opuesto del río, no veo ninguna razón por la que no puedan expulsar a los rusos de Crimea por completo».

Mientras tanto, el Ministerio de Defensa ucraniano (MOD) afirma que se prepara la continuidad de la lucha en el invierno, y que no se quiere darle tiempo a las fuerzas rusas para reagruparse. Tras la retirada al oeste del río Dnipro, las fuerzas rusas ahora están preparando ubicaciones defensivas y construyendo sistemas de trincheras 60 kilómetros detrás de sus líneas de frente actuales, sostiene el MOD.

En un tweet, el Ministerio de Defensa evalúa que «las fuerzas rusas continúan dando prioridad al reacondicionamiento, la reorganización y la preparación de las defensas en la mayoría de los sectores de Ucrania. Las unidades han construido nuevos sistemas de trincheras cerca de la frontera de Crimea, así como cerca del río Siversky-Donets entre Donetsk y Luhansk Oblasts. Algunos de estos lugares están hasta 60 km por detrás de la línea del frente actual, lo que sugiere que los planificadores rusos están haciendo preparativos en caso de que se produzcan más avances importantes en Ucrania.

«Es probable que Rusia intente redesplegar eventualmente algunas de las fuerzas recuperadas de Kherson para reforzar y expandir sus operaciones ofensivas cerca de la ciudad de Bakhmut en el Óblast de Donetsk».

El general (retirado) Philip Breedlove, excomandante supremo aliado en Europa, dijo que «el mundo» espera que «Ucrania haga una pausa» en medio de las duras condiciones invernales, pero dice que cree que los altos oficiales ucranianos no intentarán detenerse durante el invierno. No le quieren dar tiempo a Rusia para ‘reconstituir sus fuerzas’, y si continúa el apoyo occidental, las fuerzas ucranianas seguirán avanzando”.

Lolo Raymondo

 

 

(Síganos en TwitterFacebook)
INGRESE AQUÍ POR MÁS CONTENIDOS EN PORTADA

Las notas aquí firmadas reflejan exclusivamente la opinión de los autores.

Más del Autor: