“1985” Más que una película

Mientras aquí ofrecíamos en la Plaza Independencia bienvenida al primer gobierno democrático post dictadura, en Argentina comenzaba un mega juicio a los militares que antes se habían apropiado del poder en el país hermano. Y meses después iban a la cárcel de por vida los principales integrantes de las Juntas responsables de crímenes comunes y de lesa humanidad. Nieto e hijo de argentinos, este film reafirma mi respeto por la segunda patria. Respeto que deberían tener en primer lugar, los «periodistas argentinos” que, ellos sí impunemente, bombardean a su país con descalificaciones desde los grandes medios.

Y también entre nosotros los “sabiondos” uruguayos que se ocupan de criticar todo lo que allí se hace incluso asegurando que en Uruguay es mejor. Eso sí, omitiendo referirse a este magno suceso. Entre los componentes del mismo cabe destacar la total conjunción del gobierno democrático de Raúl Alfonsín con el poder Judicial, personificado por Ricardo Darín en el fiscal Julio Strassera. Un testimonio de que cuando existe una voluntad política y coraje toda la justicia es posible.

Desde su accionar se gesta la trascendencia y unanimidad del logro, excepcionales al respecto, en la sociedad argentina. Mientras tanto, aquí aún arrastramos la cuestionada Ley de caducidad y todos los 20 de mayo una enorme multitud reclama esa justicia .No obstante, la esperanza sigue abierta desde los colectivos y en manos de integrantes del Poder Judicial quienes, fieles a su condición, consiguen, encarcelando culpables, mojones de reivindicación para la misma. Honran la Institución a la que pertenecen. Y a sí mismos.

A Marcelino García. Preso político muerto en el Penal militar de Libertad en 1977.

Por Luis Fabre

 

  

(Síganos en TwitterFacebook)
INGRESE AQUÍ POR MÁS CONTENIDOS EN PORTADA

Las notas aquí firmadas reflejan exclusivamente la opinión de los autores.

Más del Autor: