Elder Silva: Uno de los máximos exponentes de la llamada “Generación de la Resistencia”

Uno de los máximos exponentes de la llamada “Generación de la Resistencia”, Elder Silva, fue reeditado a 40 años de su primera publicación, en 1982, realizada en plena dictadura, cuando aún no se sabía cuánto podía durar esta y que se llevó puestos a varios de esa generación que estuvieron detenidos y algunos de ellos desaparecidos y culminó con la muerte de Vladimir Roslik en 1984.

“Líneas de fuego” fue presentado en la Casona de Villa Dolores por su intendente, Gabriel Weiss y el editor Diego Techeira, y contó con la presencia de un grupo de conocedores de su obra y devotos amigos que recordaron su poesía, su vida y algunas de sus anécdotas. Por lo que más que una presentación de una reedición poética —todo un acontecimiento para la poesía de nuestro país— se trató de un conversatorio sobre la poesía de Elder y su carismática persona.

Esta edición homenaje a 40 años de su primera publicación estuvo a cargo de la poeta María Laura Blanco y los poetas Luis Pereira Severo y Víctor Cunha, amigos personales de Elder Silva.

El último de los nombrados abrió el fuego de esas líneas que fue leyendo, escogiendo un par de versos por aquí y por allá para dar una idea de su poesía, pero antes había leído un dialogado entre Helena Corbellini y él sobre Elder Silva, un ejercicio de la memoria y de las trampas de la memoria. Puestos a recordar cómo conocieron al poeta tuvieron dudas y visiones distintas. Esa fue “la Generación del Mincho”, término que —según afirma Luis Pereira Severo en el prólogo de esta reedición—fue acuñado por alguien que participó de esas sesiones (Inés), pues todos ellos se reunían en ese bar a instancias de la revista “Cuadernos de Granaldea”, que orientaba Alejandro Michelena y que tuvo poca vida (diciembre de 1980 a junio de 1982) pero mucha influencia en aquel momento y hoy es objeto de culto. Incluso en el consejo editor estaba el propio Elder Silva que además fue director responsable en una determinada etapa.

Colocar la poesía “en el sitio justo de las cosas”

Víctor Cunha habló de un paralelismo entre los pájaros de Cohen y los de Elder Silva. “Como un pájaro en un cable,/ como un borracho en un coro de medianoche,/ he intentado ser libre a mi manera” empieza y termina el poema Leonard Cohen (“Como un pájaro en un cable”). Mientras que Elder dice, a propósito de los pájaros: “La poesía es un gorrión/ bailando en un cable de 220/ y eso es todo/ ¡no insistan!/ la poesía es un pájaro que tiembla”. Y el cable que los une es el sentido de lo dicho: la poesía es libertad porque sólo en libertad puede ser poesía.

Luego Luis Pereira nos habló un poco de las circunstancias de aquel tiempo, del año 1982 que ahora sabemos que la dictadura estaba en su etapa final pero que en aquel momento aún no se sabía, y de hecho siguieron cayendo militantes de la UJC y del Partido Comunista(1).

Esto es importante puesto que Elder Silva y algunos de los poetas del grupo Fabla (que estuvo integrado por el mismo Luis Pereira y Víctor Cunha junto a Atilio Duncan Pérez -Macunaíma-, Elbio Rodríguez Barilari, Aldo Mazzucheli y el acompañamiento de Eduardo Darnachauns) integraron la UJC o el PCU y junto a la actividad cultural realizaban tareas semi clandestinas y había que cuidarse las espaldas. Por eso, reiteró Pereira Severo, la poesía que se escribía «había que leerla entre líneas» y eso forzaba las metáforas.

Así sucedía en el bar Mincho, donde se juntaban en torno a la revista Granaldea, que lideraba Alejandro Michelena, y al cual acudían, entre otros, la escritora Helena Corbellini y Raúl Ferreiro.

María Laura Blanco, por su parte, dijo, al comienzo de su breve intervención: “nunca conocí a un enfermo con tantas ganas de vivir”, y mencionó algunas características del poeta: un fino oído poético que le permitía diferenciar poemas buenos y no tan buenos, incluso los suyos (a pesar del ACV tuvo capacidad de discernimiento), una gran energía vital y de trabajo donde, a pesar de su aspecto un tanto bohemio, tenía una disciplina rigurosa (se levantaba a las cinco y media de la mañana y escribía aunque se hubiera acostado tarde o no se hubiera acostado nada).

Elder era un gran lector, tenía curiosidad sobre todas las cosas, conocía a todos en el barrio e incluso en el Cerro —desde que estuvo a cargo del Centro Cultural Florencio Sánchez entre los años 1997 y 2015— podía ir a cualquier lugar y hablar con todos. La poeta María Laura Blanco destacó la calidad y calidez humana de su persona.

Participación colectiva

De entre las personas que fueron al evento, surgieron voces que completaron el recuerdo. Entre ellos Alvaro Ojeda que tuvo varias intervenciones donde recordó varios episodios de esa época, un concurso con alguna polémica al que Víctor Cunha recordó su propia participación como jurado, o las incursiones tangueras de Elder. Y el poeta, investigador en literatura, ensayista y docente Gerardo Ciancio, quien prologara “Agua enjabonada” (2) (es poesía reunida 1982-2012), comentó varias cosas sobre su obra y sobre su persona y, sobre todo, quienes hablaron pusieron énfasis que fue el primer poeta en utilizar un atril y hacer un espectáculo sólido, con características de showman. Pero esa actitud de “pararse ante la escena” tenía un objetivo y este era representar el poema de manera que tuviera mayor llegada al público. No era una impostura.

Cualquiera que lo haya visto arriba de un escenario podrá dar cuenta de que su “actuación” era algo de otro mundo, afable pero sin perder la firmeza, romántico pero comprometido y sobre todo porque su poesía hablaba desde el ciudadano común y sus sentimientos, su amor a Rampla y su pasión futbolera, la ciudad, el campo y el tránsito entre esos dos puntos, sus afinidades y sus definiciones.

El paisaje es cambiante, el campo en Elder —al decir de Luis Pereira Severo(3)— “no es la celebración maravillada del paisaje, el mero recuento de cerros, montes y arroyos, sino el registro de las marcas de lo humano en ese escenario”.

Notas

1.- Después de desatar un duro golpe contra la estructura sindical del PCU con la detención de 32 militantes y una oleada represiva en marzo de 1982, y de las caídas de 1981, de Pacella, Urano Miranda y Miguel Matto, desaparecidos, la oleada represiva contra el sector universitario en 1983, terminando en el operativo contra la Colonia San Javier y la detención y muerte de Vladimir Roslik. Tomado de: Operativos contra el Partido Comunista del Uruguay, en https://www.gub.uy

2.- Está integrada por: “Líneas de fuego”, “Calandrias”, “Perdidos en la noche”, “Basurales, consumo, etc.”, “A la cajera del Oxford”, “Visiones en replay”, “Luego del match Wanderers-River Plate”, “Cuadernos agrarios”, “Bocetos”, “De aeronáuticas”, “En el ómnibus”, “Página en replay”, “Comentarios en otoño”, “Proyecto de postal”, “Apuntes para un western”, “Secuencias de viaje”, Un viejo asunto con el sol”, “De alta costura/ Mercados”, “Itinerario incompleto”, “Un texto con pelota quieta”, “Montevideo: primera visión”, “Villa española”, “Instantánea de Agraciada y Valparaíso”, “Acción de gracia”, “Visiones en compañía de T.S.”, “Fotonovela; canción de perdedores”, “Campo de aviación en Salto”, “Encuesta.mayo de 1990”, “De ida”, “Zoom”, “La última atajada”, Secuencia tacuaremboense”, “Tiro penal”, “Plaza Budapest”, “Gracias Kerouak”, “Mal de ausencias”, “Gato al sol”, “Más allá de los algarrobos están quemando campos”, “Escrito en un 125 al Cerro”, “Barrio Saladero”, “Yacaré”, “Uruguaian poetry”, “Quebrar el cero”, “Alberto Spencer : héroe de una tarde”, “Mesa familiar”, “Cacerías”, “Nacido en 1955”, “La frontera será como un tenue campo de manzanillas”, “Cabellos al viento”, “Vuelta al mundo”, “Un gallo”, “Cerca de Picada de Elías”, “Invitación”, “El caballo de mi padre”, “De paso en Pueblo Lavalleja”, “Epitafio para Coco Soria : mi padre”, “Cuatro sugerencias para llevar minifalda”, “Al amanecer”, “Correo electrónico para Benavides”, “Lo que está en el aire”, “Vidas aparentes”, “Sachet”, “Aspirinas”, “Aguas envasadas”, “Recuerdos de vos”, “La vida es sueño 2”, Instantes de hotel”, “Bolt : el más rápido”, “Champú”, “Plásticos”, “Rampla Juniors F.C.”, “The Pantanoso River”, “Bar Bukowski. Muchacha en Puerto de la Cruz”, “Utilidades”, “En vuelo”, “Residencia San Agustín”, “Turistas”, “Otra derrota”,  “Deseos”, “22. Electro”, “En orden” y “Ausencias”.

3.- Elder Silva: la poética impura, de Luis Pereira Severo, 20/11/2020 en revista Extramuros (extramurosrevista.com)

Bibliografía

— El papel de las revistas culturales uruguayas del siglo XX en la difusión de la cultura y en la historia de las ideas, de Marcia Collazo, en http://letras-uruguay.espaciolatino.com

Por Sergio Schvarz 
Periodista y escritor

 

(Síganos en TwitterFacebook)
INGRESE AQUÍ POR MÁS CONTENIDOS EN PORTADA

Las notas aquí firmadas reflejan exclusivamente la opinión de los autores.

Más del Autor: