Huidobro si, Huidobro no. ¿Será esa la cuestión?

Supongo que a esta altura pocos ministros logren en un nuevo gobierno apenas asumido, tal nivel de cuestionamiento. Por mi parte creo que nuestro futuro ex Ministro, será, salvo algún dislate de antología de otro, el primero en iniciar el retorno a su hogar sin su cartera.

Acabamos de terminar nuestro largo periplo electoral por lo tanto me parece hasta de mal gusto andar decepcionándome. Por suerte existen los blancos, colorados y concertantes que me recuerdan que mi voto no puede estar en otro lugar.

Creo que a veces la necesidad de aclarar, se confunde con la de simplificar y termina en aseveraciones que poco reflejan la realidad. Anda circulando alguna versión por allí que pretende minimizar el pedido de renuncia de Huidobro por parte de las Redes Frenteamplistas mencionándolo como una marcha con poca convocatoria. Quienes dicen esto prescinden de la expresa decisión de quienes impulsaron esto. Descartaron convocar a una marcha.

walter 640x480Si a la carta se le sumara las declaraciones de varios sectores del FA pidiendo su renuncia, se estarían sumando miles de voluntades que respaldaron esas propuestas electorales. Las elecciones fueron tan recientes que fácilmente podría sumarse detrás de las declaraciones a miles de personas que votaron a esos sectores. Pero para no andar con sutilezas, que la fuerza política que ganó las elecciones haya dicho que las palabras del Ministro no la representan, podría interpretarse como una acumulación de voluntades contrarias.

Para ser más preciso no me imagino al FA, haciendo una declaración donde se apoye la gestión del Ministro. A veces por ausencia de dichos se está hablando.

Por si no se quiere mencionar detalles menores supongo que a nadie le quedarán dudas que las decenas de miles que marcharon en Silencio el 20 de mayo, opinan que Huidobro no solo debería ser más cuidadoso en sus dichos, más bien debería continuar hablando, pero en su casa, no en el Ministerio. Aquí creo que comienza a surgir un elemento nuevo y nada menor. Las Marchas del Silencio han sido sostenidas por quienes con dolor, dignidad y constancia han defendido la verdad y la justicia. Víctimas directas de la ferocidad del terrorismo de Estado año a año nos recuerdan que esa herida abierta nos lastima sin remedio, ni olvido.

Este año creo que se incorporó un elemento nuevo y contundente. Así como vimos a los jóvenes levantarse contra la barbaridad de bajar la edad de imputabilidad, esa misma generación hizo suyo el reclamo de justicia y caudalosa se volcó a la calle.
Me sorprende que las encuestadoras tan atentas a medir la opinión pública ante temas tan diversos no hubieran lanzado una compulsa sobre la simpatía y/o respaldo que tiene el Ministro en cuestión.

Pero justamente por eso creo que hay otros elementos que complejizan la situación.

En primer lugar trascendió o se declaró no estoy seguro, que el gobierno no remueve al Ministro porque el Frente Amplio no se lo pidió es algo así como…”otra vez la pelota en la casa de doña María”. Nadie puede dudar que el nombramiento de los ministros tuvo una negociación y acuerdo de partes. Me inclino a pensar más en Tabaré – Astori – Mujica que en sectores. Por tanto imagino que lo único distinto desde que decidieron que Huidobro fuera Ministro a hoy ha sido la enorme capacidad de FH, de calentar a un pueblo con sus intervenciones, no así las valoraciones de situación que hacen que lo mantuvieran en el cargo.

Casi como entre noticia y noticia, el Ministro de Finanzas remite la compra de un nuevo avión a la cartera de Defensa.

Trasciende por estos días la posibilidad de que nuestras fuerzas armadas participen en una nueva misión de paz, esta vez en República Centroafricana. Por si fuera poco también en estos días se estudia y pronto se votará la Ley de Presupuesto, la más importante norma que regirá todo el gobierno del FA, con el presupuesto de Defensa incluido. Nadie duda que el ministro goza del respaldo de las FFAA, hasta de su simpatía.

Todos los gobiernos, colorados, blancos y frenteamplistas han manejado con políticas específicas y cuidadosos balances desde la caída de la dictadura a hoy el tema militar.

Justamente la política de acuerdos, balances y concesiones nos han dejado aún hoy a décadas del conflicto con temas sin saldar. Pero no parece claro que justamente por estos días el gobierno se interese en incorporar un elemento más como la remoción del titular de la cartera, con lo que implicaría, desde por ejemplo encontrar alguien para el cargo.

Creo que la cuestión Huidobro es solo un aspecto que marca un cambio importante.

El recorrido hecho por muchísima gente, organizaciones, historiadores, políticos y simples protagonistas han instalado la famosa teoría de los dos demonios, como un relato equivocado o mentiroso de la historia. Basta con mirar un solo ejemplo, se inauguraron 29 Marcas de la Memoria, símbolos que recrean el recorrido cronológico de la lucha del pueblo uruguayo cada instalación ha estado rodeada de muchísima gente que se sintió representada, reivindicada, partícipe activa y necesaria de esa épica. Colorados, blancos, frenteamplistas, el movimiento obrero, los estudiantes, la iglesia, allí está guardado el recorrido de nuestra historia.

No fue un monumento escondido en ningún decreto, ni por acuerdo secreto. Se discutió y mucho para su aprobación, son parte del legítimo orgullo donde distintos actores se ven reconocidos. Eso es distinto.

Es distinto el reclamo de toda una generación por Verdad y Justicia.

Creo que la sociedad está pidiendo que miremos a las FFAA, como parte de la sociedad de hoy y por tanto liberarla del oprobio de unos pocos que se esconden detrás de una lealtad y compromiso con una conducta que no son responsables.

Que tamaño deben tener, cual su rol, eso es lo que debemos discutir. FFAA, expresamente subordinadas al poder de las instituciones democráticas. Nuevos fenómenos de violencia nos afectan y amenazan, la presencia creciente de bandas de narcos se apropian hasta de lugares de nuestra ciudad. ¿Cómo se combate esto?

Creo que es una tarea de Defensa colectiva, de todo el pueblo, esa si es una batalla de la sociedad toda contra la “subversión” corrupta y corruptora. Hay ejemplos de sobra en el mundo donde las FFAA y las fuerzas policiales, han sido infiltradas por narcotraficantes.

La vida siempre es una permanente batalla de agrupamientos de fuerzas, de lado de quien esté cada quien determina cursos de situación.

Precisamos que quienes tengan las armas sean confiables democráticos, artiguistas, no fuerzas en las que sospechemos. Me parece que esto es lo que hoy está instalado en la sociedad uruguaya. Nuestro futuro ex ministro es solo un símbolo más de un tratamiento viejo del tema.

Yo estuve en el sepelio de Nibia Sabalsagay, el ministro respaldó a Dalmao, nos separa una distancia enorme. Pero lo que habilita a pensar que Huidobro pronto dejará su cartera es que la sociedad uruguaya está expresando claramente una sensibilidad distinta.

Por Walter Martinez
Columnista uruguayo

La ONDA digital Nº 722 (Síganos en Twitter y facebook) 

(Síganos en TwitterFacebook)
INGRESE AQUÍ POR MÁS CONTENIDOS EN PORTADA

Las notas aquí firmadas reflejan exclusivamente la opinión de los autores.

Más del Autor: