Dasvidania Baby

Esta vez escribiré cortito. Mientras los corifeos de siempre se desgarran para explicar que el Presidente de la República es un ingenuo confianzudo, que heredó un delincuente temible de su padre para ser su jefe de custodia, su guardia de corps, que además fue el guarura de Shakira y de Ricky Nelson, queda en un segundo plano el problema de hasta qué grado las mafias son capaces de penetrar las esferas más altas del poder, porque eso es lo que demuestra el otorgamiento del pasaporte a Marset y el hecho de que un sujeto como Astesiano haya estado tan cerca del primer mandatario, que haya altos mandos policiales comprometidos en el espionaje y el acoso a periodistas y dirigentes sindicales y que senadores de la república o consortes de altos funcionarios estén comprometidos con las gigantescas coimas de Odebrecht, el lavado de cientos de millones de dólares, la entrega de pasaportes express a mafiosos presos en el extranjero y el ocultamiento de fortunas inimaginables a los pobres uruguayos que no son dueños de una isla del Egeo o de una parcelita en la Isla del Francés.

Pueden estar tranquilos. Nadie creería tan tonto al Presidente de la República, que ha probado no serlo, como para tener algún grado de compromiso con un custodio corrupto y peligroso (“¡¡mire que se le dijo!!”). Nadie va a poner en duda la honorabilidad de Lacalle Pou pero nadie puede negar que la mafia rusa está mucho más metida en nuestro país que lo que puede suponerse. Si este sujeto, valido de su condición de ex funcionario de la Dirección Nacional de Identificación Civil, ex policía y actual custodio del Presidente, fue capaz de participar en una asociación delictiva que habría suministrado cientos y tal vez miles de pasaportes uruguayos a sujetos rusos, haciéndose pasar por hijos de ciudadanos de nuestro país, quiere decir que esta asociación para delinquir forma parte de una red internacional que seguramente tiene que ver con la trata de blancas, el tráfico de armas y desde luego el narcotráfico a gran escala. ¿Para qué querría la mafia rusa pasaportes del paisito? ¿Cómo puede explicarse, en este país o en cualquier lado, la extraordinaria capacidad prolífica de los uruguayos para engendrar hijos rusos?. Esto recién empieza, cuando se sepa más tal vez podamos ver los tentáculos de una mafia que hasta ahora podía verse en las películas. Al lado de esto la fortuna fabulosa de la consorte de Sartori parecerá un bingo de ancianas.

Por el Lic. Fernando Britos V.

 

 

  

(Síganos en TwitterFacebook)
INGRESE AQUÍ POR MÁS CONTENIDOS EN PORTADA

Las notas aquí firmadas reflejan exclusivamente la opinión de los autores.

Más del Autor: