OEA: A propósito de la petición de reparación integral de las violaciones sufridas por la señora Silvia Flores.

La CIDH cuenta con un mecanismo único para la protección de los derechos humanos en la región, que es el sistema de peticiones, casos, las soluciones amistosas y las medidas cautelares. Mediante la presentación de una petición ante la Comisión Interamericana, las personas que han sufrido violaciones a sus derechos humanos pueden obtener medidas de justicia y reparación. En la medida que este mecanismo opere adecuadamente, las personas cuyos derechos hayan sido violados podrán contar con un instrumento de resolución de sus demandas, que no sólo podrá beneficiarlas para su caso, sino que también ofrece una importante herramienta a los Estados para adecuar situaciones estructurales de violaciones de los derechos humanos, a través de la implementación efectiva de las recomendaciones de la CIDH, o de acuerdos de solución amistosa por ella homologados y de la atención y cumplimiento de las medidas cautelares. Dicho sistema es una herramienta fundamental para lograr justicia y reparación en casos individuales, proteger a las personas, combatir la impunidad, y lograr reformas estructurales en las leyes, políticas y prácticas.

El 4 de junio de 2019 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (en adelante “la Comisión” o “CIDH”) recibió una petición presentada por la señora Silvia Angélica Flores Mosquera, (en adelante “peticionaria”, “los peticionarios” o la “presunta víctima”), en la cual se alegaba la responsabilidad internacional de la República de Uruguay (en adelante “Estado” o “Estado uruguayo” o “Uruguay”), por la violación de derechos contemplados en diversos instrumentos internacionales, por alegadamente no haber tenido acceso a un beneficio de prestación social establecido en la Ley 18.596 del 18 de septiembre de 2009. A pesar de haber sido reconocida como víctima de la dictadura entre el 9 de febrero de 1973 y el 28 de febrero de 1985. Por su parte, la Comisionada Presidenta Julissa Mantilla, indicó lo siguiente:

Desde la a Comisión Interamericana de Derechos Humanos, destacamos la trascendencia que reviste la firma de este acuerdo de solución amistosa y el reconocimiento de responsabilidad realizado el día de hoy por el Estado uruguayo, ya que la misma es una medida central, que constituye el primer paso hacia el resarcimiento del daño ocasionado y es el testimonio del compromiso de hacer efectiva la reparación integral de las violaciones sufridas por la señora Silvia Flores. Asimismo, esperamos que el cumplimiento del reconocimiento de responsabilidad aporte a la construcción de confianza entre las partes y que dicha colaboración se extienda hasta la resolución del asunto en trámite ante la Comisión alcanzando el cumplimiento total de las obligaciones que el Estado uruguayo ha asumido en el marco del acuerdo

 

DOCUMENTO

 

 

 

  

(Síganos en TwitterFacebook)
INGRESE AQUÍ POR MÁS CONTENIDOS EN PORTADA

Las notas aquí firmadas reflejan exclusivamente la opinión de los autores.

Más del Autor: