Difícil tarea la del ministro García, mostrar los logros del gobierno

Hoy en una nota del diario El País, manifiesta que por indicación del Presidente de la República tienen que mostrar los logros del gobierno, una de las tareas más difíciles de realizar. Sería más sencillo poner arriba de la mesa los anuncios, que han sido muchos, muy variados e imposibles de corroborar.

Dentro de los anuncios está que no tocaron los impuestos para cubrir los gastos. NOTICIA FALSA: 100 millones de dólares por año, con los 2 puntos del IVA en compras con débito (35 millones de dólares) y las modificaciones en la fórmula de cálculo del IRPF y el IASS (65 millones de dólares), y además el impuestos COVID (11 millones de dólares).
Nos dijeron a los uruguayos que no iban a traspasar recursos del las empresas públicas al gobierno central, pero de UTE sacaron 116 millones de dólares y de ANTEL 40 millones de dólares, otro anuncio falso más.

Que los salarios y jubilaciones no iban a bajar y por supuesto bajaron. En los 5 años de este gobierno los trabajadores seguirán perdiendo salario y, sólo en la mejor de las hipótesis, pasarán a ganar lo mismo que 2019 cuando termine el gobierno de Lacalle Pou. Para lostrabajadores/as y jubilados/as habrá sido media década perdida.
Estamos ante una emergencia en materia de seguridad pública, en donde los datos de los próximos días van a dar un crecimiento del delito muy importante. Y por si fuera poco el Ministro del Interior no pudo presentar un plan.

En el año 2021 hay 66 mil pobres más que en 2019 y esto significa un enorme retroceso para la integración social.
Nos anuncian la inversión publica récord para este año pero no sabemos en qué se basa esta afirmación, la inversión pública sigue cayendo y no se conocen planes concretos.
También un TLC con China, cuyo acuerdo de prefactibildidad iba a estar en diciembre, de acuerdo a lo que manifestaba el propio gobierno, otro anuncio que no se concreta.
Y así podríamos mostrar un mundo de promesas incumplidas, entre ellas que no iban a aumentar los combustibles y aumentaron 9 veces en menos de medio gobierno, por encima de los salarios y del IPC.

Por las dudas regalamos el puerto por 50 años, sin informe jurídico ni técnico, dejando al Uruguay preso de un monopolio privado e ilegal, que puede cobrar los precios que quiera sin control. Sumaron 3 millones de dólares a cada canal privado por poder trasmitir por Vera TV de Antel, y a los cableoperadores les dieron la licencia para la venta de internet privado para favorecer a las mismas empress. Inexplicable.

Desde que asumió el gobierno el presupuesto educativo bajo más de 100 millones, habiendo firmado el libro blanco de Eduy 21 que suponía un incremento presupuestal de 550 millones, otra promesa incumplida.

Una tarea difícil la que le encomendaron al ministro García, como le cuesta encontrar logros, descalifica.

Hay que estar muy nervioso para decir que al Frente Amplio “le faltó sentido nacional y de patria”, y cuesta mucho poder entender semejante descalificación.

Esta falta de criterio político es en parte por los resultados adversos de las encuestas y en parte por la falta de competencias para llevar adelante las sugerencias del presidente.

Hay límites que este gobierno pasa sin criterio. Parecen casos aislados, descalificaciones permanentes a los que pensamos distinto, ocupando el centro de ring a codazos.

Descalificando a la Universidad de la República, los sindicatos, la Fiscalía General de la Nación, el Instituto de Derechos Humanos, entre algunas de las institucionalidades que han sido atacadas.
En el caso del Frente Amplio y sus autoridades, deshonestidad intelectual, deslealtad institucional, antidemocráticos, entre muchos otras descalificaciones.

Si quienes opinamos distinto al gobierno nos analizan hasta la psiquis. Están perdidos y tiran manotazos de ahogado, pero la gente sabe evaluar bien. A esta táctica agresiva se responderá con militancia activa y responsable y hablando con la mayor parte de las organizaciones sociales del Uruguay.

Le prometieron a los uruguayos los mejores cinco años de sus vidas y han fallado, entre otras cosas porque analizan la política como si fuera un ring de boxeo y esa no es la forma en la que acostumbramos a manejar las diferencias en Uruguay.

Por Fernando Pereira
-Presidente del Frente Amplio

  

(Síganos en TwitterFacebook)
INGRESE AQUÍ POR MÁS CONTENIDOS EN PORTADA

Las notas aquí firmadas reflejan exclusivamente la opinión de los autores.

Más del Autor: