Esa maldita manía de andarse peleando

“Paso de moda el golfo, como todo viste vos, como tanta otra tristeza a la que te acostumbras”
Queso Ruso Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota.

La guerra no es simplemente un acto político, sino un verdadero instrumento político, una continuación de las relaciones políticas, una gestión de las mismas por otros medios.  Von Clausewitz.

La  guerra del Golfo, allá en el lejano Irak, provocaba conclusiones culturales como la de la canción citada al principio. Más de 30 años pasaron, Sadam Husen es solo un nombre que cada vez queda más escondido en los sucesos mundiales. Un conflicto regional que incluyó a Kuwait, Israel y por supuesto EEUU, que arrastró a aliados de la Otan al conflicto. Pozos de petróleo ardiendo, misiles volando hacia Israel, controlados por el escudo misilistico israelí, los monumentos de Husein tirados abajo, su muerte y poco más.

El conflicto Ucrania – Rusia nos sorprende con una invasión o intervención según quien la cité. Un lugar donde ya no está tan allá, sino que es bastante más acá.

Nuestro mundo conocido, la cercanía europea, tensó al mundo global excediendo muchísimo la ubicación territorial del conflicto. Los rusos en más de tres meses han ocupado un territorio formalmente perteneciente a Ucrania.  Desde hace muchos años se desarrolla el  conflicto donde fuerzas pro-rusas pelean por lograr  autonomía/independencia de Ucrania. Sería uno de los tantas controversias nacionales que pululan en estos tiempos. Nacionalidades que se reivindican a sí mismas.

.Como ondas expansivas gigantescas de los tanques y los misiles, el mundo económico y político ha tenido una movilidad y repercusión sin límite. El presidente de remera verde vocifera a los cuatro vientos denme armas que lo sigo peleando. EEUU, el gran beneficiado, mueve su industria armamentista con cifras siderales. Se acelera la integración de nuevos miembros de muy especial cercanía con Rusia. Por si faltara algo, la presión por sanciones económicas a Rusia también se convierten en una gran herramienta. Europa paga el impacto de las medidas, el combustible ruso es determinante en el funcionamiento europeo  o sea, como en la segunda guerra mundial, otra vez Europa sufre como epicentro de los impactos bélicos. Esta vez, será sobre todo económico el impacto. Ucranianos y rusos irán muriendo por ahí mientras las deudas por compras de armas, las dificultades para conseguir gas y petróleo y un nuevo mapa del comercio mundial se va rediseñando. El mundo unipolar, de relaciones capitalistas borró las fronteras ideológicas pero con ello las relaciones globales dieron nacimiento a nuevas alianzas, predominios económicos impensados, China se transformó en el gran socio comercial de muchísimos países, ofreciendo al mundo un gran mercado interno consumidor de productos. Algo así como un gran campo de intercambio de desarrollo para la paz. A tal punto que en América Latina casi se ha convertido en el principal socio comercial. Frente a esto EEUU, ¿que tiene para ofrecer para competir? Dinero para prestar, petróleo, ejércitos y armas.

Un gran político decía que cuando se produce una situación compleja o confusa para desentrañar hay que preguntarse ¿Quién se beneficia, quién se perjudica?

Caramba, con la coincidencia, El principal proveedor de dinero del mundo transfiere miles de millones de dólares en préstamos hacia quienes compran armas. Quien las vende, ups! el principal vendedor de armas del mundo. Quien lidera la OTAN?, caramba con la coincidencia, el mismo que presta dinero y vende armas, esta organización militar nacida para proteger fronteras ideológicas y que al desaparecer éstas se quedó sin razón de ser, se revitaliza hoy por la nueva amenaza rusa. Esta vez el oso no viene vestido de rojo sino de ruso peleador nomás.

Entonces la OTAN crece como hacía tiempo no crecía en países miembros. Neutrales históricos se alinean. El despliegue (que se divulga) de soldados desparramados en Europa eran de 40 000, esperan que con los nuevos planes en desarrollo, la  OTAN alcance a desplegar  300 000, en los próximos 10 años.

Estoy tentado a darle la razón a una profesora y politóloga que pocos días atrás me decía que el rol de los liderazgos en la historia de la humanidad es indiscutible y determinante, sin embargo algo me dice que “el macho alfa “Putin, con o sin cáncer, el comediante devenido en presidente en remera verde o los trajeados de pelo blanco Johnson o Biden son líderes, sí, pero detrás de cámara, se mueve un entramado poderoso, complejo, inteligente que define, regula y provoca que las cosas sucedan.

Por suerte, existen los pueblos, esos que a veces son sojuzgados, a veces son muchedumbre pero muchas veces son mareas incontenibles que cambian los rumbos de la historia, la democracia y sobre todo la paz está en esas manos, espero.

Por Walter Martínez

 

  

(Síganos en TwitterFacebook)
INGRESE AQUÍ POR MÁS CONTENIDOS EN PORTADA

Las notas aquí firmadas reflejan exclusivamente la opinión de los autores.

Más del Autor: