Recursos energéticos: Un problema que crece

La crisis energética de 1973 dejó duros recuerdos y «derrumbó la diplomacia» de los valores. Quién compra con dinero en la mano se lleva la mejor carga.

Y vuelven al ruedo olvidados analistas.

Richard Nixon, recordado por su «Watergate» ya hablaba de la guerra del futuro por el combustible. Hasta cita a Afganistán en su obra «La verdadera guerra». Pasaron a segundo plano el cambio climático, los refugiados y todo otro asunto, fuera de una cuestión que no sea la que ha mantenido ocupada a las naciones: conseguir combustible.

Desde el siglo XIX, las naciones (y los imperios) hacen desgarradores esfuerzos por asegurarse recursos fósiles. Y en sus despiadadas acciones colonizaron continentes, remodelaron paisajes, desplazaron poblaciones enteras y le apretaron el cuello a sus
aliados.

Cuando se pudo de moda la «globalización», los fabricantes de sueños anunciaron «un mundo final» al estilo de la novela de Aldous Huxley, gracias a las supuestas «virtudes pacificificadores de la interdependencia», al decir de «Le Monde Diplomatique» en un artículo titulado» Juego de roles» en su edición de junio/2022.

La interdependencia no produjo un mundo plano y cooperativo, sino al revés. Produjo quiebres y asimetrías, facilitando el dominio de las grandes potencias.

Los recursos energéticos serán el garrote que usarán a diestro y siniestro.

La lucha será a brazo partido. Primero, para poder abastecerse y segundo, para poder repartir lo que sobre entre los países necesitados.

El siglo XXI será la centuria, no de la Soberanía, sino de la insoberanía causada por el reparto de los recursos energéticos.

Por el Coronel ® Tilio Alberto Coronel Grillo
tcoronel946@gmail.com
 Ejército Nacional. Retirado 18 de mayo de 2009 /Presté Servicios como Observador Militar de Naciones Unidas en el SAHARA OCCIDENTAL ( 17 SET 1996 -17SET 1997), TIMOR ORIENTAL ( 2 AGO 2002 -2AGO 2003),REPÚBLICA ISLÁMICA DE AFGANISTÁN ( 26 MAR 2005 -26MAR 2006)

  

(Síganos en TwitterFacebook)
INGRESE AQUÍ POR MÁS CONTENIDOS EN PORTADA

Las notas aquí firmadas reflejan exclusivamente la opinión de los autores.

Más del Autor: