2° Informe OTAN; renueva su estrategia para la siguiente década

La Alianza Atlántica renueva en la Cumbre del 29 y 30 de junio en Madrid su estrategia para la siguiente década, en la que los escenarios de guerra abierta, incluida la nuclear, estarán sobre la mesa. Más de 50 delegaciones y 30 jefes de Estado asistirán a la cumbre, entre ellos, representantes de países ajenos a la Alianza como Ucrania, Suecia, Finlandia, Japón o Nueva Zelanda.

1. Concepto Estratégico 2022
En Madrid, la OTAN tendrá que redefinir qué “defensa colectiva” de la organización, tendrá que aprobarse en un nuevo Concepto Estratégico 2022, para mostrar su capacidad de adaptación constante frente a cambios profundos en el entorno de la disuasión, seguridad, defensa y respuesta que preserven el poder global militar y económico estadounidense1.

Un concepto que después de 30 años de hegemonía estadounidense se encontraba “vacío» en su contenido sin enemigos a la vista que disputasen la unipolaridad ejercida por EEUU.

Ello atañe a la reforma del artículo 5 de la OTAN que no especifica claramente el criterio de un “ataque armado” y, sobre todo, no desarrolla cómo se activa el concepto modernizado de defensa colectiva como respuesta inmediata, un ataque cibernético ¿sería motivo de respuesta?, o bien un ataque ruso a un convoy de armas de EEUU en Ucrania, la anexión de Taiwán, el ataque a un satélite en el espacio, o la destrucción de laboratorios estadounidenses dedicados a la guerra biológica en terceros países por poner algunos ejemplos.

2. Armas nucleares
Anteriormente la perspectiva de un ataque nuclear significaba el efecto disuasorio del Holocausto radioactivo, utilizar la amenaza continua para ganar guerras sin lucharlas y la destrucción mutua aseguraba evitar choques directos entre las grandes potencias pero la nueva línea de armas nucleares va en la dirección contraria: misiles inteligentes con una décima de potencia que las utilizadas en 1945, a prueba a escudos y que puedan utilizarse sin caer en la destrucción mutua asegurada de las potencias militares.

En la Cumbre de la OTAN la disuasión nuclear cobrará mayor importancia y se contemplará la modernización de las capacidades nucleares: nuevos formatos, introducción de la Inteligencia Artificial en las mismas, actualizaciones de las capacidades convencionales de apoyo al uso de las armas nucleares. No solamente se renuevan los arsenales nucleares, también se está procediendo a modernizar aeronaves capaces de transportarlas, a renovar los silos de misiles, los submarinos o a desarrollar misiles hipersónicos con capacidad de transportar cabezas nucleares.

La solución ofrecida no será desde luego el desarme. El panorama contempla un enfrentamiento directo con el TPAN2 (Tratado sobre la Prohibición de Armas Nucleares) que fue aprobado en 2017 en Asamblea General de Naciones Unidas y que entró en vigor el 22 de enero de 2021, se da la circunstancia que aquellos países que disponen de armas nucleares o que forman parte de la OTAN no asistieron a la votación de dicho tratado. Con  esto evitaron tener que votar en contra o abstenerse. Tica Font, fundadora del Centre d’Estudis per la Pau J.M. Delàs lo denuncia, mientras el mundo pide la prohibición de las armas nucleares, la cumbre de la OTAN de Madrid promoverá “desarrollar nuevas armas nucleares cuyo uso sea creíble y factible”3

3. Tecnologías disruptivas
Esta Cumbre hará frente al desafío de otras tecnologías disruptivas en el proyecto estratégico de la Alianza en momentos críticos donde mostrar su capacidad de adaptación constante frente a cambios profundos en el entorno de seguridad.

El primer lugar, el ciberespacio que se ha convertido en el núcleo del planteamiento de la OTAN en materia de disuasión y defensa como sostiene el informe «El futuro de la OTAN tras la cumbre de Madrid 2022», del IEEE (Instituto Español de Estudios Estratégicos)4 A diferencia del armamento nuclear, argumenta que no existe el concepto de ciberdisuasión y el “ciberespacio está en constante disputa”, no solo a través de ataques informáticos a instituciones, redes e infraestructuras, sino con propaganda y fake news, «formas de amenazas híbridas que complican aún más el entorno de seguridad»

Las medidas que se aprueben afectarán al desarrollo de otras tecnologías paralelas: la inteligencia artificial, el 5G y el IoT (Internet of Things), el Big Data, la computación cuántica5, los sistemas de armas hipersónicas y las nuevas tecnologías de misiles, los sistemas autónomos de armas, el control del espacio ultraterrestre o la biotecnología encauzada como arma de destrucción masiva de poblaciones civiles.

4. Competidores estratégicos militares y económicos
En concreto, la OTAN identifica a Rusia y a China como sus principales competidores estratégicos a nivel global tanto en el aspecto militar como económico. Si bien Rusia puede no representar un desafío tan sistémico para la comunidad internacional como representa China, el desafío ruso circunscrito principalmente al ámbito militar y a la amenaza del espacio europeo limítrofe, aunque eso no deja de lado el boicot al gas ruso impuesto a la UE en defensa del negocio del gas licuado estadounidense a pesar del mayor sobrecoste.

La «competencia extrema» según Biden: China tras la posguerra fría se ha convertido en la principal preocupación de la OTAN a nivel de su auge geoestratégico tanto por su exponencial desarrollo económico y tecnológico como por la influencia de la Nueva Ruta de la Seda a nivel global que rompe los equilibrios de poder en Europa y Asia Oriental, es el mensaje central del informe «NATO 2030: United for a New Era»

6 de noviembre 2020 y recogido también en los documentos de seguridad nacional de las administraciones Trump y Biden y avalado por los líderes de la OTAN en su última Cumbre de Bruselas de 20217, según la administración Biden, el «único competidor potencialmente capaz de plantear un desafío sostenido en el tiempo a un orden internacional estable y abierto».8

Las actividades económicas y de intercambio de China en la UE y países satélites si bien dichas actividades no presentan necesariamente una amenaza a la disuasión (principal cometido de la OTAN), pueden afectar a la Alianza de forma indirecta. En este sentido, el Informe OTAN 2030 cita la adquisición por parte de China de importantes nodos de infraestructura en Europa, tanto digital (redes de 5G en países aliados y socios) como física (puertos, aeropuertos, etc.). Ello podría afectar a la operabilidad y despliegue de las fuerzas armadas de la OTAN, cuyos movimientos y comunicaciones dependen del uso seguro de la infraestructura física y digital en territorio europeo en tiempos de futuros enfrentamientos bélicos.

1 https://www.ieee.es/Galerias/fichero/cuadernos/CE_211/Cap_1_ocho_conceptos.pd

2 https://aipaz.org/aniversario-tpan-peticion-al-gobierno-de-espana/

3 https://blogs.publico.es/otrasmiradas/60191/el-armamento-nuclear-y-la-otan-2022-obstaculos-para-la-paz/

4 https://www.ieee.es/publicaciones-new/cuadernos-de-estrategia/2022/CUADERNO_211_El_Futuro_De_La_OTAN.htm

5 https://www.xataka.com/ordenadores/computacion-cuantica-que-es-de-donde-viene-y-que-ha-conseguido

6 https://www.nato.int/nato_static_fl2014/assets/pdf/2020/12/pdf/201201-Reflection-Group-Final-Report-Uni.pdf&ved=2ahUKEwjjgPqo87T4AhVSR7gEHaCZCcMQFnoECAcQAQ&usg=AOvVaw1nZ8xbBkX DmS3xVlaqpvRP

 7 The White House, Interim National Security Strategic Guidance. (March 2021). Disponible en: https://www.whitehouse.gov/wp-content/uploads/2021/03/NSC-1v2.pd

8 Para un análisis en profundidad del concepto de competición estratégica desarrollado por el Pentágono, véase: Mahnken, T. G.»Competitive Strategies for the 21st Century: Theory, History, and Practice». Stanford, CA, Stanford University Press. 2012.

Por  Juan López Páez

  

(Síganos en TwitterFacebook)
INGRESE AQUÍ POR MÁS CONTENIDOS EN PORTADA

Las notas aquí firmadas reflejan exclusivamente la opinión de los autores.

Más del Autor: