«Memoria expandida»

Siempre interpreté y sentí la memoria como un legado: símbolo no manuscrito del alma de una época que viaja hacia el presente y nos interpela. Esa presencia se siente en el cuerpo y en los silencios a veces más que en las proclamas y en los gestos.

Por eso me resuena imaginar este legado encarnado también más allá de nuestras fronteras identitarias, nuestros rituales, nuestras señas y consignas. Por ejemplo, los  ojos inocentes y vivos de Nibia o Susana  los vi en emprendedoras sociales que llevan con propósito una idea hacia el mercado. Nada tienen de cerca a la política-o por lo menos-a nuestra forma de entender la política. Sin
embargo late allí un sentimiento de cambiar al mundo desde las acciones solidarias tangibles hacia los otros.

El empeño de Álvaro lo vi en la voluntad de los cooperativistas solidarios que hacen de la fraternidad, la colaboración y la búsqueda del bien común su razón de existencia.  Un sentido de trascendencia impregna muchas de estas iniciativas que poco tienen que ver con el “empresario de uno mismo”, paradigma neoliberal del nuevo capitalista.Muchos de ellos se identifica con el movimiento de las economías transformadoras como la Economía del Bien Común.

La mejor noticia es que los sueños de otro mundo posible están creciendo en suelo fértil. Otro suelo que no luce nuestras banderas o consignas.

La mala es que seguimos anclados a nuestras representaciones y gestualidades.

¿No será hora de crear, sentir y soñar junto a ellas y ellos, los que se animan a desafiar el “no hay alternativas” recuperando la solidaridad y la justicia desde otros territorios?Alejar nuestro reflejo pabloviano e instrumental de captar adhesiones y conectar a través del amor sería ser fiel al corazón del legado de las memorias. Como bucear debajo de la inscripción de la superficie para conectar desde el propósito de un mundo más justo.

Hay motivos para la esperanza.

Por Gualberto Trelles

 

(Síganos en TwitterFacebook)
INGRESE AQUÍ POR MÁS CONTENIDOS EN PORTADA

Las notas aquí firmadas reflejan exclusivamente la opinión de los autores.

Más del Autor: