Los hechos son graves, las justificaciones peores

En la vida pueden ocurrir hechos graves, condenables por toda la Sociedad. Pero, en política, cuando se degradan los valores, se pueden cambiar de asiento a víctima y victimarios y esto transformarse en una práctica criminal.

Hace unos meses en un encuentro de ediles, un curul del Partido Nacional, filmó a una compañera mientras se bañaba. El escándalo, fue grande y la censura, mayor aún. A los pocos días del hecho, el Presidente del Honorable Directorio, Pablo Iturralde, para sorpresa de propios y ajenos, reunió a mujeres del Partido Nacional y les dijo, «A los compañeros no se los denuncia públicamente, esto afecta la credibilidad del Partido». (SIC.)

Ahora, en el festejo del triunfo del NO, es violada una joven de 16 años, la noticia recorrió
los medios y las redes, se hizo viral.

Pues, la VOCERA del P.N., Senadora Gloria Rodríguez, comunica así los hechos. «No enfocarse en quién organizó la fiesta, la joven aceptó estar alcoholizada, esto no significa que los demás lo estuvieran, a lo mejor era ella la que estaba alcoholizada»( SIC). Seguramente, cubren uno o más hijos de…
Esperemos que la Justicia mire los hechos y no los apellidos.

Además de seguir la línea de Iturralde, ensaya una respuesta repugnante, casi culpando a la joven.

Despiden un trabajador de Devoto, por comer un sándwich viejo, que estaba para tirar.

Mieres, tan «activo él», no intervino, pero el Presidente de la Cámara de Comercio, Diego Yarza, lo explica así: «No es que el trabajador tuviera hambre, si no que ¡capaz que administraba mal su sueldo!

Estas «explicaciones TAN sínicas y culpando a las víctimas, en un País que hay hambre, hablan de que voceros del Gobierno y los Malla Oro, tienen una enorme facilidad de cubrir los hechos, caiga quién caiga para salvar la » honorabilidad de su Partido y de su clase.

¿Qué pensarán las familias del trabajador, que seguramente, no llega a fin de mes y los padres de la joven, a la que acusan de culpable, luego de haber sido violada, en una reunión de su partido ¿pensarán que todos y todas somos estúpidas? /. os…

El Partido Nacional es una secta cerrada, donde nadie se atreve a cuestionar estos métodos reñidos con la ética y la moral.

Por Esteban Nuñez

 

  

(Síganos en TwitterFacebook)
INGRESE AQUÍ POR MÁS CONTENIDOS EN PORTADA

Las notas aquí firmadas reflejan exclusivamente la opinión de los autores.

Más del Autor: