Paysandú | Diosas griegas y manipulación recargada

 

Una jornada en la Jefatura de Policía /

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, la Jefatura de Policía de Paysandú, para hacer algo distinto, promovió una charla para la que invitó a mujeres de diversos ámbitos del departamento (del Batallón del Ejército, de la Prefectura, personal de la salud, edilas, magistradas, legisladoras). En ese marco se llevó a cabo la presentación de un test cuya consigna – según divulgó después la abogada feminista Marina Morelli Núñez – era que permitiría “descubrir las diosas que llevas dentro”.

El Jefe de Policía, Eduard Álvez, dijo que el cuestionario del test fue elaborado por la sargento y psicóloga social Carla Manrique Romano. Ambos funcionarios suscribieron también unos bonitos “certificados de participación” por haber asistido a la charla que, como suele suceder, sirven para adornar los antecedentes de quienes emiten y de quienes reciben estos diplomas.

El test fue tomado por Manrique tal cual del libro Dioses Interiores; cómo identificar tu arquetipo personal, lanzado por Laura Winckler , a fines del 2008 por Kier, una vieja librería y editorial bonaerense dedicada exclusivamente a todas las formas de charlatanería y pseudociencia: astrología, quirología, tarotismo, esoterismo, etc.

El libro de la Winckler era promovido hace 14 años con estas frases que lo resumían: ¿Fue Marilyn «gobernada» por Afrodita? ¿Estuvo Einstein «habitado» por Apolo? ¿Elvis Presley, por Dionisos? ¿La Madre Teresa, por Deméter? Este novedoso trabajo es una herramienta formidable para explorar las personalidades femeninas y masculinas. Como un «zodíaco de mitos», parte de la idea de que en cada ser predomina una deidad: Afrodita, Atenea, Deméter o Hera en cada mujer, y Dionisos, Hermes, Apolo, Ares, Hefesto, Zeus, u Orfeo en cada hombre. Los dioses permiten descubrir la riqueza interior de los arquetipos, bajo la inspiración de la escuela junguiana. El objetivo es conectarnos con ese poder para convertirnos en los héroes de nuestra vida. ¿Cuál es tu dios? La autora acerca un interesante test para averiguarlo y un sinfín de ejemplos históricos para comparar, evolucionar y enriquecer las relaciones humanas cotidianas desde un enfoque absolutamente revelador.[i]

El cuestionario utilizado en la jornada sanducera despertó críticas en redes sociales que La Diaria reprodujo en un artículo días pasados. Manrique se apropió de la parte del test dedicada a las

Fernando Britos V.

mujeres. Mediante las 13 preguntas que incluyó determinaba si estaban “habitadas” por el arquetipo de clásicas deidades griegas, Hera, Deméter, Afrodita y Atenea. Las preguntas dirigidas a la vida sexual de las participantes fueron las que dejaron en evidencia la charlatanería del entrevero entre Jung y la mitología.

Por ejemplo ante la opción múltiple siguiente: “a) En la búsqueda del placer mutuo. Cada cual da y recibe recíprocamente; b) Hago el amor para estar encinta. El sexo me atrae poco, prefiero la ternura; c) Fácilmente excitada. Me gusta mucho hacer el amor, intensamente; y d) Lenta a poner en marcha. Mis pensamientos ocupan todo el espacio”.

Otros de los ítems fueron cuestionados por los micromachismos que suponían; por ejemplo, pedía marcar qué es “lo más importante para mí” y las opciones eran: “a) El casamiento, tener éxito en mi vida de pareja; b) Tener hijos; c) El amor y la pasión; d) Mi trabajo, el éxito profesional”. También cuestionaba sobre “el cuerpo” y las opciones que daba eran: “a) ¡Hay cosas más importantes que ocuparme de mi cuerpo! Ser seductora para mi marido me es suficiente; b) Tengo un cuerpo hecho para llevar hijos. Me gusta estar encinta; c) Me gusta mucho tocar a la gente que amo. Hago todo para ser atractiva, seductora y sexy; y d) Me es simplemente útil. Debe estar en buen estado de marcha… lo que siento cuenta más que mi apariencia”.

Las respuestas dadas por las mujeres permitían a Manrique “descubrir el arquetipo de diosa” que le correspondía a cada una. Por ejemplo, la diosa Hera indica: “El matrimonio es una unión durable que da sentido a su vida […] Si su pareja le es infiel o simplemente seductor, usted vive las tormentas de los celos”.

La diosa Deméter “predispone a ser una madre generosa para quien la frecuente”, mientras que Afrodita es “la pasión, el entusiasmo y la intensidad que gobiernan su vida” y con Atenea la mujer “está sostenida por su sabiduría, su combatividad y su inteligencia aguzada. Busca la paridad con los hombres y se ubica frente a ellos en un plan de igualdad”.

La sargento Carla Manrique Romano se volvió un personaje mediático hace unos meses cuando se dedicó a promover una aplicación para celulares destinada a la prevención del suicidio entre adolescentes y adultos mayores. Se presentaba como integrante de la Comisión Honoraria para la Prevención del Suicidio de Canelones.[ii]

De causa loable (prevención del suicidio) a vulgar charlatanería (las diosas interiores)

Manrique, posiblemente como fruto de una vocación tardía, se presenta como “psicóloga social”. El uso de ese título, que no es conferido ni reconocido por las Universidades en nuestro país, es un abuso, lamentablemente frecuente, porque de la misma forma aparecen “psicólogos criminalistas”, “psicólogos forenses” u otros que carecen de legitimidad y respaldo serio.

Según parece esta señora hizo estudios en una de las dos lucrativas instituciones privadas que, mediante el pago de sus cursos otorga un título aparentemente terciario como “auxiliar en trabajo grupal” y “operador en psicología social”. El carácter vagamente establecido de estos títulos se percibe en el “perfil del estudiante” que publicita una de estas empresas: “nuestros estudiantes son personas interesadas en profundizar en el autoconocimiento y en las formas de relacionamiento humanas”. El objetivo declarado de la formación que venden es “poder participar de trabajos en equipo y en comunidad desde una perspectiva capaz de resolver conflictos, de entender a que corresponden las reacciones y emociones personales de los demás y de entablar diálogos constructivos que superen barreras y obstáculos personales”.

Es lamentable que esta señora hasta hace poco empeñada en algo tan loable como la prevención del suicidio se haya embarcado en una charlatanería para nada inocua como la búsqueda de los arquetipos. De modo que es necesario descubrir el hilo non sancto que bajo la apariencia casi lúdica  de un supuesto test, tan parecido a los horóscopos a los cuestionarios de las “revistas del corazón” se encuentra en esta “exploración divina”, prejuiciosa, machista y reaccionaria.

Con los arquetipos, en tanto primitivos modelos misteriosos y esotéricos, la referencia última deriva hacia Carl Gustav Jung (1875-1961) el psiquiatra y psicólogo suizo. Su supuesta autobiografía (Memorias, sueños y reflexiones; MSR), que es en realidad un hábil recorte y pegue póstumo de su asistente Aniela Jaffé, ha sido considerada – con razón o sin ella – como uno de los “documentos espirituales” del siglo XX. El Jung retratado en MSR se presenta como un sabio clarividente, operador de milagros y un hombre santo que alcanzó su apoteosis a través de sus encuentros con los Muertos y con Dios. Se trata de un relato de evolución mística y su vida aparece como un ejemplo de sus teorías, la saga heroica de un hombre que sobrevivió el terrorífico encuentro con seres extramundanos, los arquetipos, provenientes de una realidad trascendente, el inconsciente colectivo. El mito de Jung ha perdurado y se ha convertido en un ingrediente de todas las charlatanerías pseudopsicológicas. Sin embargo, ahora me limitaré a estos señalamientos. Ya tendremos oportunidad de volver sobre “el Cristo Ario” en otros artículos. [iii]

Vamos a ver quien es Laura Winckler, la autora del libro que utilizó Manrique. Precisamente el 8 de marzo pasado, mientras la sargento operadora en psicología social desarrollaba su investigación sobre las diosas internas en Paysandú, Laura Winckler dictaba una conferencia sobre “La mujer en el Egipto Antiguo”, ante 81 personas en la sede Lyon de Nueva Acrópolis. La Winckler fue la co fundadora de Nueva Acrópolis en Francia, junto con su esposo el argentino Fernand(o) Schwarz    (nacido en Buenos Aires en 1951, que se trasladó a Francia en 1973 y que es el Director Nacional de Nueva Acrópolis en Francia).

La información y fotos sobre las actividades, conferencias y talleres de la Winckler – cuya nebulosa biografía se limita a decir que es escritora y filósofa especializada en filosofías orientales y en la obra de Jung (nada de fechas, estudios, etc.) – así como de las conferencias y talleres que permanentemente lleva a cabo por toda Francia puede verse en : https://news.nouvelle-acropole.fr/tag/laura-winckler/

La Winckler parece seguir los pasos de su esposo que el lunes 9 de marzo de 2020 había dictado una conferencia en Burdeos sobre “Muerte e iniciación en Egipto Antiguo” (https://news.nouvelle-acropole.fr/?s=fernand+schwarz&x=19&y=10). Fernand Schwarz, quien como vimos emigró desde Argentina a los 22 años, presenta una de las características típicas de los charlatanes: antecedentes falsos y rimbombantes, en su página web se presenta como “filósofo de la antropología simbólica por un nuevo humanismo”.

Su curriculum vitae asegura que es “Licenciado de Filosofía (UBA),  Licenciado de Historia del Arte (UBA), Diploma de Antropología (Escuela de antropología de Paris), Cruz de Plata de Artes, Ciencias y Letras de París, Presidente Honorario del Instituto de Ciencias Interdisciplinares de Antropología (Universidad de San José – Brasil)”.

Señala además que ha hecho cursos de: Museología : restauración y conservación, por el Prof. Ferreiros Díaz – España; Egiptología por el Prof. Barguet, Universidad de Lyon III, Francia y es o ha sido  “Maître de Conférences”, en la Universidad de Lyon III.

Investigar cada una de esas afirmaciones muestra que son falsas o exageradas. Aparte de la traducción al español, que es del propio Schwarz ( “Licenciado de… en lugar de Licenciado en …” que es lo propio de la UBA), la ausencia de fechas y la información, ocultada por él, de que habría emigrado a Francia a los 22 años, hacen virtualmente imposible que haya obtenido dos licenciaturas en la Universidad de Buenos Aires antes de 1973. El Diploma de Antropología también parece una truchada. La Cruz de Plata de Artes, Ciencias y Letras de París es el producto de unos mercachifles de condecoraciones que operan como “sociedad académica” y que las venden (cruces y medallas de estaño, bronce, plata, plata enchapada en oro, platino hasta oro con plaqueta de honor, todas con diploma). Cuanto más se paga mayor es la distinción. Se otorga a chantas que adornan sus antecedentes como pintores, escultores, escritores y pseudocientíficos. Este lucrativo negocio de estafa de la credulidad pública, carece de reconocimiento académico alguno. Su pompa y la nómina de ilustres desconocidos (así como los aranceles que cobra) puede verse en  https://www.arts-sciences-lettres.fr/ ( Schwarz no figura entre los que “obtuvieron” medalla, tal vez ni siquiera la haya pagado).

La modesta Universidad Municipal de San José (SC) en Brasil solamente ofrece cursos de Administración, Ciencias Religiosas y Ciencias Contables. Lo de la antropología es un invento de Schwarz que se autodesignó Presidente Honorario de un instituto que no existe. El egiptólogo francés Paul Barguet (1915-2012) nunca fue profesor de Lyon III (Univ. Jean Moulin) sino de Lyon II y hasta su retiro en 1981. Schwarz no figura como docente y mucho menos como maitre de conferences en Lyon III.

Las mentiras del fundador

El hilo que conduce desde el test de Manrique pasando por la charlatanería junguiana del arquetipo personal y el esoterismo de diosas griegas y del Egipto antiguo, nos conduce, a través de Winckler y su esposo, a Nueva Acrópolis Francia y de esta a la Organización Internacional Nueva Acrópolis que, como Schwarz, nació en la Argentina en 1957, fundada por Jorge Ángel Livraga (1930-1991). La organización se presenta como divulgadora académica de filosofía y culturas antiguas. Por otro lado ha sido descrita como una secta o movimiento religioso con un aspecto oculto de tipo paramilitar y profundamente reaccionario.

Livraga era adepto de los ideales teosóficos postulados por la ocultista rusa Helena Blavatsky (1831-1891) y perteneció a la Sociedad Teosófica de Argentina – en la cual decía que había hecho cursos sobre filosofías orientales, hinduismo y cultos tibetanos – de la cual fue expulsado por sus ideas de extrema derecha. Livraga fundó una revista en 1957 denominada Estudios Teosóficos que intentaba combinar las ideas de la Blavatsky con las de Platón (especialmente con el neoplatonismo), Pitágoras, Confucio y un despliegue del esoterismo para la formación de la juventud. En 1972 se trasladó a España y allí se inició Nueva Acrópolis en Europa. Sus discípulos, Delia Steinberg Guzmán y el ya mencionado Fernando Schwarz se establecieron como directores de la filial española y francesa respectivamente.

Poco después de su creación la secta se extendió a Uruguay, Chile y Perú. En 1981, la secta sufrió una escisión; la esposa de Livraga, Ada Albrecht, le abandonó y fundó la Asociación Mundial Hastinapura. En 1988 el jefe mundial de la secta fue condenado por tenencia de armas en Madrid, donde murió en 1991.

La biografía de Livraga es una colección de mentiras y engaños. Por ejemplo, afirmaba haber recibido el Premio Nacional de Poesía en la Argentina (desde luego sin especificar el año) por su obra Lotos. Como hizo después su discípulo Schwarz, Livraga decía que había estudiado Historia, Arqueología y Arte en la UBA pero no hay la más mínima constancia de que lo haya hecho. Sus exégetas afirman que perteneció a la Real, Muy Antigua e Ilustre Cofradía de Caballeros Cubicularios de San Ildefonso y San Atilano aunque no existe registro de la pertenencia de Livraga a la misma [iv]. Su biografía oficial lo menciona como miembro de la Academia Internacional Titus Burckhardt la cual es una editorial de autopublicaciones perteneciente a Nueva Acrópolis con sede en Roma y a la Academia Filo-Bizantina Internacional, grupo adscrito a Nueva Acrópolis fundado por el mismo Livraga. Antiguas biografías lo señalaban como doctor en filosofía de la Academia Azteca de Artes (una fantasmada más) sin embargo no existe registro de esta academia y la propia Nueva Acrópolis ya no lo menciona entre sus atestados.

Algunas de sus biografías dicen que fue Director honoris causa del Museo Arqueológico Rodrigo Caro de España que tampoco existe. Lo más parecido sería el Instituto de Arqueología y Prehistoria Rodrigo Caro, pero en esa institución no hay rastros de Livraga ni de que el título exista.

Tras el fallecimiento de Livraga (en 1991), la argentina Delia Steinberg Guzmán – hasta ese momento directora de la sección española – lo sucedió en 1992 en la dirección internacional. En 2005 fue nombrada presidenta adjunta Beatriz Díez-Canseco Bustamante, exdirectora de la filial peruana. Tras la reunión internacional de abril de 2011, esta fue reemplazada por Georgios Alvarado Planas, director de OINA en Grecia. Desde 2020, el nuevo «presidente internacional» es el español Carlos Adelantado Puchal, y Delia Steinberg Guzmán se transformó en la «presidente honorífico».

Lo que hay detrás del ocultismo y su filosofía

Nueva Acrópolis extrajo parte de su cosmología de la Sociedad Teosófica, de la que se abrió con la expulsión de Livraga, pero el líder abrevó también en otras escuelas esotéricas y en autores como el italiano Julius Evola (1898-1974) ( con sus creencias metafísicas, mágicas y sobrenaturales, sus fantasmas, la telepatía, la alquimia, su racismo y sus héroes viriles [v]) y el francoegipcio René Guenón (1886-1951).

Aunque los adeptos a Nueva Acrópolis y sus acciones han sido calificadas como neonazis y neofascistas se enmarcan, más allá de grandes coincidencias, con la ideología ultraconservadora del Tradicionalismo de tipo español, que promueve una sociedad jerárquica y disciplinada con conceptos ideológicos que se visten con Platón, Nietzche y Confucio. En tal sentido, los promotores de la secta consideran que la democracia es decadente y son profundamente antizquierdistas.

Su modelo anhelado es el de una sociedad de castas fuertemente jerarquizada en el marco de una teocracia esotérica. Tal jerarquización incluye un racismo esencial porque consideran que la humanidad está dividida en siete razas, donde la “raza blanca” ocupa la cúspide y la “raza negra” ocupa el último lugar. Pero el delirio racista no termina ahí sino que cada raza se divide en siete subrazas, de modo que la más elevada entre los blancos es la subraza germánica y la inferior es la subraza hebrea.

Nueva Acrópolis es una organización fuertemente homofóbica (excluye expresamente a los homosexuales) lo cual la ubica como enemiga de todo tipo de derechos con base en su exclusivismo aristocratizante. La estructura interna de la secta, como de la mayoría de organizaciones dogmáticas y órdenes religiosas, refleja su espíritu autoritario. Livraga era considerado el Comandante Mundial y los directores regionales eran Comandantes Nacionales. El escalafón se completaba con otros títulos descendentes como Dirigente, Instructor, Adepto y el título de novicios, los Probacionistas a quienes se les asignaba trabajos manuales bajo la forma de un “voluntariado de servicios” para la secta.

A nivel público los Comandantes son llamados Directores o Presidentes y los Instructores son llamados Maestros. Los aspectos paramilitares, incluyendo el entrenamiento con armas, se mantiene cuidadosamente oculto. Sin embargo, hace unos veinte años, Nueva Acrópolis arrendaba una casa rodeada de setos en el Barrio Jardín de Montevideo (ubicado entre Bulevar Artigas y Bulevar España). Desde los edificios altos de los alrededores era posible ver a los miembros de la organización, vestidos con botas y ropa de camuflaje, haciendo ejercicios gimnásticos, saltando desde los balcones y entrenándose con garrotes en el jardín. También colocaban afiches y repartían volantes promoviendo cursos de filosofía.

Hoy en día a nivel mundial, el entrenamiento militar se ha vuelto más discreto al tiempo que lo que se destaca son dos aspectos fundamentales: los cursos de filosofías orientales (y sobre todo junguiana en Europa) y las acciones de voluntariado presentadas como intervenciones ecológicas o de ayuda comunitaria [vi].

Según el reglamento para miembros de Nueva Acrópolis en sus artículos 10º y 15º, los Adeptos, bajo pena de expulsión, tienen el deber de:

“Abstenerse de toda crítica a los Dirigentes, Instructores y compañeros. De los primeros en todos los casos; de los últimos en lo referente a cuestiones personales” y de “acatar las disposiciones y ordenanzas emanadas de los Mandos naturales, y respetar a los miembros más antiguos, tengan o no algún cargo”.

Un elemento fundamental de la cosmología de Nueva Acrópolis tiene relación con su escatología esotérica y apocalíptica que plantea la creencia que la humanidad se encuentra actualmente en decadencia como lo predican distintas religiones. Desde el Apocalipsis de San Juan (y sus siete arcángeles trompeteros Miguel, Gabriel, Uriel, Chamuel, Rafael, Jofiel, y Zadkiel), hasta el Ragnarok nórdico (la batalla final del “destino de los dioses” encabezados por Odín) y el Kali Iuga védico (la “era de la riña y la hipocresía” bajo el dominio de Kali que dura 432.000 años) la creencia apocalíptica forma parte de un concepto pseudohistórico que se refiere a presuntos ciclos de esplendor y decadencia de la humanidad. El relato esotérico se condimenta con todo tipo de mitos pseudohistóricos, como por ejemplo la existencia de la Atlántida y de Lemuria (esta última habitada por los Yetis).

Myrna García, una psicóloga mexicana perteneciente a la organización Red de Atención a Víctimas de Sectas (Ravics) se refiere a la necesidad de entender cómo se pueden utilizar las doctrinas filosóficas y pseudohistóricas para manipular a las personas. García advierte que uno de los errores principales cuando se habla de sectas es creer que solamente captan a personas en situación de vulnerabilidad.

Sin embargo, las sectas suelen jugar con la necesidad del ser humano de superarse y buscar nuevos desafíos vitales, así como con valores como la búsqueda de la felicidad y la oportunidad de ayudar a los demás. De este modo sectas como Nueva Acrópolis pueden captar a personas de todas las edades y ocupaciones. Utilizan mitos, leyendas y doctrinas esotéricas para instaurar un orden piramidal y la obediencia a la organización.

Los sistemas piramidales, como los que emplean muchas empresas de venta de bienes y servicios, se aplican invariablemente a las sectas de modo que cada persona que inscribe a un nuevo integrante obtiene una ganancia (puede ser parte del beneficio que genera el iniciado o el ascenso en la estructura sectaria). En una secta o en una organización piramidal los únicos que verdaderamente ganan son los altos mandos. El poder sobre los integrantes y consiguientemente su explotación económica es fundamental para la vida de la secta. Nueva Acrópolis vende cursos, servicios y publicaciones, recauda mensualidades y utiliza el trabajo de sus miembros para obtener ganancias, incluso sus acciones aparentemente filantrópicas tienen como fin no solamente ganar prestigio sino recaudar dinero.

En marzo del año pasado se publicó “Latinoamérica: alerta por arremetida de sectas en pandemia” escrito por Victoria Dannemann (se accede en: https://www.dw.com/es/latinoam%C3%A9rica-alerta-por-arremetida-de-sectas-en-pandemia/a-56738200). El artículo cita a dos expertos. “La pandemia ha generado una situación de altos niveles de ansiedad, incertidumbre y crisis a múltiples niveles, no solo económico sino también personal. Este contexto es propicio para que las sectas se expandan y diversifiquen sus actividades”, dijo Miguel Perlado, especialista en sectas y supervisor clínico de la Asociación Iberoamericana para la Investigación del Abuso Psicológico (AIIAP).

«Los líderes sectarios manipulan el miedo y la necesidad de la persona de sentirse feliz y protegida. Se aprovechan de ello para vender su doctrina y que todos los problemas se resolverán si se les unen”, indica la ya citada Myrna García, presidenta de  la organización internacional  RAVICS que presta asistencia y consejería.

Las restricciones de movilidad y contacto social también han contribuido. García observó que «en la medida que alguien se aísla pierde apoyo. Se sumerge en su mundo y empieza a desarrollar miedos, que los líderes sectarios incrementan y manipulan, diciendo que se va a acabar el mundo, que este es el apocalípsis. Hemos visto un aumento de casos de víctimas con psicosis, que se aíslan y desarrollan una distorsión”.

Sin llegar a esos extremos las legítimas inquietudes feministas resultan atractivas para introducir algunos de los temas preferidos por las sectas. Naturalmente que tanto la sargento Manrique como el Jefe de Policía Alvez no han de haber advertido lo que se contrabandea bajo la búsqueda del arquetipo de las diosas griegas. De haberlo percibido los dos distinguidos funcionarios no habrían promovido ingenuamente la actividad del 8 de marzo ante su auditorio femenino.

Muchas veces los juegos proféticos, la venta de horóscopos, tirar las cartas o jogar os buzios son vistos como simples entretenimientos inofensivos. Sin embargo, detrás del ocultismo, el esoterismo y la acción de las sectas siempre hay un fin manipulador, engañoso, abusivo. Ya vimos que en la Winckler y su descubrimiento del arquetipo mitológico individual, de corte junguiano, se escondía el veneno patriarcal, racista y manipulador de la secta Nueva Acrópolis. Habrá que estar atentos a estas jugarretas. Si alguien propone la búsqueda de arquetipos, investigue. Hasta las diosas clásicas se lo agradecerán.

Lic. Fernando Britos V.

[i]La operadora Manrique tomó las preguntas para su test del libro de Laura Winckler pero ésta, a su vez, no había sido original pues utilizó un texto de la psicóloga francesa Christine Champougny-Oddoux, titulado “Mujer y diosa, así simplemente” que la autora promovía diciendo . “Todas nosotras estamos habitadas por fuerzas interiores, los arquetipos. Estos se mantienen vivos en la memoria colectiva e influyen sobre nuestra manera de ser en el mundo y nos vuelven únicas. Los arquetipos de las diosas griegas nos ofrecen una herramienta pertinente para conectarnos con el Sagrado Femenino”. Esta señora, también conocida como Kristin Oddoux, dice ejercer la psicoterapia humanista y espiritualista, en su consultorio, desde 1993. Reconoce haberse formado en la terapia guestáltica y haberse aplicado después a la psicología analítica junguiana.

[ii]    La Diaria – 18/11/2021Se presentó en el Parlamento una app para prevenir el suicidio, pero falta autorización para que comience a andar – por Federico Medina –  “La psicóloga social Carla Manrique integra la Comisión Honoraria de Prevención de Suicidio de Canelones. Consciente de las carencias de formación y atención en prevención del suicidio en su departamento, comenzó a dar talleres en liceos, clubes sociales y otras instituciones de la comunidad. Una tarde, mientras charlaba con su hija adolescente sobre la Línea de Vida de ASSE y cómo llegar a los más jóvenes, la chica le comentó que los jóvenes de su edad no llaman por teléfono, sino que usan aplicaciones. “Mamá, tendrías que hacer una app”, le recomendó.

A partir de ese consejo, Manrique empezó a pensar en cómo concretar la idea, a la que se sumaron el desarrollador Facundo Urroz, el doctor en neurociencias y psicólogo Jorge Delgado di Biase, la diseñadora gráfica Inés Álvarez y el programador web Cristian García.

“Esto nace de la necesidad de la comunidad, de la gente común que está pidiendo respuestas a un Estado omiso”, dijo Manrique a la diaria. “Este es un problema con varias décadas. Nosotros nos decidimos a avanzar y en tres meses tuvimos pronta la aplicación”, agregó.

Presentaron la iniciativa este miércoles en el edificio anexo del Palacio Legislativo, para visibilizar el proyecto entre los parlamentarios y a los medios de comunicación. La senadora del Partido Nacional Graciela Bianchi fue la encargada de darles la bienvenida y dijo que este no debería ser un tema que dependa de banderas políticas; asistieron también otros legisladores de su partido, del Frente Amplio y del Partido Colorado.

El periodista Julio Ríos fue el maestro de ceremonias de una primera mesa conformada por figuras públicas comprometidas en la prevención del suicidio: la actriz Cristina Morán, el exfutbolista Jorge Seré y la comunicadora Karina Vignola, que con su testimonio de resiliencia, luego de haber pasado por un intento de autoeliminación, destacó “la importancia de pedir ayuda, y la necesidad de la educación emocional en todas la instituciones educativas del país”.

La Comisión Honoraria de Canelones es encabezada por el Crio. (R) Favio Cuña quien precisamente en noviembre pasado defendió su tesis de maestría en el Centro de Altos Estudios Nacionales (CALEN) del Consejo de Defensa del Uruguay. Dicha tesis se tituló “Suicidios: la estrategia nacional de prevención en Uruguay”.

 

[iii]El Cristo Ario forma parte del título de una de las extraordinarias obras documentadas sobre Jung : Noll, Richard ( 1997) The Aryan Christ. The Secret Life of Carl Jung. Ed. Random House; Nueva York.

[iv]   La Real, Muy Antigua e Ilustre Cofradía de Caballeros Cubicularios de San Ildefonso y San Atilano es una corporación nobiliaria originada en España en el siglo XIII. Tiene su sede en la Iglesia Arciprestal de San Pedro y San Ildefonso en Zamora. La Cofradía tiene una doble naturaleza, civil (registrada como asociación) y canónica (asociación privada de fieles) por lo que el Obispo de Zamora es su presidente. La entidad tiene como finalidad específica custodiar las reliquias de San Ildefonso y San Atilano y fomentar la devoción por ambos santos. Se reúne en Capítulo dos veces al año (el 23 de enero fiesta de San Ildefonso y el 5 de octubre fiesta de San Atilano) oportunidad en que veneran las reliquias tras una liturgia en rito mozárabe (antigua liturgia visigótica). Pueden ser Caballeros Cubicularios quienes acrediten nobleza familiar (exclusivamente por el primer apellido) o, excepcionalmente nobleza personal (es decir quien ha hecho una contribución extraordinaria en las Ciencias, las Letras o las Artes y sobre todo que ha prestado un servicio a la Corona). También aquí se cuela “la pureza de la sangre” porque los aspirantes deben demostrar legitimidad y cristiandad familiar. En la actualidad forman parte de la Cofradía unos 200 caballeros bajo el Patronato Real de Felipe VI y de su padre el Rey Emérito Juan Carlos como Hermano Mayor Honorario. Los infantes y príncipes españoles son Caballeros Cofrades de Honor y el Cardenal Cañizares es el Capellán de Honor. Son cofrades corporativos la Armada Española y el Colegio San Ildefonso de Madrid. En 1971 se constituyó el Brazo de Damas de la Cofradía cuya Primera Dama de Honor, es la Reina Emérita Sofía. La insignia de la Cofradía está formada por una Cruz Mozárabe ribeteada en oro que luce en su centro dos mitras con sus ínfulas doradas y arriba una corona visigótica. En los actos sociales, la insignia cuelga al cuello de los Caballeros con una cinta de moaré verde y roja (los colores de “la seña bermeja” que es la bandera de Zamora). Espectaculares son los hábitos que deben lucir los cofrades. El hábito de coro que invisten en los actos litúrgicos está formado por un manto capitular de moaré verde (una suntuosa tela de seda de aspecto ondulado y del color de los magnates castellanos), que lue en un costado la insignia de la Cofradía y unos cordones blancos de seda que penden del cuello. Los seglares llevan también un birrete verde con la insignia al frente y guantes blancos. Las damas visten de negro con mantilla y peineta española. En caso de fallecimiento, el hábito de coro ha de servirle de mortaja al cadáver del Caballero Cubiculario.

[v]Dicho sea de paso, Evola justificaba la dominación masculina y el sometimiento total de las mujeres como parte de una sociedad puramente patriarcal que exigía que estas volvieran a sus roles de género subordinados a la autoridad masculina.

[vi]La Asociación Cultural Internacional Nueva Acrópolis asegura estar presente en 50 países, contar con 15.000 miembros y cientos de miles de simpatizantes. En Uruguay siempre ha sido una secta con muy pocos docenas adherentes. Cuenta con dos sedes, una en Pocitos y otra en Las Piedras, una página Web y presencia en las redes y promueve actividades bajo tres acápites: la Escuela de Filosofía, las Actividades artísticas y culturales y el Voluntariado. Naturalmente muchas de las actividades son repeticiones de los mismos contenidos bajo distintas denominaciones. Los aspectos paramilitares parecen haberse canalizado desde hace unos años a traves de “Artes Marciales Filosóficas” (??!!) y Cursos de Tai-Chi.

Foto de Portada: Laura Winckler 

 

La ONDA digital N.º 1030 

(Síganos en TwitterFacebook)
INGRESE AQUÍ POR MÁS CONTENIDOS EN PORTADA

Las notas aquí firmadas reflejan exclusivamente la opinión de los autores.

Más del Autor: