¿EE.UU. y Europa tienen agenda distintas sobre el tema Ucrania?

El canciller alemán Olaf Scholtz se encuentra con el presidente Vladimir Putin en Moscú. Antes se reunió con el presidente de Ucrania en Kiev, sosteniendo un diálogo que no incluyó la membresía de la OTAN para dicho país. Serguey Lavrov, ministro de Relaciones Exteriores ruso respondió a periodistas que “siempre hay chance para un acuerdo”. Putin dijo que los ejercicios militares están cerca de llegar a su fin si se avanza en las negociaciones.

Mientras la Duma (parlamento ruso) llegó a deliberar sobre “reconocimiento” a la independencia de las provincias ucranianas de Donetsk y Luhansk, el presidente Putin aclaró que esa decisión debe emanar de una propuesta del ministerio de Relaciones Exteriores , desautorizando la validez de la iniciativa.

La OCSE (Organización para la Seguridad y la Cooperación de Europa) tendrá un encuentro inminente con Lavrov. Un tema de la agenda será “repasar” los principios fundacionales de los acuerdos de Helsinsky, sobre soberanía e independencia de Finlandia, de 1975, que definieron su posición de neutralidad entre Estados Unidos y la entonces Unión Soviética. El portavoz del ministerio de Defensa de Rusia, Igor Kunashenkov, anunció ayer la retirada de algunas de sus tropas de los ejercicios cercanos a la frontera con Ucrania. El presidente de dicho país, Volodímir Zelensky, dijo que tenían que comprobar la retirada, en declaraciones a la BBC.

El presidente de Estados Unidos, Joseph Biden, expresó en discurso televisado que “aún no se ha podido verificar la retirada de tropas anunciada por Moscú”, “sería bueno, pero aún no lo hemos verificado”. El presidente Putin reiteró que “por supuesto no quiere una guerra en Europa” pero las preocupaciones de seguridad de su país deben ser tomadas en cuenta por occidente”. En Bruselas el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, dijo a la BBC que las “señales de Moscú dan alguna razón para un optimismo cauteloso”.

Esta enumeración de fuentes reconocidas, confirma que la retórica beligerante de muchos líderes y medios de comunicación es parte de una estrategia comunicacional que busca evitar informar con una mínima objetividad acontecimientos de magnitud y peligrosidad extremos.

Dos conclusiones evidentes se imponen en forma clara: Estados Unidos se encuentra en una etapa de fin de ciclo de su hegemonía mundial. Y Europa, aun siendo aliada, tiene su propia agenda y desarrolla su propia estrategia política y diplomática. Busca asegurar la paz y proteger sus intereses. Coincidan o no con los de Estados Unidos. Hasta ahora la diplomacia europea, con Emmanuel Macron y Olaf Sholtz como cabezas, está prevaleciendo en su estrategia, en su terreno y con sus intereses en juego en primer lugar.

Por Carlos Pita
Fue embajador de la República en Chile, España y Estados Unidos

La ONDA digital N.º 1036 (Síganos en Twitter y Facebook )
INGRESE AQUÍ POR MÁS CONTENIDOS EN PORTADA 

(Síganos en TwitterFacebook)
INGRESE AQUÍ POR MÁS CONTENIDOS EN PORTADA

Las notas aquí firmadas reflejan exclusivamente la opinión de los autores.

Más del Autor: