Expectativas: Europa quiere paz

Hoy se realizará una reunión que abre una expectativa positiva sobre la situación ucraniana. Los gobiernos de Alemania, Francia, Ucrania y Rusia abogan por encontrar un camino de diálogo y diplomacia para la paz basados en la instrumentación y desarrollo de los Acuerdos de Minsk.

El denominado “formato de Normandía” dará cabida a un esfuerzo de las mismas naciones que llegaron en 2014 a la solución (imperfecta para algunos y pendiente de cumplimiento total para muchos).

La noticia llega luego de sendos encuentros entre Emmanuel Macron y Vladimir Putin y Olaf Scholz (nuevo canciller alemán) y Joe Biden. El encuentro Putin – Macron pareció más fluido y coincidente que el de Biden y Scholz. En este; Biden apeló en declaraciones posteriores; a que si se producía “la invasión de Rusia a Ucrania, no funcionaría el gasoducto Nórd Stream II.  Muy diferente a las declaraciones de Scholz que si bien reafirmó la alianza histórica de Alemania con Estados Unidos, planteó que lo primero es el diálogo y la diplomacia para la paz. Es evidente que hasta ahora Biden y Blinken (su secretario de Estado) no han podido imponer a Europa su postura de inflacionar el peligro de guerra.

Europa y Rusia conocen la guerra. Decenas de millones de habitantes perdieron la vida en la segunda conflagración mundial y padecieron la guerra de los Balcanes y sus consecuencias en la última década del siglo pasado. El espanto de ese recuerdo tiene incidencia en las diferentes posturas. Estados Unidos se encuentra a miles de quilómetros y un océano de por medio del escenario de un eventual conflicto bélico. Resulta difícil de creer la sistemática y obsecuente posición de la mayoría de los grandes medios occidentales hacia las informaciones proporcionadas por la Casa Blanca, aludiendo a movimientos que “anuncian una inminente invasion”. Una y otra vez rusos y el propio gobierno ucraniano dicen otra cosa. Cada vez que se les pregunta a los voceros de la Casa Blanca por las evidencias que sustentan sus afirmaciones, estos responden que son fuentes confidenciales de inteligencia. Esto hace recordar a muchos las “armas de destrucción masiva” que decían tenía en su poder Sadam Hussein cuando invadieron Irak. Los hechos demostraron la falsedad de aquellas afirmaciones.

Es evidente que de la reunión de los cuatro surgirán indicios claros de las posibilidades de una salida diplomática. Los cuatro países reunidos mañana en el “formato de Normandía “ estarán sustituyendo a la ONU y a su secretario general, cuya clamorosa omisión es hasta ahora una triste confirmación de la imperiosa necesidad de fortalecer el multilateralismo y buscar realmente una gobernanza mundial, imprescindible para la paz en el mundo. Esperemos por lo pronto que triunfe la razón, el diálogo y la diplomacia.

Por Carlos Pita
Fue embajador de la República en Chile, España y Estados Unidos

La ONDA digital N.º 1036 (Síganos en Twitter y Facebook )
INGRESE AQUÍ POR MÁS CONTENIDOS EN PORTADA

 

(Síganos en TwitterFacebook)
INGRESE AQUÍ POR MÁS CONTENIDOS EN PORTADA

Las notas aquí firmadas reflejan exclusivamente la opinión de los autores.

Más del Autor: