Giorgio Jackson, ministro del presidente electo Gabriel Boric, se reunió con el rector Rodrigo Arim

 

 

Montevideo/ Giorgio Jackson dialogó con el rector sobre el rol de la universidad en la construcción de políticas públicas
En su primer día de actividad en nuestro país, Jackson, quien será titular del Ministerio Secretaría General de la Presidencia del gobierno de Gabriel Boric en Chile, dialogó con el rector de la Universidad de la República, Rodrigo Arim, sobre «el problema de la generación de conocimiento como una palanca para el bienestar social». Así lo explicó el rector al finalizar el encuentro.

Giorgio Jackson es uno de los fundadores del movimiento político Revolución Democrática en su país, por el cual fue diputado. Anteriormente fue dirigente estudiantil y vocero de la Confederación de Estudiantes de Chile, y en 2011 tuvo activa participación en las movilizaciones protagonizadas por los estudiantes secundarios y universitarios por el fin al lucro y por la gratuidad de la educación.

Jackson describió a la reunión con el rector Arim como «muy interesante» dado que fue un «espacio de conversación amistosa y no estructurada» y destacó que intercambiaron sobre «el rol que cumple la universidad pública en la construcción tanto de la política pública como del conocimiento que pueda ser útil para la sociedad».

En este sentido, señaló que el gobierno electo de Chile tiene el desafío de plantear una serie de reformas estructurales tanto en el ámbito impositivo como en el ámbito de la salud y en el sistema nacional de cuidados y esto «involucra muchas veces una relación con la academia». «Siempre respetando la autonomía de las universidades que para nosotros es fundamental porque nosotros venimos del seno del movimiento estudiantil y conocemos muy bien esto», afirmó. Por tanto, considera que «hay un espacio de colaboración entre instituciones públicas que por más autónomas que sean pueden ponerse propósitos comunes y trabajar en conjunto». Es por eso que valoró la experiencia que tiene la Universidad de la República en el Uruguay en la colaboración con los distintos gobiernos, «para nosotros es un aprendizaje que queremos intentar imitar», destacó. Asimismo adelantó que desean dejar establecidos ciertos canales de comunicación entre la Udelar y la Universidad de Chile, «que es la universidad pública más importante de nuestro país y también autónoma», así como con el resto de las universidades públicas o incluso con aquellas que quieran colaborar con la función pública.

Jackson aseguró que en la reunión con Arim encontró un canal de comunicación que va a ser útil porque hay experiencias de colaboración entre la Udelar y los distintos gobiernos de Uruguay a través de diversos proyectos de investigación académica «que pueden ser referentes al momento de empujar nuestra agenda».

Deuda con la educación pública

Al ser consultado sobre las ideas del gobierno electo con respecto a las reformas del sistema universitario afirmó que «tenemos una deuda en Chile que es arrastrada privadamente por las familias al momento de optar por entrar a la Universidad que es la deuda por el crédito con el aval del Estado como se le conoce». En este sentido, subrayó que se han propuesto «entregar una solución que permita condonar aquella deuda que arrastran muchas familias». Indicó que incluso, algunas universidades y carreras «ya no existen»; el sistema «está muy estructurado en la lógica de los vouchers», muchas instituciones fijan sus ofertas de enseñanza de acuerdo con las demandas que año a año les presenta el mercado de estudiantes y eso genera muy poca capacidad de planifacación en el mediano plazo, explicó.

Para el gobierno electo es importante encontrar una solución a ese problema, señaló Jackson, trabajando de manera mancomunada con las universidades para lograr «avances concretos en la expansión de la gratuidad para que sea universal». Inicialmente el gobierno podrá plantear una propuesta para carreras técnicas cortas públicas, «en la que se pueda expresar cómo es el modelo de financiamiento que queremos expandir después hacia las universidades».

El próximo ministro de la Secretaría General de la Presidencia de Chile remarcó que el gobierno de Boric apostará «a la integración y el fortalecimiento de la colaboración entre los países de la región», esperando que se conforme alguna capacidad en la región de proponer políticas de promoción y expansión de derechos. Hay un espacio de posible articulación en Latinoamérica que tiene mucho potencial si se trabaja juntos, en lugar de competir «de manera segregada, cada uno tratando con los organismos internacionales y con los países desarrollados».

Agenda regional

Por su parte Arim declaró que mantuvieron una reunión «muy amena» relacionada con la transición política que está ocurriendo en Chile. Se dialogó sobre temas «vinculados a la vida universitaria y la capacidad de las universidades de colaborar con procesos de transformación a nivel de las políticas públicas». También se trataron temas estrictamente vinculados a la propiedad intelectual, a «todo lo que tiene que ver con la producción de conocimiento y su apropiación por las sociedades, en particular de América Latina y el Caribe. En eso hay claves de acuerdo importantes», indicó.

Agregó que una de esas claves es «entender el problema de la generación de conocimiento como una palanca para el bienestar social pero también para una fuerte asimetría del poder». Desde ese lugar deben pararse las universidades públicas y las políticas públicas en general para pensar, preferentemente en acuerdo regional, cuáles se deben desarrollar para fomentar que el conocimiento esté al servicio de nuestras sociedades, afirmó Arim.

El marco de colaboración planteado en la reunión estará fundamentalmente articulado con las universidades chilenas, explicó el rector. La Udelar espera participar en un proceso de transformación que pueda abrir la puerta a nuevas políticas vinculadas al quehacer universitario y a la generación y apropiación del conocimiento. Entre estos temas centrales en la agenda contemporánea se incluyen el registro de patentes y la generación de derechos de propiedad intelectual, destacó, los que pueden suponer dificultades y bloqueos para el acceso al conocimiento avanzado por parte de toda la sociedad, y particularmente sus sectores más vulnerables. Son temas que estamos «discutiendo y casi que sufriendo en el marco del Covid», puntualizó.

Arim espera que el nuevo gobierno chileno «ubique esos problemas en la agenda pública y nos obligue a todas las sociedades latinoamericanas a discutirlo con frescura y también con decisión, en un contexto internacional que muchas veces no es muy propicio para iniciar este tipo de discusiones».

Fuente Portal de la Udelar

Ç

Mesa de prensa de La ONDA

 

  

(Síganos en TwitterFacebook)
INGRESE AQUÍ POR MÁS CONTENIDOS EN PORTADA

Las notas aquí firmadas reflejan exclusivamente la opinión de los autores.

Más del Autor: