¿Qué es el referéndum?

 Para los que valoramos en su máxima expresión la Democracia, es una fiesta de la misma. Salvo los fanáticos, los/as ciudadanos demócratas deberían aplaudir, EL REFERÉNDUM, EN SI.

En tanto expresión directa de la ciudadanía para resolver temas IMPORTANTES, que salen de la órbita Representativa para pasar a la participativa. En definitiva, es el pueblo informándose y decidiendo, ¿podrá haber lago más lindo?

Por eso la contienda de ideas y propuestas debe desarrollarse en un marco de libertad absoluta. En el entendido de que una de las partes es el Gobierno de turno, este debe ser LA GARANTÍA del desarrollo democrático del debate previo.

¿Esto, ¿está pasando? Una cosa es pretender distraer el debate, echar todas las culpas al Gobierno anterior (a 2 años de haber asumido) y otra cosa es cohartar las libertades.

Queda MUY claro que la estrategia es limitar la expresión por medio de las intendencias del Partido Nacional. ¿Suspenden el Carnaval en Rocha? NO.

Es mucho más grave no permitir la expresión verbal, el alma de la murga. ¿Quieren que critiquen bailando?

En «El Telégrafo» de hoy, se informa que la intendencia de Paysandú, prohíbe los actos por el sí, hasta tanto no quiten propaganda de determinados lugares, como el pavimento y (de corte a re corte), anuncia que sólo se podrán utilizar las columnas del alumbrado público SIC.

Si, cuando recién comienza la verdadera campaña, se empieza a limitar el espacio, ¡ojo! al NO, no lo nombra la resolución. ¿Qué podemos esperar en los próximos días?

Esta práctica, no es, solo, contra el sí. Es contra las mejores tradiciones democráticas del Uruguay. ¡Decíamos que el Referéndum era una fiesta!

Bueno, para algunos es una forma de imponer desde el poder, una especie de pachecato moderno. La gente tendrá que evaluar, si esta forma del pecherazo, es lo que quiere.

Nosotros somos seres pacíficos y estamos para construir, por eso juntamos 800.000 firmas para lograr el pronunciamiento del soberano, OTROS, usan el Estado para limitar expresiones.

Cualquier parecido a cuando Sanguinetti prohibió el mensaje de Sara Méndez, NO es pura coincidencia.

Estemos alertas y denunciemos estas decisiones antidemocráticas.

Por Esteban Nuñez

_

La ONDA digital Nº 1033 (Síganos en Twitter y facebook)
INGRESE AQUÍ POR MÁS CONTENIDOS EN PORTADA

Más del Autor: