La ONDA digital la Onda digital tv Analisis Politico
Volver al Inicio de la ONDA digital

Uruguay | Personalismo de Estado

No es la primera vez que el presidente Lacalle Pou procede de esta manera. Insiste en un proceder poco adecuado a la temática en cuestión. Convoca a todos los partidos políticos a informar que iniciaron contactos con el gobierno chino para hacer un estudio de factibilidad sobre un posible TLC. Es obvio que este anuncio se produce a partir de una contestación china a la propuesta uruguaya. Tan obvio como que un eventual acuerdo tendría para China un componente político preponderante.

China tiene en Argentina un socio estratégico en el Cono Sur. Mas aún mientras Bolsonaro esté como presidente de Brasil. También Estados Unidos, la Unión Europea y Japón están muy atentos a las movidas chinas en esta región del mundo. Mundo con incertidumbres y en “transición hegemónica “cuyas tensiones de poder ocurren en todo los lugares del planeta.

Reducir esto a temas comerciales o económicos sin nutrirlos de la mirada geopolítica es un grave error.

Primera cuestión de orden; el anuncio de Lacalle, ¿lo hace sin haber buscado consenso previo sobre la forma? ¿Hay acuerdo en que se haga sin el MERCOSUR y violando la regla del consenso?

Segunda cuestión; ¿el gobierno tiene comunicación formal de aceptación de este procedimiento, que viola la normativa del MERCOSUR, de los gobiernos que lo integran? (con lo cual salvaría ese aspecto jurídico vital)

Tercera; ¿se realizaron un mínimo de consultas entre los sectores productivos de bienes y de servicios de nuestro país sobre las consecuencias eventuales de un acuerdo?

Cuarta; ¿se hicieron estudios sobre consecuencias de una ruptura parcial o total del MERCOSUR sobre nuestra economía? Cuando el presidente dice que “estamos apurados” pero “ debemos ser cuidadosos” de los procedimientos, ¿a qué se refiere? ¿A las consultas internas? ¿A las consultas con los países miembros del MERCOSUR? El orden de los factores ¿altera el producto? Antes de realizar el anuncio se debieron hacer las rondas de consultas imprescindibles.

El gobierno de Tabaré Vázquez anunció en el periodo pasado la intención de buscar realizar un TLC con China. El propio ex canciller Rodolfo Nin Novoa, relató ayer todos los pasos y consultas que incluyeron esos anuncios y los múltiples y minuciosos estudios realizados. La conclusión a la que se arribó en aquella ocasión determinó que se buscaran acuerdos alternativos, debido a dificultades insalvables externas e internas.

Esto no quiere decir que si se realizaran hoy esos procedimientos (complejos y trabajosos, como todo estudio político, económico y diplomático) se tuviese que arribar a las mismas conclusiones. Es deseable la flexibilidad de negociación para Uruguay y es deseable un TLC con China. Pero con estrictos y minuciosos estudios de impacto y sin romper el MERCOSUR. Y si fuera posible con el MERCOSUR (lo que obligaría a solucionar el tema paraguayo con Taiwán). Si recorridos estos caminos, se estuviese ante la disyuntiva de optar por acordar con China y romper con el MERCOSUR, ¿se medirían las consecuencias con un eventual nuevo gobierno en Brasil el año que viene? El presidente dice que los tiempos apuran. Si es así, ¿tanto como para omitir este posible cambio en el gigante del continente que marca , guste o no, el destino de los demás países que lo integramos?

Hay mucho para analizar. Pero la incontrolable vocación presidencial de ser un “líder mundial” como se autodefinió en la ONU y su irresistible voluntad de destacarse como practicante de una “diplomacia presidencial” a la que alude con indisimulable placer autorreferente, lo llevan a pretender atajos y a actuar con improvisaciones. El problema es que sus “movidas“ (aconsejadas o no por sus estrategas comunicacionales), pueden hacer mucho daño. Sobre todo en política exterior. Uruguay supo tener (durante gran parte de su historia) con gobiernos de diferentes partidos , una política exterior de Estado. Definida tanto por su contenido como por su forma.

Una reunión convocada a las apuradas en la Torre Ejecutiva, no aparenta, ni siquiera se acerca, a ella. Una conducción personalista es todo lo contrario.

 

Por Carlos Pita
Carlos Pita fue embajador de la República en Chile, España y Estados Unidos.

La ONDA digital Nº 1019 (Síganos en Twitter y facebook)

Volver al Inicio de la ONDA digital

Print Friendly, PDF & Email

...





LA ONDA Digital Revista Semanal Gratuita    |    De los editores: Las notas que llevan firma reflejan la opinion de sus autores    |    © Copyright Revista LA ONDA digital