El régimen Talibán y sus vinculaciones con Estados Unidos y el mundo


Durante siglos las guerras religiosas han dominado el mundo. Católicos vs protestantes, católicos vs judíos, católicos vs musulmanes, judíos y musulmanes.

Fe, tradición, creencias, dogmas, religión, poder y legitimidad

Sin dudas, el poder ha menoscabado las sociedades a lo largo y ancho del mundo. El poder económico predomina ante todos, y se entremezclan con las religiones, sus dogmas, sus creencias y su FE.

Es difícil juzgar y expresarse con respecto a una religión. La fe y los dogmas van de la mano.

Daniela Yelpo

En el caso puntual de los Talibanes, muchos dicen que son retrógrados, que vulneran derechos de mujeres y niños. ¿Pero quién tiene razón? Ellos que consideran que lo que hacen es lo correcto y que tanto niñas como mujeres no deben tener injerencia en ninguna de las áreas de la vida diaria, salvo para procrear, nacer, servir al hombre y morir o el resto de los mortales que consideran que están atentando contra sus derechos fundamentales? Se puso difícil la cosa. ¿Quiénes tienen la verdad?

Volvamos al tiempo atrás y vayamos a sus orígenes y su relación con Estados Unidos.

Los talibanes fueron un grupo que surgió a finales de los años 90 en el norte de Pakistán, después de la retirada de las tropas de la Unión Soviética de Afganistán. Tuvieron apoyo por parte de EE.UU., Arabia Saudí, Pakistán, entre otros.

A mediados de los 90 empezaron su influencia en el suroeste del país y en 1995 controlaron la provincia de Herat. Un año después ya tenían Kabul, por lo que controlaron el país en su totalidad.

Desde ese momento aplicaron la ‘sharía’ o ley islámica. Por ello se obligó a los hombres a llevar la barba larga, se prohibió la televisión, el cine, la música, la escolarización de las niñas a partir de los 10 años, así como obligar a las mujeres a llevar burka.

Por otro lado, los talibanes también aplicaban castigos duros a los ladrones (les cortaban la mano) o palizas en público a mujeres por desobedecer las normas.

Posteriormente con los atentados del 11 de septiembre, EE.UU. decidió invadir Afganistán y luchar contra los talibanes. Desde ese momento lograron derrotarlos en la capital, por lo que se marcharon a otras zonas.

A pesar de que el conflicto ha durado 20 años, los estadounidenses no han sido capaces de derrotarlos definitivamente, por lo que siempre han controlado zonas del país.

Jimmy Carter
Ronald Reagan

Y luego de 20 años fuera del poder, han vuelto y así con todas sus creencias, sus lineamientos islámicos, sus prohibiciones y abusos.

Tanto así que todo lo referente a la cultura y la educación de niñas y mujeres se ha visto suspendido. Alegan que “no es necesario”. Un mundo distinto con creencias diferentes nos muestra otra realidad, otro tipo de poder.

Un poder que busca ser legítimo en el seno de la Organización de las Naciones Unidas, teniendo voz y voto en la Asamblea General y así consolidar las relaciones internacionales con sus vecinos y con los países de la región.

Pero la seguridad, la idea que las organizaciones terroristas se fortalezcan y la garantía del respeto de los Derechos Humanos son algunos temas que preocupan a Estados Unidos y países de la Unión Europea que aún no tienen políticas claras al respecto, pero siguen considerando al país y a toda la región como “estratégica” y son conscientes que para tener influencia, deben negociar.

Distinto es el caso de China que pretende explotar recursos minerales afganos y ampliar su nueva “Ruta de la Seda”. Digamos que es el país más abierto a fortalecer las relaciones internacionales. Pretende comprar a los talibanes con inversiones”.

El poder económico prevalece.  Volvimos al punto de partida.

 

Por Daniela Yelpo
Lic. en Relaciones Internacionales

La ONDA digital Nº 1028 (Síganos en Twitter y Facebook )
INGRESE AQUÍ POR MÁS CONTENIDOS EN PORTADA

 

Más del Autor: