¿Stanley o Fernández?

Eduardo Bleier, revolucionario uruguayo de origen judío, cuando estaba vivo y clandestino le decía en una carta a su hija que estaba en Israel, que los seres humanos no se dividen por los genes sino por los intereses de clase.

La derecha y la ultra derecha financiada por los supermillonarios y el imperialismo, están a la ofensiva en varios lugares de América contra gobiernos progresistas y de izquierda.

Argentina no es la excepción.

En Argentina hay 350.000 judíos. Dos tercios de ellos no están afiliados a la DAIA. En la última asamblea general del 26 de noviembre de 2018 votaron 124 afiliados. Es dudosa su representatividad. No hay duda que opera contra el gobierno.

Uno de sus más conocidos integrantes es Waldo Wolff   mentiroso consuetudinario de Juntos por el Cambio. Un ejemplo lo pinta: no votó la ley de etiquetado por presión de empresas oligopólicas con accionistas residentes en USA.

En 1945 el embajador yanqui Spruille Braden, después del 17 de octubre de 1945 sacó el Libro Azul contra Perón. Y éste le ganó las elecciones a todos, incluido al representante del imperialismo que hacía campaña contra el gobierno de Perón.

La historia se repite. Hoy es el futuro embajador Marc Stanley que opina contra el gobierno de Alberto Fernández. Lo citan los periodistas que forman parte de un plan de desestabilización  ¿Creerle a La Nación, el diario más reaccionario de la  historia Argentina? “Genéticamente” oligarca.

En el hermano país hay una campaña destituyente de por lo menos estos actores:

La DAIA, el complejo mediático dominante, el Macrismo, los principales grupos oligopólicos  y el nuevo Braden.

Es clara la política para desestabilizar al gobierno, luego de dos epidemias: la amarilla de cambiemos y la del Cov-19.

En un momento que Macri tiene todo tipo de juicios (de espionajes múltiples, quiebra del Correo, endeudamiento externo, armas cedidas a la dictadora Añez para el golpe contra Evo, etc, etc.) en una Justicia que no domina el peronismo; vuelve la DAIA a querer reflotar por tercera vez, una causa cerrada dos veces, como la del memorándum con Irán. Está detrás el mismo aparato mediático y judicial que apoyó al gobierno de Macri, que metió presos a opositores políticos y distintos referentes sociales. El ex Canciller Timerman murió estando procesado por delitos que no cometió. Acá casi nadie se indignó.

La justicia montada por el Macrismo sigue intacta. ¿Hay explicar la diferencia entre Macri y Cristina Fernández?  ¿Explicar quién es Pepín Rodríguez Simón?  ¿La deuda externa más grande de la historia que fugó más de 80.000.000.000 de dólares?

¿No hay ningún economista  que se moleste en explicar semejante afane?

El objetivo de los grupos de presión en Argentina es impedir las posibilidades de recuperación económica y limitar las negociaciones con el FMI y que penda sobre la cabeza de los argentinos la amenaza de un Default.

En la suerte de cada gobierno progresista y de izquierda en nuestro continente se juega nuestra suerte.

Recomiendo leer el llamamiento Argentino-Judío que cuestiona la representatividad de la DAIA. Esta opera como un apéndice, entre otros, de Juntos por el Cambio. Los Fondos Buitres siguen operando en dirección destituyente. Detrás de este plan monitoreado, están los grandes grupos oligopólicos que quieren someter a la Argentina al FMI; son los mismos que se niegan a la congelación de los precios y después sus escribas culpan de todo al gobierno de Alberto Fernández.

Estos poderosos intereses antipatriotas usan la judeofobia como excusa para seguir saqueando a la república hermana.

Argentina está en la mira estratégica de la política exterior de EE.UU.  Por ello se meten en sus asuntos internos. Por ello solo tres países votan contra el derecho inalienable de la Argentina respeto a las Islas Malvinas: EE.UU. G. Bretaña e Israel.

El objetivo es que gane la misma derecha que fundió  y saqueó a la Argentina. La misma que dice que arregla con el FMI en cinco minutos. Arreglan la entrega de sus riquezas.

Yo pese a todo, entre Stanley o Fernández, no dudo: me quedo con Alberto. Al imperialismo “ni un tantito así”, como dijera el comandante heroico.

Por el Prof. Gonzalo Alsina

 

La ONDA digital N.º 1027 (Síganos en Twitter y Facebook)
INGRESE AQUÍ POR MÁS CONTENIDOS EN PORTADA 

(Síganos en TwitterFacebook)
INGRESE AQUÍ POR MÁS CONTENIDOS EN PORTADA

Las notas aquí firmadas reflejan exclusivamente la opinión de los autores.

Más del Autor: