La invasión de la maldad

Al decir de  Bauman (1)la maldad se ha licuado penetrando todos los intersticios de la sociedad contemporánea. No se ocultan los vicios privados y explicitar la maldad humana es rutinario. Me remito  a cualquier noticiero televisivo o las Series más vistas a través de los medios de última generación. En los programas de los “famosos” o  las entrevistas políticas la maldad se ofrece directamente  en imagen y palabras sin que se ruboricen protagonistas ni espectadores.

El  mal se ha generalizado, materializado en las más diversas formas, desde la  viveza hasta la  crueldad física extrema. Y la maldad paga. Simultáneamente, la  minoritaria, desigual practica de buenas acciones se banaliza en los mismos medios como  una excepción a la cual nadie está obligado. Por el contrario sobre la solidaridad prevalece el egoísmo  justificado en el ultra-consumo que, al no ser posible para todos, provoca mas inequidad.

El ejercicio de la maldad

En la actividad política se practica la hipocresía y el miedo, recurso de la maldad. Fíjense al respecto como los gobiernos prometen protección…a cambio de obediencia. La retroalimentación de la violencia les sirve… para ofrecer  y vender mas protección.

La manipulación de la verdad: como sabemos la verdad es de los vencedores. Pero ahora, con redes al alcance de todos, necesitan pulverizar al que controvierte sin importar los medios para conseguir los fines. Denostar al otro y no a sus argumentos es moneda corriente. No falta la prosa con profecías que no son tales  y promesas que saben no cumplirán. La saturación por  la fugacidad, discontinuidad e incompletud de la información ya no busca lavar los cerebros sino vaciarlos de contenido. Un  ejemplo paradigmático es la C.N.N. Cabe agregar que  la omisión y el ocultamiento están admitidos en la práctica común de la comunicación…incluida la oficial.

La maldad trasciende en el tiempo cuando se ejerce sobre el planeta. El extractivismo no reintegrable de sus bienes,  explicito en la actualidad, pesará definitivamente sobre la humanidad en un futuro cercano.

No está todo perdido

En ese torbellino abrumador que satura sin tiempo a pensar y asimilar están los escritores. Según Canetti  “si hay algo para lo que los escritores o las personas consideradas como tales puedan ser útiles… es la repercusión de sus palabras en la realidad”. ”La presencia de personas, que pese a todo, insisten en la posibilidad de cambiarlo(a este mundo) adquiere una suprema importancia.” Como hasta la actualidad pasó, la humanidad se salvará si impide que la maldad se generalice. Pasará si aún individualmente oponemos una mínima resistencia , venciendo al miedo y por encima de los propios intereses ; si logramos descubrir  y denunciar  la maldad y preservamos las buenas manifestaciones. La mayoría de mis lectores esto practica.

Aquí las menciones de Bauman

  • Zigmunto Bauman.”La maldad liquida”Editorial Paidós SAICF.Buenos Aires.2019.

Por Luis Fabre

La ONDA digital N.º 1027 (Síganos en Twitter y Facebook)
INGRESE AQUÍ POR MÁS CONTENIDOS EN PORTADA 

(Síganos en TwitterFacebook)
INGRESE AQUÍ POR MÁS CONTENIDOS EN PORTADA

Las notas aquí firmadas reflejan exclusivamente la opinión de los autores.

Más del Autor: