NI…NI… como te digo una cosa te digo la otra

Ni como te digo una cosa te digo la otra, ni descubrir de a poco y después, cual es el rumbo. – Está claro que no se le puede pedir a un gobierno recién instalado resultado de una gestión cuando todavía no aprobó su presupuesto, que va completando designaciones en distintas direcciones y que aún como fruta del postre, se encuentra en campaña electoral. Estas elecciones, las departamentales, tienen una trascendencia nada menor porque se termina de configurar el mapa político de todo el país y las predominancias políticas en cada lugar.

Me parece justo mencionarlo, los uruguayos además de democráticos somos….electorales (no utilizo la terminación –reros-, porque sonaría un poco despectivo y no es justamente lo que quiero decir), nos gusta votar, está incorporado a nuestra cultura, está instalado como herramienta esencial de la democracia y cada elección es una fiesta de banderas, puestos de feria y sobre todo jingles en televisión, hasta flashmobs, coreografías, que activan nuestros entusiasmos. Pero la construcción democrática deberá “ponerle pienso” a estos mecanismos para que reflejen de manera más ajustada la voluntad de cada quien y por supuesto que quien vote tenga elementos claros para saber a quién elige y que propone.

walter 640x480

Como aspecto complementario digo que las campañas son bastante civilizadas en cuanto a agravios se refiere y los “envases de campaña” son atractivos pero hay que “desenvolver bastante” para llegar a los contenidos y a veces simplemente no encontramos nada. En realidad ideas, programas y propuestas se encuentran más bien en las redes sociales y políticas, donde se acaba la música y vuelan las definiciones y los insultos con mayor libertad y fluidez.

También ha quedado expuesto que nuestros dirigentes más relevantes han tenido contradicciones bastante significativas en temas concretos y que hacen a los grandes lineamientos la marcha del país. No esperábamos que bajo un mismo rumbo económico con elencos ministeriales que tuvieron pocas sorpresas sin embargo se constataran opiniones tan distintas.

Nadie se sorprendió con encontrar en el estilo “Tabaré” características distintas a Mujica pero quienes seguimos el día a día de nuestro gobierno aún esperamos las señales donde nos convocan para acompañar y no dejar solo al presidente tal cual nos pidió al asumir como primer mandatario.

“Buques insignia” de objetivos en el rumbo de la administración anterior pierden vigor, se lateralizan o simplemente quedan de lado. Problemas que de repente necesitan urgentes soluciones, como la contaminación del Santa Lucía o La Laguna del Sauce. Los movimientos que promueven la defensa de los recursos naturales ven que sus reivindicaciones pasan a un primer plano.

El Ministro de Relaciones Exterior saliente, Luis Almagro, pasa al ostracismo mediático en nuestra prensa cuando acaba de ser elegido Secretario General de la OEA, no en cualquier momento, sino justamente cuando Cuba se integra a ese organismo y normaliza relaciones con EEUU.

Me parece que nada grafica mejor el momento que el chiste que circulaba en las redes donde en una foto el Che le preguntaba a Fidel cuando se iba a terminar el asunto del bloqueo. Fidel le contestaba.- cuando en EEUU haya un presidente negro y haya un papa argentino.

Sin dudas esta OEA es notoriamente distinta a la que justamente expulsó a la isla del organismo en los sesenta. Esa OEA va a presidir Almagro.

Nuestro nuevo canciller Nin, empieza en cambio a aparecer fuerte en relación a Venezuela y su democracia comprometida. No estableceré aquí juicios de valor sobre las diferencias enunciadas simplemente creo que queda expresado con claridad que hay matices bastante explícitos.

Sin dramatizar, es evidente que los sucesos políticos cambian y por tanto las agendas deben actualizarse. También digo que Uruguay, como no recuerdo en décadas, tiene horizontes estratégicos para planificar y recorrer. No sucedía en gobiernos anteriores, allí solo discutíamos como refinanciar la deuda, como ser más austeros y el país se deslizaba en un aletargado retroceso que incluyó hasta tortura, cárcel y muerte para sostener los modelos de gobierno. Es inevitable entonces que caminos no recorridos, rutas inexploradas exijan elaboraciones de “nuevo tipo”.

Pero en cualquiera de los casos, con un énfasis u otro, se llamen Tabaré o Mujica, los presidentes y cualquiera sea el sector más votado, el instrumento constante que hizo posible políticamente a ambas figuras fue el Frente Amplio.

Por éstos días nos hemos acostumbrado tanto a la política con nombre propio que hasta invertimos solapadamente las responsabilidades. Ninguno de los 2 compañeros electos fueron protagonistas del nacimiento ni de la consolidación del FA como singularidad histórica, más bien fue la fuerza política la que los instaló a ellos, por mérito indiscutible de los compañeros, sí, pero ni siquiera los sectores de los cuales provienen se llamen Partido Socialista con toda su historia, o MPP con su actual mayoría construida expresan la diversidad, la totalidad del FA.

Encontrar los canales para que la riqueza humana, intelectual y política de las voluntades frenteamplistas participe del proceso de análisis, discusión y definiciones de lo que viene es la única manera de garantizar que las políticas impulsadas hagan carne en la sociedad impulsadas desde la fuerza política.

No se puede bajo el nombre de un mismo programa tomar medidas políticas demasiado distintas, o está mal formulado el programa o hay quien se toma atribuciones exageradas y a veces equivocadas en su interpretación.

Lo más grave es que cuando las contradicciones quedan expuestas, los líderes trasladan hacia el colectivo justamente esas contradicciones y éstas se amplifican porque tomamos partido en una u otra dirección. El Frente Amplio termina siendo un receptor permanente de conflictos más que una fuerza política que defiende al gobierno y sus políticas.

El nuevo gobierno, le ha vuelto a sacar cuadros a la estructura que bien o mal venía llevando adelante el trabajo de construcción. En breve tendremos que discutir quien será el próximo presidente del FA, teniendo en cuenta que la compañera Mónica fue electa para el senado. Rey y Castillo, que formaban parte del equipo de dirección también pasaron a cumplir funciones en el gobierno.

Desde la OPP se va creando un equipo de elaboración y planificación estratégica. No tengo ningún elemento de juicio como para criticarlo y particularmente el compañero Álvaro García me parece un compañero muy destacado pero me pregunto ¿cómo se vincula eso con los equipos de trabajo programáticos del FA?, los aportes de la Fundación Liber Seregni ¿son recogidos por los organismos de gobierno?

De ahí el título de esto NI…..NI…. El Frente Amplio es la herramienta que nos trajo hasta aquí. Sin su fortalecimiento le daremos a la derecha uruguaya la posibilidad de recomponerse y daremos la opción a nuevas formulaciones sobre frentes con nuevas composiciones donde muchos quedaremos indefectiblemente excluidos.

Por Walter Martinez
Columnista uruguayo

La ONDA digital Nº 714 (Síganos en Twitter y facebook) 

(Síganos en TwitterFacebook)
INGRESE AQUÍ POR MÁS CONTENIDOS EN PORTADA

Las notas aquí firmadas reflejan exclusivamente la opinión de los autores.

Más del Autor: