La ONDA digital la Onda digital tv Analisis Politico
Volver al Inicio de la ONDA digital

Perú, asume Pedro Castillo como presidente, esperanza y desafío

Después de una campaña de acusaciones de fraude, presentadas sin fundamentos por la candidata Keiko Fujimori, sobre el vencimiento del plazo, la máxima autoridad electoral de Perú proclamó a Pedro Castillo como presidente. Asumirá el día de conmemoración de los 200 años de la independencia.

El presidente electo se enfrenta a enormes desafíos, en un país signado por la inestabilidad política (cuatro presidentes en cuatro años, dos destituidos por corrupción). Con una crisis sanitaria dramática, una situación económica compleja, una desigualdad social, una pobreza y una indigencia enormes. Una sociedad dividida, con odios incentivados por la extrema derecha, alentados por personajes decepcionantes como Mario Vargas Llosa, donde la discriminación y el racismo, describen un nivel de tensión de dimensiones que alarman.

Un Castillo de izquierda en lo económico, comprometido con la justicia y la igualdad y con rasgos conservadores en la agenda de derechos de última generación, en una población muy diversa. Su  victoria fue muy ajustada. Su respaldo en primera vuelta fue de un 19 por ciento. Su marco de alianzas para el balotaje con Fujimori no le otorga mayorías parlamentarias. Y el arco programático de sus apoyos es muy variado. El programa propuesto para la segunda vuelta fue moderado, dejando de lado promesas realizadas en la primera. El desafío de gobernabilidad lo obligará a hacer más concesiones aún. Y siempre estará pendiente una amenaza de destitución.

Con todas estas dificultades, Pedro Castillo encarna una esperanza de un nuevo Perú. Un país pródigo en riquezas naturales, pero plagado de injusticias sociales y desigualdades extremas. Con discriminación, racismo y servidumbres. Que necesita políticas que creen un sistema integrado de salud que lo haga accesible a toda la población, una educación pública y gratuita de calidad, una institucionalización de la seguridad social, una formalización del trabajo y del salario y una distribución de la riqueza que habilite una sociedad inclusiva e integrada. Esperanzas reivindicadas por su base social y política tan variada, que le exigirán una gran habilidad y mucho pragmatismo.

Esperanza e incertidumbre. Pero con el valor de iniciar una etapa que quiebra el corazón del “Grupo de Lima“, que hasta la victoria de Castillo era la capital simbólica de la derecha sudamericana, expresión de la coordinación con las políticas del imperio estadounidense, que aún en fin de ciclo, busca prolongar su contestada hegemonía en su “patio trasero”.

Esperanza chilena, boliviana y peruana, que se abre paso para iniciar el principio del fin de una etapa neoliberal que ya vivió su primer derrota con Mauricio Macri y que espera el 2022 , mirando hacia la derrota del fascismo de Bolsonaro en Brasil .

America Latina puede visualizar un futuro progresista, que apunte a la integración real, como único camino para el desarrollo inclusivo de sus países. Una América Latina que unida, pueda hacer escuchar su voz y negociar con posibilidades un lugar en este mundo de transición hegemónica. Sus riquezas son muchas, comenzando por las peruanas. Muchas de las reservas minerales para la cuarta revolución industrial en curso, de reservas agroalimentarias y climáticas del mundo están en nuestro continente. Hacerlas valer, integrando cadenas de valor continentales y globales, puede permitirnos salir del subdesarrollo, la pobreza y las desigualdades extremas.

A los 200 años de su independencia, Perú inicia un nuevo camino. El éxito del mismo será el éxito de todos los progresistas del continente.

 

Por Carlos Pita
Médico, político, ex embajador uruguayo en EE.UU.

La ONDA digital Nº 1012 (Síganos en Twitter y facebook)

Volver al Inicio de la ONDA digital

 

 

 

 

Print Friendly, PDF & Email

...





LA ONDA Digital Revista Semanal Gratuita    |    De los editores: Las notas que llevan firma reflejan la opinion de sus autores    |    © Copyright Revista LA ONDA digital