La ONDA digital la Onda digital tv Analisis Politico
Volver al Inicio de la ONDA digital

El “tío Xi” y la nueva ruta de la seda…

Xi Jinping, actual secretario del PCCH y presidente de la RPCH es hijo de uno de los  8 inmortales, Xi Zhongxun, que de ser viceprimer ministro, trabajando con Zhou Enlai, pasó a ser desplazado durante la Revolución Cultural, por Mao. Fue sancionado y mandado a trabajar al campo. Ser el hijo de un “traidor” no era nada fácil en esos momentos.

Xi desde los 16 a los 21 años trabajó en el campo donde estuvo en contacto con la pobreza- que durante su gestión fue desterrada para siempre de China-, luego en 1975 ingresó a la universidad de donde egresó como ingeniero químico. Tiene un largo currículo, tanto profesional, como político y como gobernante. Fue el encargado de organizar los Juegos Olímpicos de 2008 que impactaron al mundo.

Xi tiene un currículo perfecto. Es hijo de un revolucionario, pero no del privilegio. Tiene un profundo cariño y conocimiento de la gente común.

Cualquiera que conozca algo de China, sabe de lo que se llama la “fiebre Xi”. El apoyo a Xi, del pueblo chino es real. No es fruto de la propaganda. Estudios extranjeros recientes hablan de un 95%.

Xi Jinping no bien asumió la presidencia de su país, en 2013 lanzó la iniciativa de la Franja y Ruta de la Seda. Es uno de los principales objetivos estratégicos de la RPCH. Después de 2000 años de la vieja Ruta de la Seda, China la recrea en otro momento histórico.

Xi Jinping dijo: “…nuestros antepasados crearon la rutas marítimas que conectaban Oriente y Occidente. Estas antiguas rutas de la seda abrieron ventanas que generaron vínculos amistosos entre naciones, añadiendo un espléndido capítulo a la historia del progreso humano…Abarcando miles de kilómetros y años, las antiguas rutas de la seda encarnan el espíritu de paz y cooperación, apertura e inclusividad, aprendizaje y beneficio mutuo. Hoy el espíritu de la Ruta de la Seda se ha convertido en una gran herencia de la civilización humana.”

China pretende llevar a Europa, Asia Central y África y luego a otras partes del mundo su capacidad de construir infraestructura de máximo nivel, a gran velocidad. Estamos en presencia de una revolución en infraestructuras a escala global; primero regional y luego mundial. Hay quienes dicen que China obtendría ventajas geopolíticas y económicas. Pero China es un “imperio” sin imperialismo – que será motivó de otro artículo- que parte de la base que en las relaciones internacionales no sirve  el juego de suma cero, sino que la cooperación internacional puede hacer ganar a las dos partes.

La construcción de infraestructura que sirve a las partes involucradas, fomenta el comercio y la integración financiera. Algunos comparan esto con el Plan Marshall a los comienzos de la Guerra Fría. Pero esto es otra cosa. China no pretende tener la hegemonía político-ideológica. Como dijo hace unos días su Canciller Wang Yi en la ONU:

1-cooperación ganar.-ganar y respeto mutuo.

2-no proceder por intimidación.

3-actuar en vez de hablar, reivindicando el multilateralismo para resolver los problemas incorporando los temas nacionales en los internacionales y

4-respetar la diversidad y abstenerse de perseguir la supremacía.

La propuesta de Xi es de 2013, al día de hoy, hace que estén vinculados a la construcción del Cinturón Económico de la Ruta de la Seda y de la Ruta de la Seda Marítima del siglo XXI, más de 100 países y organizaciones internacionales, que la han apoyado y se han involucrado. La realidad rompe los ojos.

Para ilustrar en parte semejante proyecto, el tren que une China con Europa recorre más de 13.000 kilómetros. Se puede llagar desde Yiwu a Madrid en dos semanas. Llegan mercaderías desde Asia a Europa en ese lapso de tiempo, pasando por el Asia Central. El tren que sale desde China a Europa llega a más de 80 ciudades.

Pero a no asustarse. Xi dijo en Francia cuando se cumplieron  el 50 aniversario de las relaciones diplomáticas: “Napoleón Bonaparte comparó a China con un león dormido y advirtió que la dejaran dormir porque el día que se despertara haría temblar al mundo entero. Ahora China se ha despertado, pero resulta que es un león pacífico, amigable y civilizado.”

 

Por el Prof. Gonzalo Alsina

 

Síganos en Twitter y facebook
INGRESE AQUÍ POR MÁS CONTENIDOS EN PORTADA

 

Print Friendly, PDF & Email

...





LA ONDA Digital Revista Semanal Gratuita    |    De los editores: Las notas que llevan firma reflejan la opinion de sus autores    |    © Copyright Revista LA ONDA digital