El mes pasado se publicó el primer número de la Revista de Ideas Polémicas (Journal of Controversial Ideas), de la cual soy coeditor. La revista surgió en respuesta a los límites cada vez mayores, incluso en las democracias liberales, que se imponen a las discusiones para considerarlas aceptables. Fue diseñada específicamente para brindar un foro donde los autores pueden, si lo desean, usar un seudónimo para evitar maltratos —entre ellos, amenazas de muerte— o perjudicar irrevocablemente sus carreras.

Ingresar aquí para leer esta publicación

Hubo una época en que las amenazas a la libertad académica en los países democráticos provenían principalmente de la derecha. Un caso muy famoso a principios del siglo XX en Estados Unidos fue el de Scott Nearing, un economista con tendencias de izquierda de la universidad de Pensilvania, quien fue despedido porque su activismo a favor de la justicia social no les cayó bien a los banqueros y líderes corporativos del consejo de administración de la universidad.

Peter Singer 
Profesor de bioética en la Universidad de Princeton y fundador de la organización sin fines de lucro The Life You Can Save

Más del Autor: