¡Todos somos Pablo Hasél!

¡Todos deberíamos ser Pablo Hasél!

Después de una persecución de varios años el rapero catalán de izquierda fue procesado y detenido, por un aparato judicial heredero del Franquismo. Parte de esa herencia maldita fue la monarquía de los Borbones.

¡Todos somos Pablo Hasél! Porque somos artiguistas y por lo tanto  antimonárquicos, anti borbones y republicanos. Los uruguayos en varias oportunidades hemos dado pruebas de nuestro antifascismo. ¡Todos somos Hasél!

El mismo día que detienen a Pablo, en Madrid se hizo una manifestación nazi, donde una chica de cara “bonita” hizo un discurso repugnante donde atacó a los judíos como en las mejores épocas de Hitler y Franco. Acá nadie dijo nada. Estoy esperando. Porque si la democracia permite que los nazis hagan política, me cago en esa democracia.

Pablo Hasél tiene todo para que los  fascistas concentren su odio: es rapero, catalán, de izquierda, antimonárquico, antifascista, anticapitalista, y quiere una república popular. “¡Todo un terrorista!”, que no puede andar suelto cantando esas cosas que ofenden a la Monarquía.

“El Estado español ha pasado a encabezar la lista de países que más artistas ha represaliado por el contenido de sus canciones.” Esto  dice parte de la carta  firmada por  cientos de artistas españoles, entre los que están los “terroristas”: Serrat, Almodóvar y Bardem. Ellos  dicen que España se equipara a Marruecos y a Turquía. Agregan que atacar a Hasél es atacar a todos. Y dan su “apoyo a Pablo, exigen su libertad, así como que se expulsen del Código Penal este tipo de delitos…”.

El valiente  rapero, teniendo la opción de irse antes de que lo metieran preso, prefirió lo segundo, a pesar de que tiene varios juicios que lo podrán tener muchos años preso –hasta 20 años-. Solo la solidaridad internacional podría evitar semejante injusticia.

Lo acusan de cosas que dijo y cantó hace diez años a la fecha. La mayoría de ellas compartibles y públicas.

Dijo lo que todos sabíamos: que el Rey emérito es un corrupto, que mató elefantes, que la familia real viven de currar al pueblo español, que financiaron a ISIS con sus negocios con la familia real Saudí. Que han encubierto los asesinatos del período franquista, etc.

¿Injuriar al Rey, es delito? Para un demócrata atacar la monarquía es lo que corresponde.

 

 

 

Uruguay, durante la dictadura fascista de la Doctrina de la Seguridad Nacional, tuvo el per cápita más alto de América, de presos políticos. Entre ellos estaban Liber Seregni, Gerardo Cuesta, Héctor Rodríguez, Jaime Pérez, José Luis Massera, León Lev, José Pacella entre tantos miles de compañeras y compañeros.

Al día de hoy 24 de febrero de 2021, llama la atención que la fuerza política –Frente Amplio- que llenó las cárceles de presos y presas, y que recibió la solidaridad de los españoles, no saquen una declaración al respecto.

Llama la atención que el  Partido de la Resistencia, el Partido de Arismendi, que dentro del Frente Amplio entre los años 1973-1985, tuvo más detenidos, más torturados, más presos,  más asesinados,  más desaparecidos y exiliados, no se haya dignado emitir una declaración condenando la prisión de Pablo Hasél y ser consecuente con su tradición solidaria.

Los trabajadores fueron el sector con más reprimidos durante toda la dictadura. ¿¡Qué está esperando el PIT-CNT para sacar una condena!?

La CNT desde el primer día de la dictadura resistió la dictadura fascista y defendió a la democracia. La solidaridad es un problema de principios. La solidaridad nos hace más patriotas.

¡Libertad para los presos políticos!

¡Libertad para Pablo Hasél!

 

Por el Prof. Gonzalo Alsina

La ONDA digital Nº 990 (Síganos en Twitter y facebook)
INGRESE AQUÍ POR MÁS CONTENIDOS EN PORTADA
 

(Síganos en TwitterFacebook)
INGRESE AQUÍ POR MÁS CONTENIDOS EN PORTADA

Las notas aquí firmadas reflejan exclusivamente la opinión de los autores.

Más del Autor: