La ONDA digital en Instagram la Onda digital tv Analisis Politico
Volver al Inicio de la ONDA digital

La supervivencia de la democracia está en juego

Noam Chomsky, lingüista, politólogo de los Estados Unidos y uno de los intelectuales más respetados a nivel global, (en una entrevista reciente concedida a la agencia Telam) sostiene que estamos en medio de una “confluencia de crisis existenciales: la de la catástrofe medioambiental, la de la guerra nuclear y la de la crisis del deterioro de la democracia, que es el único medio para combatir esta crisis, además de la crisis de las pandemias “. A sus 91 años, sigue firme combatiendo al poder de las transnacionales, e implacable con los poderes establecidos y con el neoliberalismo y define a Donald Trump como “una especie de dictador de pacotilla, que ha instalado en Washington un pantano de corrupción“. “Hay que liberarse de la plaga neoliberal y hay que superar el liderazgo malévolo“. “Difícil, pero no imposible”. Afirma que la “supervivencia de la democracia está en juego”.

Así define la trascendencia de las elecciones en su país dentro de cinco días.  Nunca existió tanta atención y tanta incertidumbre mundial como las generadas por esta elección que culmina el Martes que viene. La incertidumbre incluye lo que pasará después que se cierren los circuitos de votación. Ayer ya habían votado por anticipado más de 70 millones de ciudadanos, más de 50 millones por correo y más de veinte millones en las mesas de votación. Eso augura una concurrencia muy superior a las últimas contiendas electorales de Estados Unidos. Ya con los votos anticipados faltando seis días para la eleccion, explicables en parte por la pandemia  , al aliviar la concentración de votantes en los circuitos, (lo que disminuye los riesgos de contagio). La  enorme cifra expresa que concurrirán a votar muchísimos más ciudadanos que en las pasadas elecciones, a pesar de la pandemia. La que se encuentra en su pico más alto desde que comenzó. Desmintiendo  la disparatada afirmación de Trump de que la misma está bajo control.

Parece que Chomsky no está solo al describir lo que está en juego ese día. La continuación de Trump en un segundo mandato acarrearía consecuencias terribles para el conjunto de la humanidad. No se podría detener el proceso de contaminación que se aceleró al retirarse Estados Unidos del acuerdo de Paris. Las guerras comerciales se incrementarían en un mundo en la peor crisis económica y social desde la gran depresión del siglo pasado. Seguirían acumulándose armas de todo tipo en una carrera armamentista propia de la “guerra fría” en curso, ahora entre Estados Unidos y la alianza chino-rusa, con riesgo de una guerra nuclear.

La democracia cedería terreno, acorralada por seguramente más liderazgos extremistas de derecha , racistas y xenófobos, en diversos lugares del planeta. El multilateralismo seguiría siendo debilitado y en consecuencia las posibilidades de gobernanza mundial. Las grandes transnacionales acentuarían su hegemonía planetaria y la desigualdad continuaría su marcha escandalosamente ascendente. El capitalismo salvaje seguiría su reinado sin límites, en perjuicio de la humanidad. No es que la lucha se de en un solo lugar. Pero de cómo de desarrolle esta en el corazón del imperialismo (aun en decadencia) depende en gran medida el resultado en el corto y mediano plazo.

 Las convocatorias de los últimos días muestran al partido Demócrata lanzado en una ofensiva durísima con una consigna dramática: “no podemos permitir otro mandato de Trump” No lo resistiría el pais ni el mundo. Esa sería la síntesis de lo que transmite el ex presidente Obama en su intensa gira por los diferentes estados de la unión que se consideran claves en la disputa. La ventaja de Joseph Biden es más grande que la que tenia Hillary Clinton en 2016, en todas las encuestas. Pero hay estados “clave” como los de la region de los lagos; Michigan, Pensilvania y Wisconsin que registran leves diferencias a favor de uno u otro de los candidatos. Esos fueron decisivos, aunque algunos otros también, para que Hillary Clinton, ganando el voto ciudadano por casi un Uruguay entero, perdió en el conteo de “electores”. Trump consiguió 304 votos, Hillary 227 y otros candidatos 7 de los 538 votos del Colegio Electoral. Pero ese resultado, producto de 50 elecciones y no de una circunscripción total, se produjo en 2016 con una concurrencia apenas superior al 55 por ciento.

Todo hace pronosticar una alta participación en el régimen de voto voluntario. En ello confían los demócratas que por primera vez en mucho tiempo han logrado recaudar más dinero que los republicanos para la campaña. Biden ha elegido una estrategia adecuada a la situación. Se ha mostrado muy cuidadoso y ejemplar con las medidas sanitarias contra la pandemia. Ha respondido con solidaridad hacia las victimas del racismo, se comprometió con una reforma de la formación de los cuerpos represivos y ha comprendido las gigantescas movilizaciones contra la discriminacion, condenando a las expresiones de violencia , sobre todo a la violencia del supremacismo blanco, repudiable manifestación del neonazismo. Ha sabido mantener la calma (salvo en el primer debate) y supo desplegar un discurso con contenido programático sensible a la situación sanitaria. Propone un liderazgo de unidad y ha incorporado gran parte de las reivindicaciones ambientales y buena parte de los planteos sociales de Bernie Sanders a favor de los sectores más vulnerables de la población. Ha propuesto un programa de recuperación de la economía y se muestra como una solución de unidad y de inclusión en torno a un estilo de gobierno colaborativo. A distancias oceánicas del estilo grotesco, extremista y ofensivo , propio de un “dictador de pacotilla”, (al decir de Noam Chomsky) como Donald Trump.

Quedan cinco días. No son pocos y mucho puede pasar. Inclusive la incertidumbre de la aceptación del resultado, que el propio encargado de asegurar que se respete, ha puesto en tela de juicio. Los jóvenes parecen decididos a luchar hasta el final. Todo indica que participarán en gran proporción, como pocas veces lo han hecho, en la votación. Los afrodescendientes y los latinos también. Ojalá que se produzca, efectivamente, esa participación. Ojalá que podamos repetir la sensación de inmensa alegría que nos dieron los pueblos de Bolivia y de Chile los últimos dos domingos pasados. Por la democracia, por la cultura, por el progreso; ojalá que este martes festejemos también una victoria de la esperanza en la mejor faceta de la condición humana.

Por Carlos Pita
Médico, político, ex embajador uruguayo en EE.UU.

La ONDA digital Nº 973 (Síganos en Twitter y facebook)
INGRESE AQUÍ POR MÁS CONTENIDOS EN PORTADAS

Print Friendly, PDF & Email

...





LA ONDA Digital Revista Semanal Gratuita    |    De los editores: Las notas que llevan firma reflejan la opinion de sus autores    |    © Copyright Revista LA ONDA digital