La ONDA digital en Instagram la Onda digital tv Analisis Politico
Volver al Inicio de la ONDA digital

Servil y traidor

El Grupo de Puebla, integrado por líderes y personalidades progresistas y de izquierda, planteó que Luis Almagro no debe continuar en el cargo de secretario general de la OEA. Sostiene que su papel en la desestabilización de Bolivia, que culminó con el golpe de estado, fue decisivo al inventar un fraude en las elecciones que el MAS había ganado con legitimidad en primera vuelta hace menos de un año. Afirma también que su gestión ha sido incompatible con las funciones inherentes a su investidura y ha quedado inhabilitado para seguir desempeñándola. A esta situación se ha llegado producto de un radical cambio de posiciones del secretario Luis Almagro.

Esta sorprendente transformación se dio en relativamente poco tiempo después de ser investido. Un personaje que accede a un cargo de relevancia internacional, no lo hace sin haber desplegado una trayectoria y un currículum cargado de gestiones de destaque, que le permiten exhibir un conjunto de méritos que lo hacen estar en condiciones de reunir los apoyos suficientes.

En el caso del actual secretario general de la Organización de Estados Americanos, fue además propuesto por uno de los jefes de estado y de gobierno de más prestigio y popularidad en el mundo. El entonces presidente José Mujica impulsó su candidatura sobre la base de una confianza política y personal sustentada por una clara posición del candidato. Caracterizado por sostener nítidas definiciones de defensa del derecho internacional, del respeto a los principios de no intervención, autodeterminación de los pueblos, la no injerencia en asuntos internos de los paises miembros y un claro compromiso de la búsqueda permanente del diálogo en la defensa y promocion de la paz entre las naciones. Por supuesto que también contaba con un claro conocimiento de las funciones de una organización cuya autoridad es la asamblea general y el secretario general cumple con funciones y atribuciones bien delimitadas en la Carta de la OEA. Su trayectoria como ministro de Relaciones Exteriores de Uruguay bajo la presidencia de Mujica avalaba una postura progresista, con un claro signo antiimperialista y con una clara vocación de diálogo entre todos los miembros de la máxima organización política de las américas.

Pero “un solo traidor puede con mil valientes”, como dice la canción del gran Alfredo Zitarrosa, el cangrejo no tardó en salir de abajo de la piedra. En pocas semanas se vió la jugada del personaje. Sin disimulo y sin inmutarse se transformó en un peón al servicio de la administración Trump, excedió todas sus competencias jurídicas y pasó a ser un vocero del peor gobierno de la historia de los Estados Unidos. Su máximo grado de servilismo traidor lo concretó con su perfomance en las elecciones nacionales de Bolivia hace un año. Fue el arquitecto principal del invento del fraude. Presentó como pruebas actas de escrutinio que mostraban a Evo Morales con votaciones de alrededor del noventa por ciento de los circuitos. En el conjunto el MÁS ganaba por el 51 y algo por ciento de los votos en todo el pais. Ambientó e impulsó con el apoyo de Trump el salvaje golpe de estado, que persiguió ycriminalizó a múltiples dirigentes del partido de gobierno, que fueron sometidos a humillaciones y violaciones de todo tipo de sus derechos humanos.

Realizada la reciente elección, con todos los recuentos avalados por el tribunal electoral del gobierno surgido del golpe, se constatan resultados en los mismos circuitos y en todoel país, superiores a los registrados hace casi un año atrás. El único fraude fue el fraude. Almagro, traidor y servil no debe permanecer un minuto más en el cargo. Debe ser sustituido. Nadie puede esperar una actitud de dignidad de alguien que no la posee. Debe ser un acto de reivindicación y de justa reparacion de tanto daño causado. Pero también un acto de justicia que restablezca el respeto a un cargo jerárquico creado para servir a las definiciones contenidas en la Carta que debe regir la actuación de la Organización. La confianza y la lealtad la otorga alguien que cree y practica esos valores. Quien los traiciona es exclusivo responsable de su miseria. Quien es servil se debe a su amo. Comparte la culpa con este de sus canalladas. En este caso son los dos igualmente miserables.

 

Por Carlos Pita
Médico, político, ex embajador uruguayo en EE.UU.

La ONDA digital Nº 973 (Síganos en Twitter y facebook)
INGRESE AQUÍ POR MÁS CONTENIDOS EN PORTADAS

Print Friendly, PDF & Email

...





LA ONDA Digital Revista Semanal Gratuita    |    De los editores: Las notas que llevan firma reflejan la opinion de sus autores    |    © Copyright Revista LA ONDA digital