La ONDA digital en Instagram la Onda digital tv Analisis Politico
Volver al Inicio de la ONDA digital

A la derecha no le gusta los medios estatales, Macri quería cerrar Télam y la TV Pública

El ex ministro macrista de Cultura, Pablo Avelluto, se lamentó públicamente por no haber liquidado la agencia nacional de noticias y el canal público de TV. y advirtió como «autocrítica» el «no haber hecho más» para conseguirlo, con lo que desnudó lo que la gestión Cambiemos no reconocía: querían cerrar los medios estatales. 

Aunque parezca que una conjugación de infortunios o hechos repudiables es muy difícil de lograr, Pablo Avelluto, el ex ministro de Cultura de la gestión de Mauricio Macri, lo logra frecuentemente: no sólo reconoció que el gobierno que integró quería cerrar Télam y la TV Pública, como desmentieron los funcionarios a cargo en diversas oportunidades, sino que se lamentó públicamente por «no haber hecho más» por lograrlo.

Avelluto, que fue Coordinador General del Sistema de Medios Públicos de la Ciudad con Macri entre el 2014 y el 2015 y luego ministro y secretario de Cultura hasta el 2019, hizo una «autocrítica» en la que expresó su descontento por «no haber hecho más para cerrar Agencia Télam y la TV Pública».

«Autocrítica: no haber hecho más para cerrar Télam y la TV Pública, dos clubes de militantes autoritarios carísimos e incompetentes», tuiteó el ex funcionario, a quien se acusa de haber fundido librerías y editoriales y quien habitualmente usa sus redes sociales para generar polémica con opiniones de poco espíritu democrático, como cuando ponderó a un «golpe de Estado» como su favorito entre otros.

Curiosamente, con ánimo de desacreditar al actual funcionario a quien intentaba atacar, Avelluto sostuvo que «el sesgo antidemocratico de la persona que hace de periodista supera al del ex periodista devenido funcionario», tal como es su caso, ya que trabajó de periodista.

En el tuit del ex ministro se comparte una nota de Clarín en la que refieren con un título tendencioso a una polémica generada ayer, cuando el vicepresidente de la Enacom, Gustavo López, se mostró preocupado por la difusión de noticias falsas. “El problema de las noticias que son falsas es que en el tema de los portales no tienen responsable” que se haga cargo de las consecuencias judiciales por difundir esas fake news, dijo el funcionario, y agregó: “Yo creo que hay que abrir un gran debate para analizar esto”.

«La autocrítica» del ex ministro… dice: No haber hecho más para cerrar Télam y la TV Pública, dos clubes de militantes autoritarios carísimos e incompetentes», tuiteó el ex funcionario, a quien se acusa de haber fundido librerías y editoriales y quien habitualmente usa sus redes sociales para generar polémica con opiniones de poco espíritu democrático, como cuando ponderó a un «golpe de Estado» como su favorito entre otros.

Como en el graph de la TV Pública figuraba que iban a regular el funcionamiento de los portales de internet, horas más tarde, desde la Enacom emitieron un comunicado en el que desmintieron esta afirmación. El presidente del organismo, Claudio Ambrosini, escribió: «Como presidente de Enacom desmiento que el organismo realice cualquier tipo de regulación sobre los contenidos que circulan en Internet como se explícitaba en el zócalo de un programa televisivo durante una entrevista a un director del organismo».

Esto no le importó a Avelluto, que de todos modos se indignó. A través de su cuenta de Twitter, se enojó por esa entrevista y por el graph, y se arrepintió de no haber cerrado dos medios públicos.

No conforme con su ataque, ironizó ante los cuestionamientos de trabajadores de Télam, quienes le señalaron que sus declaraciones públicas promueven «más odio». Es que durante la gestión macrista la agencia de noticias sufrió el despido de 357 trabajadores de prensa, ordenado por el ex titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos (SFMCP), Hernán Lombardi, que desmentía el intento de cierre. Gracias al trabajo sindical y la justicia laboral, una buena porción de las personas echadas fueron reincorporadas.

Ante la casi unánime respuesta al tuit original y la acusación de que su «arrepentimiento» expone su fascismo, Avelluto insistió en sostener que «cerrar agencias estatales oficialistas no es fascista» sino que «es democrático».

 

Fuente: Periódico PolíticaArgentina

 

La ONDA digital Nº 949 (Síganos en Twitter y facebook)
INGRESE AQUÍ POR MÁS CONTENIDOS EN PORTADAS

Print Friendly, PDF & Email

...





LA ONDA Digital Revista Semanal Gratuita    |    De los editores: Las notas que llevan firma reflejan la opinion de sus autores    |    © Copyright Revista LA ONDA digital