La ONDA digital en Instagram la Onda digital tv Analisis Politico
Volver al Inicio de la ONDA digital

Estimación del efecto de corto plazo de la COVID-19 en la pobreza en Uruguay

En este documento, cuantificamos el efecto de la contracción en los niveles de empleo e ingresos sobre la pobreza en abril de 2020. Las preguntas centrales que buscamos responder son: ¿cuántas personas han caído por debajo de la línea de pobreza a partir de la pandemia? ¿Hasta qué punto las medidas implementadas han logrado neutralizar estos efectos negativos? ¿Cuántos recursos adicionales son necesarios para mantener la pobreza en los niveles previos a la crisis? Para contestarlas, utilizamos los datos de la Encuesta Continua de Hogares (ECH) y simulamos  el envío a seguro de paro de unos 140 mil trabajadores/as formales; (ii) la pérdida de empleo e ingresos para los trabajadores/as informales y cuentapropistas en forma consistente con la contracción prevista de la economía;  las principales medidas paliativas desplegadas por el gobierno. Se simularon 21 escenarios alternativos, que varían en nivel de impacto agregado en la economía y en patrones de distribución del shock negativo, arrojando resultados muy similares. A continuación, presentamos las principales conclusiones de este ejercicio.

Primero, el número de hogares y personas por debajo de la línea de pobreza se incrementa rápidamente. En nuestro escenario central, considerando una caída de 3,5% del Producto Interno Bruto (PIB), 2 la incidencia de la pobreza tras la acción de las nuevas políticas desplegadas trepa al 11,6% (incremento de 3,1 puntos porcentuales 3 ) y se ubica entre 11,2% y 12,1% dependiendo de los supuestos considerados. Esto representa entre 94 mil y 127 mil personas que caen por debajo de la línea de pobreza, un incremento del entorno del 35,6%. Además, cada 0,1% adicional de contracción del PBI, incrementa aproximadamente 0,21 puntos porcentuales nuestra estimación de la incidencia de la pobreza.

En abril unas 100 mil personas cayeron por debajo de la línea de pobreza, la “nueva normalidad” probablemente siga involucrando efectos negativos sobre una parte importante de la población. El número de hogares y personas por debajo de la línea de pobreza se incrementa rápidamente. En nuestro escenario central, considerando una caída de 3,5% del Producto Interno Bruto (PIB), 2 la incidencia de la pobreza tras la acción de las nuevas políticas desplegadas trepa al 11,6% (incremento de 3,1 puntos porcentuales.

Segundo, las medidas implementadas por el gobierno, si bien moderan levemente el aumento de la pobreza, son insuficientes para contenerlo. Simulamos el efecto de la duplicación de la Tarjeta Uruguay Social (por única vez, en dos pagos), duplicación de las Asignaciones Familiares del Plan de Equidad (por única vez en dos pagos, para quienes no reciben Tarjeta Uruguay Social) y la entrega de una canasta de alimentos por valor $1.200.

En promedio, este refuerzo de transferencias mensuales implementadas como resultado de la crisis es $1.622 por hogar ($400 por persona), lo que representa el 4% de los ingresos de los hogares destinatarios de las nuevas políticas. Como resultado, estimamos que las nuevas políticas de transferencias implementadas amortiguan el incremento de la pobreza en torno a un 20%. Vale señalar que muchos de los nuevos hogares que caen en la pobreza no reciben transferencias por fuera del seguro de paro, por lo que el crecimiento en el número de personas pobres implica potencialmente un cambio en la composición de la pobreza.

Tercero, el aumento en la pobreza es en gran medida mitigable. Aunque los efectos de mediano y largo plazo de la pandemia sobre la pobreza y la desigualdad son aún inciertos y requerirán un amplio abanico de políticas, el incremento de la pobreza de corto plazo puede neutralizarse por medio de transferencias monetarias. Si bien se necesitan más recursos para mantener a todos los hogares afectados por encima de la línea de pobreza, los montos estimados no son prohibitivos. Estimamos que mantener la pobreza en los niveles de 2019, implica poco menos de mil millones de pesos mensuales adicionales, es decir aproximadamente 22 millones de dólares mensuales.

Desarrollar esta política por un año representa un costo anual de 0.44% del PIB de 2019.7 Si bien esta cifra es una estimación dependiente de varios supuestos, sugiere órdenes de magnitud que indican que una respuesta más próxima a los desafíos impuestos por la crisis está dentro del alcance de las políticas públicas. La metodología empleada presenta limitaciones que hemos procurado neutralizar utilizando chequeos de robustez y considerando distintos escenarios posibles. La información es incompleta e insuficiente, y la precisión de nuestras estimaciones del impacto en pobreza dependen en buena medida de la propia precisión de las proyecciones de contracción económica existentes. Sin embargo, todas las estimaciones apuntan en un mismo sentido y, por tanto, más allá de variaciones relativamente menores en los resultados, las conclusiones generales parecen inequívocas. Concretamente: a partir de la pandemia la pobreza crece muy rápidamente;  las políticas paliativas mitigan una parte minoritaria del incremento de la pobreza;  es posible reducir en mucho mayor medida los efectos negativos de la pandemia.

Entendemos, por su parte, que otras instituciones del Estado cuentan con la información y capacidad humana instalada para realizar estimaciones más precisas, que podrán verificar y ajustar los resultados aquí presentados. Por último, la situación es altamente dinámica y, como se ha anunciado públicamente, nos encaminamos a una “nueva normalidad”. El ejercicio realizado en este documento y las estimaciones resultantes son importantes también en este nuevo marco. Esto es así ya que entendemos muy probable que la “nueva normalidad” no involucre una reversión inmediata de la situación al escenario pre-crisis, sino más bien una pausa en la profundización de la crisis. Vale decir, la “nueva normalidad” probablemente siga involucrando efectos negativos sobre una parte importante de la población.

Aquí Documento Completo

Matías Brum, Mauricio De Rosa

Economistas del Instituto de Economía- IECON- UdelaR

 

La ONDA digital Nº 948 (Síganos en Twitter y facebook)  

INGRESE AQUÍ POR MÁS CONTENIDOS EN PORTADA

 

Print Friendly, PDF & Email

...





LA ONDA Digital Revista Semanal Gratuita    |    De los editores: Las notas que llevan firma reflejan la opinion de sus autores    |    © Copyright Revista LA ONDA digital