La ONDA digital en Instagram la Onda digital tv Analisis Politico
Volver al Inicio de la ONDA digital

Por Lic. Fernando Britos V.

El jueves 8 de mayo del año 2008, la Universidad Autónoma de la Ciudad de México festejó el septuagésimo cumpleaños del escritor, periodista y cronista Carlos Monsiváis otorgándole el Honoris Causas Perdidas – un diploma honorífico diseñado por el caricaturista Rafael Barajas, “El Fisgón” – como reconocimiento a su infatigable labor para “poner en el temario de los problemas nacionales” las causas perdidas [i].

El coloquio que entonces tuvo lugar se denominó “De inclusiones, exclusiones y otros olvidos” y Monsiváis se extendió acerca de las causas perdidas que la sociedad mexicana ha ido acumulando a lo largo de su historia.

Recordar esto, en el Uruguay de hoy, en el mundo de la pandemia, equivale a sumergirse en su vigencia, a empaparse en su potencia y proyección de un activista cuya lucidez puede iluminar nuestro camino.

Monsiváis afirmó que la categoría “causas perdidas” es la certeza del valor inmanente de las exigencias de justicia y de las batallas para alcanzarla. “La primer gran victoria – dijo – se alcanza sobre el pesimismo que da noticias sobre la enormidad de los obstáculos y del final lamentable de los que han intentado desafiar a los vencedores de siempre”.

“No ennumero ni intento describir – aseguró – una procesión de mártires voluntarios, existen en este panorama pero nunca son los más, sino a los convencidos que las injusticias cometidas contra ellos y contra sus ancestros y de seguro sus descendientes, deben concluir porque eso lo exige la síntesis de los derechos humanos, que es la sensación dual de libertad y dignidad”.

Carlos Monsiváis es definido muy acertadamente en Wikipedia al señalar que “sus posiciones políticas y su perspectiva crítica lo llevaron, desde el inicio de su carrera periodística, a dar cuenta de todos aquellos fenómenos literarios, sociales y culturales que implicaban un desacato al autoritarismo, al orden establecido y al conservadurismo”.

Biblioteca personal del escritor, hoy depositada en la Biblioteca José Vasconcelos de México

Torrencial e incansable, Monsiváis dedicó su atención a todos los personajes o acontecimientos que implicaron un avance de las ideas progresistas y el rechazo de todos los autoritarismos. Promovió los derechos de las minorías, combatió el racismo,  fue gran defensor de la educación pública y la lectura, apoyó la lucha por la diversidad sexual y los derechos de los animales (se opuso a las corridas de toros), apoyó los movimientos feministas y fue un firme partidario de la despenalización del aborto en el marco de la salud sexual y reproductiva.

Fue un verdadero polígrafo: escribió cuentos, fábulas, aforismos, crónicas y ensayos. Tengo en mis manos un ejemplar del que es su libro más famoso: Días de guardar (Ed. Era, México, 1970) y en su homenaje transcribiré el texto que Monsiváis incluyó en la contratapa.

Días de guardar: No se engañe nadie, no, pensando que ha de durar lo que espera más que duró lo que vió: multiud en busca de ídolos en busca de multitud, rencor sin rostro y sin máscara, adhesión al orden, sombras gobernadas por frases, certidumbre del bien de pocos, consuelo de todos (sólo podemos asomarnos al reflejo), fe en la durabilidad de la apariencia, orgullo y prejuicio, sentido y sensibilidad, estilo, tiernos sentimientos en demolición, imágenes que informan de una realidad donde significaban las imágenes, represión que garantiza la continuidad de la represión, voluntad democrática, renovación del lenguaje a partir del silencio, eternidad gastada por el uso, revelaciones convencionales sobre ti mismo, locura sin sueño, sueño sin olvido, historia de unos días.

[i] Dos años después, en junio de 2010 el escritor falleció víctima de una insuficiencia respiratoria producida por una fibrosis pulmonar.

 

Por Lic. Fernando Britos V.

La ONDA digital Nº 946 (Síganos en Twitter y facebook)
INGRESE AQUÍ POR MÁS CONTENIDOS EN PORTADA

Print Friendly, PDF & Email

...





LA ONDA Digital Revista Semanal Gratuita    |    De los editores: Las notas que llevan firma reflejan la opinion de sus autores    |    © Copyright Revista LA ONDA digital