La ONDA digital en Instagram la Onda digital esta en Facebook Analisis Politico
Volver al Inicio de la ONDA digital

No me vendan terror

Share Button

Es necesario empezar por una aclaración: estoy de acuerdo con la apreciación de lo peligrosa que es esta pandemia de coronavirus. Totalmente de acuerdo con la responsabilidad individual e intransferible que nos cabe en lo que tiene que ver con las precauciones.´

Por nuestro bien, y por el bien general de la Sociedad debemos extremar los esfuerzos tratando de no adquirir el virus y mucho menos de trasmitirlo.

En general, estoy de acuerdo con las medidas que ha tomado el Gobierno. No sé, no puedo saber, si son las únicas o deberían aprobarse, recomendarse o establecerse medidas más severas.

Y condeno absolutamente a quienes han contribuido, por imprudencia, ignorancia, temor o desprecio a contagiarlo. A los que lo  hayan hecho y a quienes lo hagan en el futuro.

Cada cual cargara con la responsabilidad que le corresponda. Porque, si bien, a los efectos es lo mismo, no se iguala a quien actuó por ignorancia o temor con quien lo hizo por sentirse superior a las normas.

¿Está claro? ¡Trato de cumplir por mí, y por los demás! Creo que el coronavirus es una gran desgracia que le ha caído al mundo y que ha golpeado a nuestro país en mal momento.

Gobierno nuevo y con tensiones internas.

Economía apenas funcionando con niveles mínimos de crecimiento y tremendo “viento en contra”.

Y acá entramos a eso del título: “NO ME VENDAN TERROR” Y no traten de venderme gato por liebre.

Una cosa es el tal “coronavirus” y otra, ¡muy, pero muy, muy, otra es que lo utilicemos de “Chivo Expiatorio” y lo culpemos de todo.

En esto distingo dos tipos de “vendedores de terror”. En general, la prensa, los medios, están para dar “noticias” y la gran noticia es el coronavirus.

Es explicable, entonces, que los periodistas se refieran a esa noticia. De total actualidad, en proceso de amenazante crecimiento y que a todos preocupa.

Repito, ¡a mí también!

Porque soy “población de riesgo” porque tengo en este país muchos seres entrañables que pueden verse afectados y porque “La Sociedadme importa.

Pero, respetables y respetados compañeros de la prensa, lo cortés no quita lo valiente. Y una noticia, por sensacional que sea, no quita que  debemos informar equilibradamente.

No es fácil, pero tampoco es imposible.

No debemos dejarnos llevar por la ola y obsesionarnos al punto de obsesionar a nuestros informados.

El 12 de este mes los colegas de “La Diaria” dedicaron dos páginas a un loable intento: dimensionar la información acerca de lo que estaba pasando.

¡Justo el día antes del pánico!

Entre los supersticiosos las opiniones están divididas: unos dicen que los “martes” y otros dicen que los “viernes” son días nefastos.

Yo, formación cristiana, siempre sospeché de los viernes, porque un Viernes murió Jesús. Y siempre rechacé el 13 porque es el número de los de la “Ultima Cena” y Judas traicionó,

¡Ya había traicionado, creo!

Bueno… tras cartón prenden y ejecutan a Cristo.

¡Mal número el 13! Pese a lo que opina el “Loco Abreu”!

Justo en Viernes 13 se supieron las noticias y empezó todo este desborde informativo en el cual estamos viviendo. Sin que se agreguen demasiadas novedades pero si se agregan y repiten hasta la saciedad las mismas noticias.

El 12, “La Diaria” nos informaba que, en tanto ,diariamente mueren  3014 personas de tuberculosis en el mundo, mueren únicamente 62 de coronavirus.

Ya sé que, para el que muere, la estadística no representa nada. A él le toco un 100% de muerte.

Pero, si debe importarnos a los vivos. El coronavirus ocupa el lugar 17 en cantidad de muertos diarios. Justo debajo de la Fiebre Amarilla que mata 82 por día.

Tengo, tuve (y sigo teniendo porque no olvido) un hermano muerto de 5 meses de Diarrea Infantil que mata 1644 bebes POR DIA.

Mi hermano murió en dos días en diciembre del 44, durante la Seca grande. En aquel entonces no se sabía que lo más importante era hidratar. Pero, desde entonces se sabe y la diarrea se lleva 1644 bebes por día.

Es en el mundo y yo, individualmente, no puedo hacer más que esto: ¡RECORDARLES!

Recordarles que el mundo es injusto y por lo menos, debemos tratar de que no lo sea tanto.

Me preocupan los que, sin darse cuenta, corren detrás de la noticia y contribuyen, sin desearlo, a aumentar el pánico.

¡Más me preocupan quienes saben.

Quienes son los beneficiarios de este mundo tan injusto y quienes son responsables por los males del mundo y por el pánico!

¡No me enseñen a lavarme las manos!

Vergüenza y dolor por los millones de seres humanos como yo, que no tienen agua para lavarse!

Que tienen que beber agua infectada y sucia porque es la que hay.

Lo escribo y me avergüenzo de mis críticas a OSE.

Y me crie sin agua corriente.

La desvergonzada de Añez que usurpa una Presidencia a la cual le está tomando el gusto, aprovecha el coronavirus para prohibir las concentraciones. E insinúa que, tal vez las elecciones deberían postergarse…

Lo mismo el Colombia: -“No manifiesten que se pueden agarrar el coronavirus”…

Piñera en Chile, en acuerdo que no puedo entender con “la oposición”, atrasó en casi un año los dos actos eleccionarios que permitirían cambiar la Constitución.

Terminará el mandato en la “Paz del coronavirus”

Tan luego él; que lleva más muertos por la represión que la Peste en ese país.

Siento impotencia y rabia.

Impotencia porque en medio de este nerviosismo general la gente pierde el control.

Rabia porque le fomentan el pánico y se aprovechan del mismo quienes son los verdaderos responsables de esta Pandemia y de la muerte diaria de millares de personas a las que matan enfermedades curables.

Prevenibles; evitables y curables.

No mueren por la enfermedad; MUEREN POR POBRES.

Porque los hemos abandonado.

Porque a nadie que tenga poder de decisión le importan lo suficiente como para hacer algo efectivo por ellos.

No es cierto que “El hombre es lobo del hombre” . Hay hombres que persiguen su ganancia sin importarles el costo. Peores que lobos.

En tren de comparar, diría: Hay hombres que son hienas a quienes nada les importa sino su ganancia.

Y yo me conduelo de lo que pasa y me avergüenzo de mi impotencia.

Son esas personas, esos conglomerados financieros que ni se sabe a quién pertenecen.

No tienen “Dueño”, pero   tienen “Gerentes” .

Y ahora se beneficiarán del pánico para disimular los desastres que han generado.

Hay mucho escrito acerca de cómo, el avance sobre las superficies hasta ahora vírgenes han presionado sobre ambientes equilibrados y localizados en esos sitios hoy invadidos.

La “Civilización” que es como decir “El más despiadado Capitalismo” transforma los habitab y sus pobladores; gente o virus, deben adaptarse y migrar.

Tal el Dengue, la zukundunga y la Fiebre Amarilla, que estaban confinados en las selvas que ya no existen y hoy son urbanos.

Prefiero creer que el coronavirus es producto natural de  esas “invasiones” y no la creación en laboratorio de un arma bacteriológica.

Prefiero creer que estos desastres son errores.

Pero, no puedo dejar de darme cuenta que el coronavirus, ahora, está siendo utilizado como tapadera para ocultar un pánico bursátil que no provocó.

Ni la “guerra del petróleo”, ni el coronavirus son otra cosa que la gota que puede haber desbordado el vaso y nos enterró en un Crack bursátil como no había desde el año 1929.

El 16 de este mes, la Bolsa de Nueva York tuvo una caída del 12,9 %, el segundo mayor desplome en los últimos 124 años.

Y la cosa sigue mal en todo el mundo. Con altibajos pero con tendencia claramente hacia el derrumbe.

¿Fue el coronavirus? ¿Fue “la guerra del petróleo”? ¡No señor!, No intenten engañarnos con esos dos cucos.

El Capitalismo de nuestro tiempo: Financiero, no fabril es, ¡tiene que ser! Inestabilidad y crisis. De lo que se trata es de comerse mutuamente. Y si todo es estabilidad o prosperidad, nadie “cae” y nadie “se agranda”.

Luego del gigantesco “potlach” que fue la Gran Guerra y del pasaje de la Gripe Española que, en dos años mató el doble que la guerra, los Estados Unidos se convirtieron en el centro del mundo capitalista y vivieron una década de prosperidad no igualada.

Pero,  temprano o tarde la cena hay que pagarla.

La locura especulativa que llevó a que casi todo el mundo comprara acciones explotó en el gigantesco Crack del 29-

Al cual siguió “La Gran Depresión”, Hitler, la construcción de los primeros planes quinquenales en Unión Soviética.

Mussolini, el Militarismo Japonés; la Guerra de España y todo culminó en una segunda hoguera.

La Guerra Fría, con sus guerritas locales y su loca carrera armamentística disimuló la inestabilidad del sistema.

Como la bicicleta: mientras rueda no se cae.

Andando las cosas, tuvimos una crisis grave en el 87, otra en el 2000 y una mucho más profunda aún en el 2008 cuando Lehtman Brothers quebró arrastrando al mundo a la mayor Depresión desde los años 30.

¡Todavía estamos en ese barrial!

Siempre la causa es la misma: una falsa prosperidad; la necesidad de buscar la colocación de inmensos capitales (porque, barco parado no gana flete) y el deslizamiento hacia las colocaciones de riesgo.

Los “bonos basura” de quienes adquirieron préstamos que no podrán “honrar”. Personas, empresas, países… Desesperados, corruptos o ilusos, tanto da.

Bueno, la burbuja estalló el 16 de Marzo de este año y estamos en plena crisis.

No culpemos al coronavirus, ni a la baja del petróleo.

Nada, ni nadie puede parar esta bola de nieve.

Los capitales buscan “colocarse”, la Economía Real absorbe hasta cierto punto y con un límite: no puede pagar por encima de lo que esos capitales “rindan”.

Pero, como hay que “colocar el Capital” y obtener ganancias, se toman cada vez mayores riesgos hasta que, un día….

Ese día, el que “escapó” se agrandará; el que “la quedó” desaparecerá y nosotros, los pequeños seres y países, pagaremos por un festín en el cual no participamos.

Hay un dicho chino (¡yo qué sé si es chino!) Que viene al caso:  ”Cuando dos elefantes pelean, quien más resulta dañado es el pasto”

En fin…”julepeado” ya estoy y actúo con responsabilidad.

¡No me tiren más “pálidas”.

¡A cuidarse todos! Sin entrar en pánico.

Por Eduardo Platero
23 de Marzo 2020

La ONDA digital Nº 942 (Síganos en Twitter y facebook)
INGRESE AQUÍ POR MÁS CONTENIDOS EN PORTADAS

Print Friendly, PDF & Email

...





LA ONDA Digital Revista Semanal Gratuita    |    De los editores: Las notas que llevan firma reflejan la opinion de sus autores    |    © Copyright Revista LA ONDA digital