La ONDA digital en Instagram la Onda digital esta en Facebook Analisis Politico
Volver al Inicio de la ONDA digital

Araca, esta el Ford

Share Button

Leyendo la noticia de Lacalle de Herrera que le avisó a su hijo, nuestro futuro Presidente Luis Lacalle Pou, que el Ford V 8, convertible, del Año 37 que usara su bisabuelo del Luis Alberto de Herrera esta pronto para un segundo desfile presidencial el 1º de Marzo me vino a la memoria un tango.

“Papi, llévame p*al Centro” lo grabó Gardel y en esa versión lo recordé, porque escucho la “Clarín” que habla poco y pasa discos, pero se lo he escuchado, muy bien, a una muchacha de las actuales.

El tema, ingenuo y satírico, comienza con ese pedido. Una minita, en sus primeros pasos de mantenida, le pide a su “misie” que la saque del arrabal. Que la lleve al Centro en donde espera conseguir un mejor pasar.

Comienza muy modesta: …”yo quiero un cotorro de piso encerado” lo que ya sería un gran progreso. Pero, como el hambre viene comiendo y no hay límites en el reino de la fantasía, continua pidiendo y soñando.

El cotorrito encerado del inicio va creciendo y termina por ser un palacete propiamente acomodado. ¡Hasta con Valet que, cuando el chofer  estacione en la puerta le avise: …”Araca, esta el Ford”.

Bueno, nuestro inminente Presidente ya tiene el Ford del bisabuelo (que, a su vez, ya era hijo de  ”alguien” en la política) para que repita, como antes su padre, el “Paseo” ya juramentado en el Legislativo hasta la sede Presidencial que debería seguir siendo el Palacio “Estevez” que, a mi parecer, es más representativo que un bloque de edificación que no tiene balcones.

Pero, es nada más que la opinión mía.

Irrelevante.

¡Nada que ver con el Tango, por supuesto. El “Paseo Presidencial” del 1º de Marzo será real y bien ganado. ¡Bien que se lo merece quien cargará con el cargo los próximos cinco años!

Lo que me queda es el concepto de “Dinastïa”. Hijo y Bisnieto de presidentes, sucederá en el Ejecutivo a un “Hombre Nuevo”.

Tabaré no tiene antecesores ilustres, es el único Presidente que hemos tenido que surgió de la Clase Trabajadora.

Hijo de un trabajador de Ancap, nieto de un picapedrero.

Gallego, descendiente de gallegos que antes de emigrar trabajaban la tierra. Cierto, hoy es un reputado profesional y empresario, pero nació y vivió en La Teja, y se recibió con tenacidad en la Educación Pública.

Llevó hasta sus últimas consecuencias el temor de quienes se opusieron a la extensión de la Educación Secundaria. Gratuita y Laica.  El hijo de un peón llegó a Doctor.

No es el único ya que nuestro país lo hizo posible. Empezando con Varela y continuando con el impulso de Batlle y Ordóñez y el sostén de los blancos independientes.

Los progresos del Batllismo no hubiesen sido posibles sin ese complemento que tendemos a olvidar ya que, andando el tiempo, el Herrerismo consiguió volverlos al redil.

Así como tendemos a olvidar que siendo una República, por cierto nuevita, con apenas doscientos años por cumplir, hemos tenido y tenemos “dinastías”.

Don José Batlle y Ordoñez, padre de los Batlle Pacheco y tío de Luis Batlle Berres quien, a su vez, nos legó al Dr. Jorge Batlle. Pero, Don Pepe, a su vez era nieto del catalán Don José Batlle y Carreó, molinero y proveedor de la Marina Real, Jefe del Partido Españolista que emigró a España antes de la llegada de las fuerzas artiguistas a Montevideo.

Ese Batlle y Carreó fue el principal impulsor del Plan de Reconquista de la Banda Oriental que le fue presentado a Fernando VII quien, por falta de posibilidades de llevarlo a cabo lo cedió a su hermana Carlota.

Fue el seguido por las tropas de Lecor en su invasión.

¡Justamente, un 20 de Febrero el Cabildo de Montevideo recibió bajo Palio al invasor! Ya que estamos, también un  20 de Febrero se libró la batalla de Ituzaingó. Entre dos ejércitos agotados por la distancia y el verano que no tuvieron  más remedio que librarla.

Jugar todo a cara o cruz en una batalla que no definió nada ya que el Ejercito de las Provincias Unidas, vencedor en el Campo de Batalla, no explotó su éxito.

Prefirieron dejar que el Cuerpo se disgregara dando permiso para arrear ganado.

Las negociaciones continuaron a ritmo lento en Río hasta que, la Invasión de las Misiones por Rivera y la presión inglesa terminaron por acordar que no seríamos ni de uno, ni de otro.

¡Vean como se dispersan los recuerdos! Del Ford V8 a la Convención Preliminar de Paz que no firmamos porque  estábamos por existir.

Todavía estaba por redactarse la Constitución que debía ser sometida a inspección de los tres firmantes de la Convención.

En el entretanto gobernaron provisoriamente Rondeau y Lavalleja que esperaba ser elegido presidente cuando Rivera “se la ganó por los palos” como quien dice.

A todo esto, Don José Batlle y Carreó repatrió a su familia. Su Hijo Lorenzo Cristóbal Manuel había nacido en Montevideo en 1810. Después de la Gran Semana de Mayo y poco antes del Sitio que le pusiera Artigas luego de vencer en Las Piedras.

Se educó en España pero regresó al Uruguay en el 31 para seguir el pleito iniciado por su padre por los perjuicios que habían causado en su Molino de La Aguada las tropas de Artigas.

Al final ese reclamo se ganó y la Patria pagó una suma que le vino muy bien a Don Pepe, todavía un joven, para reiniciar la publicación de “El Día”.

Lorenzo, militar de escuela y prominente figura resultó electo presidente para el período 1868/72 como resultado de un empate imposible de romper entre los legisladores partidarios de Goyo Geta y Cándido Bustamante.

Fue “una Presidencia de a caballo” ya que las sublevaciones se sucedían obligando a Don Lorenzo a conducir su pacificación. No pudo con la conducida por Timoteo Aparicio  que por su ensañamiento y duración conocemos como: “La Guerra de las Lanzas”

La más larga; en general se combatía de Marzo a Octubre por las caballadas. Esta duró dos años y  fue sangrienta.

Con motivo de su finalización en Abril del 72 es que se levantó la columna hoy coronada por la Estatua de La Libertad en Plaza de Cagancha.

Disconforme con esa Paz, Lussich escribió “Los tres gauchos orientales”, obra que está estrechamente ligada al Martín Fierro. Y retoma las formas de Hidalgo, un diálogo en verso entre tres soldados.

Pese a esa disconformidad, la Paz de Abril inauguró una forma más pacífica de convivencia entre los dos partidos fundacionales.

Desde entonces y hasta la derrota y muerte de Aparicio Saravia en 1904 se repartían Jefaturas Políticas y de Policía.

Pero, no quiero apartarme del tema “dinastías”.

Cuenta el Gral. Antoni Díaz en sus memorias parcialmente publicadas en la Revista Histórica que Artigas, en la antevíspera del 18 de mayo acampó sus tropas en Canelones, en la estancia del ex Gobernador Viana.

Diaz cuenta que le preguntó al jefe de familia si se incorporaría al ejército patriota recibiendo una respuesta concluyente.

El ex Gobernador preguntó a su vez si en alguna oportunidad había sucedido que “un Viana” sirviese a las órdenes de “un Artigas”.

Para Viana la independencia no implicaba la abolición de las jerarquías que colocaban a su rama por encima de los Artigas.

Si tomamos esta respuesta, honesta y convencida, como guía para interpretar lo que llamamos, “traiciones” al Artiguismo  tendríamos los por qué más claros.

Casi todos querían la independencia que era desligarse del insufrible monopolio español en momentos en que la Revolución Industrial ofrecía más artículos, mejores y más baratos.

No tantos querían la República que únicamente aceptarían por falta de candidatos a monarca.

Muchos menos: “los artigueños” querían que su Revolución no fuese únicamente un cambio de autoridades. Querían una Revolución social.

Eran quienes habían derramado su sangre y esperaban que la Revolución les diera un  Sistema que privilegiase a los más infelices.

A ellos.

Lo que explica “Traiciones” y adhesiones tenaces dispuestas a dar sus escasos bienes y sus vidas por el Sistema.

Viana recibió en su estancia a las tropas y permitió que se enrolasen Antonio Díaz y Oribe quien, por matrimonio integraba esa rama.

Pero, un ex Gobernador no serviría a las órdenes de un Artigas por mayor que fuese su prestigio.

El asunto es que las dinastías hay veces que acaban por finalizar. Luego de cuatro generaciones nuestro próximo presidente, Dr. Luis Lacalle Pou, es el final de la misma y el liderato quedará en disputa.

Tendrá que luchar por mantenerlo desde el llano quien hoy lo tiene. Si es que lo quiere.

Edad tiene como para pelearlo y con Sanguinetti como aliado tiene un buen ejemplo de tenacidad.

Por supuesto, deberá luchar contra nosotros que le disputaremos el Poder a la coalición multicolor.

Pero, mucho más tendrá que luchar por mantenerse como líder de una coalición circunstancial.

En este “futuro entrevero” la Economista Laura Raffo apareció de la nada y aún en caso de ser derrotada, será un comensal en esa mesa.

No importa demasiado el resultado de esta campaña por la Intendencia de Montevideo.

A menos que sea un desastre la misma la convertirá en figura nacional.

Presidenciable, diríamos.

Puedo adelantar que no será un desastre por más que otros posibles “presidenciables” de su coalición marquen el paso a la brasilera.

“Faz que vais, mais, no vais”

Los nuestros se están encargando de abrirle brechas al casco de nuestro barco.

Si don Pepe Mujica “ayuda” a Villar dos o tres veces como lo hizo atacando al barrer a los médicos tendremos temporales varios.

Igual que si el compañero Martínez y la compañera Cosse siguen cobrándose cuentas viejas con motivos tan importantes como la existencia o no de “El Boleto Obrero”.

¡Vaya cuestión para andar a la greña!

Creo que nadie tiene demasiado rumbo y entonces quedamos a merced de las preguntas de los periodistas que saben menos que los candidatos acerca de las cuestiones municipales y preguntan “al tun tun”

La materia municipal es la que hay y lo que debemos hacer es mejorar lo hecho.

La inseguridad es tema del Dr. Larrañaga y luminarias se han puesto muchas.

Cierto, siempre se puede mejorar. Y tal es la palabra de orden: MEJORAR.

Siendo sinceros y sin prometer imposibles. Ni Montevideo volverá por arte de magia a ser la “Tacita de Plata”, ni habrá una luna de miel dulce y pacífica con Adeom.

No por culpa de nadie sino porque los intereses son diferentes y siempre costará conciliarlos.

Y porque la limpieza de la ciudad no es únicamente cuestión de Recolección y Barrido. No hay que ensuciar y hay que rescatar a los marginados.

Cuestiones Nacionales en las cuales podemos colaborar pero que no dirigimos, ni dirigiremos.

¿El Tren de la Costa? Bien gracias. Si alguien encuentra que la inversión vale la pena ya vendrán ofertas. Ese y el aprovechamiento del Corredor reservado en Avenida Italia son dos variantes del reclamado “4 a Pando” de la época del “Canario” Severino Alonso en AMDET.

No creo que estén planteándose como obra municipal. Podrían ser una solución. Requerirían una considerable inversión. Y nadie invierte sin calcular si ganará o no.

Ahora bien, si algún día se realiza el Corredor Avenida Italia reclamaré que lleve el nombre del Ingeniero Primo Roda que defendió ese espacio con uñas y dientes ante el avasallante apuro de Rachetti por terminar el ensanche.

Primo Roda era Director de Ingeniería del Tránsito y Presidente de la honorable “Asociación de Amigos del Riel”

¡Soñábamos con restablecer el tranvía en ese espacio!

No quiero olvidarme de la recién asumida legislatura.

Nos representan a todos. ¡Ojalá lo hagan bien!

 

Por Eduardo Platero
16 de febrero de 2020

La ONDA digital Nº 936 (Síganos en Twitter y facebook)
INGRESE AQUÍ POR MÁS CONTENIDOS EN PORTADAS

 

 

 

 

Print Friendly, PDF & Email

...





LA ONDA Digital Revista Semanal Gratuita    |    De los editores: Las notas que llevan firma reflejan la opinion de sus autores    |    © Copyright Revista LA ONDA digital