La ONDA digital en Instagram la Onda digital tv Analisis Politico
Volver al Inicio de la ONDA digital

¡Ojo al santo!

Share Button

Nuestro futuro Presidente tuvo la deferencia de dar a conocer a la opinión pública su “Borrador de Ley de Urgente Consideración” en el mismo momento en que lo dio a conocer a sus multicolores aliados.

Los cuales, entre dentellada y dentellada por las candidaturas a la IMM, lo están estudiando y ya han formulado consideraciones.

¡Mucho más ligeros! Los frenteamplistas, terminamos por “Consensuar” las tres candidaturas que se mantenían en danza.

Veremos cómo nos va…No es la candidatura única que yo, con mi ingenuidad de nefelibato esperaba; pero: ¡es una solución y se terminaron los cabildeos!

Como digo, entre dentellada y dentellada la coalición multicolor ha opinado. En general a favor y con algunas objeciones menores que, a lo mejor, serán contempladas y si no lo son, no los dividirán.

Lo importante es aprobarla para confirmar que “cumplieron con lo anunciado” y avanzar todo lo que puedan en aquello que los une: su antifrentismo.

Su odio a las medidas populares y democráticas que hemos aprobado en estos años.

Su anti estatismo; la profunda convicción que une a los Herreristas que siempre lo fueron, con los Colorados que hace años dejaron de ser “Batllistas”; con el Wilsonismo de quien únicamente conservan el retrato y el nuevo Partido Militar.

Este, con una concepción un tanto diferente. No son anti estatistas. ¡Pretenden un Estado al servicio de los vagorosos principios “patrióticos”!

El amor reverencial por la Bandera, por ejemplo.

Como si ella no fuese más que el producto de una Ley. Votada por el Poder Legislativo y promulgada por el Ejecutivo.

Que bien puede, porque ese es el Derecho en las democracias; bien puede dictar otra, con diferente diseño y diversos colores, a la cual deberemos “reverencia” no por ella sino por el sistema democrático que la eligió como enseña.

Como símbolo de la República Oriental del Uruguay. No hay que enredarse con ese asunto de “La Nación”…¡Somos REPUBLICA! y nuestro sistema de Gobierno es DEMOCRÁTICO REPRESENTATIVO. Con algunos institutos de Democracia Directa como los referéndum y pleibiscitos.

Y la Bandera Nacional es la que tenemos porque así se dispuso. Como emblema. Como las camisetas de futbol.

¡No hay que marearse con entelequias!

Volveré a mi asunto! Que refiere a algunas de las disposiciones del  “1º Borrador de la LUC”. Es el caso de la “eliminación del monopolio de ANCAP”. Sobre los combustibles, que es el campo que le va quedando.

Del portland creo que nunca fue monopolista pese a que también creo que fue la primera en elaborarlo únicamente con materiales nacionales.

Don Pepe era un estadista de mirada larga.

¡Nada de vender tal cual todo lo que producimos e importar todo lo elaborado que necesitemos.

Quería un país culto, con todos los saberes técnicos y científicos y que elaborara su producción para que los uruguayos tuviesen trabajo y el capital extranjero no se llevase las ganancias.

Tal cual lo que opina Uriarte..¿no?

De los alcoholes marchamos durante la dictadura. Hoy tomamos whisky importado y yo lloro por el coñac Joanicó y por la Añeja Común. La de botella cuadrada de color verdoso. Con el Ron me arreglo gracias al Havana Club.

Nos quedan los combustibles y con ello liquidarían a ANCAP, viejo sueño Herrerista y Riverista  y contra esa pretensión  ya se han levantado “voces airadas” a las cuales me sumo.

Recordemos, el precio de lo que elabora y distribuye es único. Lo mismo en La Teja, como quien dice: ”Al pie de la vaca“, que en Caraguatá o Mal Abrigo.

ANCAP no extrae petróleo, pese a que lo hemos buscado. Tenemos el monopolio del segundo tramo: la Refinación y compartimos con privados la distribución que es la parte más lucrativa del negocio.

¡A pesar de los desconsolados e intermitentes llantos de los estacioneros, el negocio más papa es la distribución! Ahora, cuando vieron la que se les venía, están alarmados.

Si…¡VIENEN POR ELLOS!

Se dieron cuenta que toda esta disposición no tiene por objetivo la Refinería sino habilitar la cartelización de la Distribución.

Son las tres grandes trasnacionales que operan en la plaza quienes pueden cartelizarse y someterlos. Fijar precios a su conveniencia. Diferenciales. A los “mios” un precio y a los que queden fuera otro, más alto.

Hasta que queden fuera, tragados por el Cartel.

Ahora que vieron los dientes del lobo, son los primeros en reclamar que sea el Estado quien fije los precios; los costos admitidos de distribución y los márgenes de ganancia.

Producir, no producimos petróleo. Lo compra ANCAP.

Lo compramos, nos lo traen, porque no tenemos flota petrolera (y ahora no estoy discutiendo el punto) y nos lo entregan en la  Boya de José Ignacio.

No compramos por litro, ¡ni por barril! El negocio es de una escala mucho mayor, apenas ocupamos uno de los últimos escalones porque somos un pequeño país con un pequeño consumo.

Para asegurarnos tratamos de hacer contratos de suministro “largos” y también hacemos contratos de mantenimiento de precio.

Los precios del crudo son más resbalosos que el jabón cuando se te cae en la ducha.

¡No los controlamos! ¡Sería ridículo pretenderlo!

Estamos pues, en la etapa en donde entra a jugar ANCAP. Nos lo trajeron, de acuerdo a lo contratado y nos lo entregaron en la Boya.

Lo traemos a la Refinería de La Teja mediante un oleoducto que no será gran cosa pero es suficiente para lo que compramos y podría transportar más.

Por aquí no hay problemas, éste funciona. No como el caño enorme que debería conectarnos con Vaca Muerta… que está más muerto que la Vaca que bautizó el lugar.

¡Ese no lo compró Sendic! ¡Ni tuvo intervención el Pato Celeste!

En La Teja lo refinamos y convertimos en una serie infinita que, para simplificar, llamaremos “combustibles”. Un pequeño excedente demasiado caro para aprovechar, es lo que quema la chimenea de honroso recuerdo.

¿Qué Refinería tenemos? Es nuestra mayor planta industrial. Al punto que, cuando, al tiempo estipulado, la paramos para hacerle mantenimiento, el PIB baja.

Tan grande es, para nuestro pequeño tamaño, que los economistas distinguen el PIB “con Refinería” y “sin Refinería”.

Por eso desconfiamos…¡”Vienen por la Refinería”! la quieren privatizar.

Bueno, si hablamos de cuestiones ideológicas, es cierto. Quieren privatizar TODO, ABSOLUTAMENTE TODO.

Quieren un Estado Juez y Gendarme. Con un claro sentido del Deber. Que no es “La Pública Felicidad” sino “El Orden”.

El sagrado Orden que defiende los privilegios de los privilegiados y sojuzga a los pobres.

Que deben ser laboriosos, sumisos, convencidos de que el único Orden posible es el que existe y agradecidos de las migajas que le tocan.

Eso está claro.

Pero…¿cuánto significa la Refinería a nivel mundial? ¿Cuánto significa el Mercado Uruguayo?

Poco, muy poco. Las Refinerías Argentinas están preparadas para producir 100 mil barriles diarios, la nuestra, luego de la ampliación, apenas 50 mil. Y casi nunca trabaja a pleno.

Las de Brasil producen 200 mil barriles diarios con una única excepción: Manaos.

En Manaos tienen una “pequeña refinería” que utilizan sobre todo con fines experimentales, porque el petróleo no siempre es igual como lo es la Coca Cola. Por eso, hay que ensayar.

Es la única que está en nuestra escala.

Más vale, a esta altura, que reafirme mis convicciones anticapitalistas. Mi desesperación ante el creciente poderío del Capital Financiero y su constante contradicción con los Estados Nacionales.

Son las trasnacionales quienes utilizan su enorme poder para irnos constriñendo y empujando hacia el Basurero de la Historia.

Como Estado Nacional. Soberano.

Nos quieren: “Consumidores”. No “Ciudadanos”.

Cuentan para ello con su enorme poder económico y el brutal poder militar de los estados capitalistas. Con los Estados Unidos a la cabeza.

Pero, ¡atención! Son todos capitalistas. A lo sumo podemos “movernos” entre las rendijas.

A lo que quiero llegar, y por eso el título, es a que vigilemos la limosna y no nos distraigamos con el Santo.

No quieren “la Refinería” pese a que, por cuestiones que habría que calificar como “Geopolíticas de las Trasnacionales” puede ser que alguna se la quede para impedir el desembarco de una rival.

Pero, ahora, en pequeño, lo que quieren es permitir que   los grandes usuarios de combustible con sus miles de hectáreas plantadas, puedan “importar” de los  países vecinos si les conviene.

Y sólo les convendrá si evaden los impuestos que pagan los combustibles que refina ANCAP.

Por “derecha” si se los exonera y eso sería un escándalo. Y por “la zurda” como pasó con los alcoholes; traían por derecha un tanto, pagaban impuestos por ese tanto que era el que se examinaba en su pureza y “bautizaban” con lo que había entrado por la zurda.

Hay un precioso cuento francés acerca de un pastelero que vendía los más exquisitos pasteles de alondra. Cuando lo entraron a averiguar confesó que eran mixtos: mitad alondra, mitad caballo.

–“Explicó;  mitad y mitad:  una alondra, un caballo.”

Si eres lo suficientemente grande (a escala uruguaya) cuando el laboreo lo exija y los vecinos estén con precio conveniente, podrás importar tu combustible.

En camiones…no en barcos. Y guardarlo en depósitos proporcionales. ¡Hasta vendérselo de favor a empresarios más chicos!

Seguro, luego vendrá la cartelización y con el tiempo, cerraran la Refinería.

Dejemos este asunto por aquí con una última aclaración: me hago responsable de lo que escribo. No obtuve la información que manejo de los aparatos de conducción del Frente porque no la han manejado.

Pese a contar con numerosos entendidos que, por haber sido designados en los más altos cargos del Ente tienen que saber mucho más del tema.

No he tenido la suerte de ser ilustrado por ellos.

¡Me imagino cuánta información deben estar recibiendo nuestros esforzados compañeros militantes!

Dos últimos comentarios respecto a este asuntito: Aratirí.

El primero refiere a lo que deberíamos tener en cuenta acerca de la ética de los gobernantes.

Julio Cesar, se divorció de su esposa Pompeya Sila a raíz del escándalo en las festividades de la “Bona Dea”.

No la acusó de adúltera pese a que la pescaron in fraganti.  “La mujer de Cesar debe ser honesta y parecerlo” dice Plutarco que dio como razón.

La otra institucional. Las grandes inversiones, proyectadas o efectuadas, no están sometidas a nuestras leyes sino a arbitrajes internacionales.

Arbitrajes que no tienen como deber el buscar La Verdad y ejercer La Justicia, sino Arbitrar Diferencias.

“Una alondra, un caballo” eso suele ser el “arbitrio”.

 

Eduardo Platero
2 de Febrero de 2020

La ONDA digital Nº 936 (Síganos en Twitter y facebook)

INGRESE AQUÍ POR MÁS CONTENIDOS EN PORTADAS

Print Friendly, PDF & Email

...





LA ONDA Digital Revista Semanal Gratuita    |    De los editores: Las notas que llevan firma reflejan la opinion de sus autores    |    © Copyright Revista LA ONDA digital