La ONDA digital en Instagram la Onda digital esta en Facebook Analisis Politico
Volver al Inicio de la ONDA digital

Un viejo cuento oriental

Share Button

No “oriental del Uruguay” sino oriental de Oriente, esa vaga referencia geográfica que nos saca de apuros cuando no sabemos muy bien a que nos estamos refiriendo.

El “Oriente”, lejano, mítico, poseedor de una sabiduría  acumulada en milenios de sensatez y que nos parece superior a la sabiduría que, en esos mismos milenios, acumulamos en Occidente para después sumergirla, subsumirla y hasta menospreciarla con la explosión del pensamiento científico-experimental de los últimos tiempos.

Cierto, ¡no han metido cada chantadas bajo la cubierta de “científico”! ¡Hay que ver las pruebas experimentales de algunos fármacos…! Muestras de algunas decenas de casos y cosas así.

Pero: “Es lo que hay, Valor”.

Volviendo a la ancestral y no sometida a examen riguroso “Sabiduría Oriental” ésta historia ejemplar está situada en la India.

¿No sé si no me llegó a través de Kipling!

Se trata del caso de una persona a la que se le llenó  la casa de ratones.

Para eliminarlos totalmente, luego de probar con venenos y trampas, trajo una serpiente para que los devorara.

¿Recuerdan…? La serpiente procreó y terminó por echarlo de su casa. Ya sin ratones, pero con serpientes.

Para correrlas trajo un tigre y se repitió la escena, el tigre se comió a las serpientes pero, se adueñó de su casa. Con lo cual, empecinado, recurrió a una manada de elefantes que corrieron al tigre y destruyeron la casa.

¡Ah querida “Coalición Multicolor” que será mi gobierno! ¡Ah, Dr. Larrañaga que será mi protector Ministro de Interior! ¡Ah ciudadanos ilusionados con la idea de que más gente armada, más pesadas penas y más mano dura resolverán los problemas de Seguridad que tenemos y nos espantan!

¡Cuánta ilusión! ¡Qué cara nos puede costar!

Entramos, más bien: ¡proseguimos! Escalamos varios escalones por encima de los que ya había subido este gobiernos que agoniza y que no tuvo (o no quiso) respuestas sensatas y se dejó llevar por la lógica punitiva.

Ya los romanos se preguntaban: ¿Quién custodia a los custodios? Y la Guardia Pretoriana terminó siendo tan dueña del Poder que llegó al colmo de rematar el trono imperial.

Esto no nos lleva a ningún lado.

Mejor dicho: ¡Esto lo pagaremos con sangre!

Cuando a quien nos debe custodiar a partir de respetarnos, se le alimentamos la creencia de que todos son culpables a menos que demuestren lo contrario… ¡en algún momento correrá sangre inocente!

¿Qué está pasando en las favelas de Rio?

Ha matado más gente que nada tenía que ver la “ocupación militar” que la delincuencia.

¿Qué les pasó a los yanquis  en Viet Nam del Sur?

La lógica de las armas y el pánico de soldados traídos desde el otro lado del mundo sin que supieran para qué, termino con el arrasamiento de aldeas y con la creación de verdaderos campos de concentración en donde encerraban a los pacíficos.

¡Para “custodiarlos”!

La horrible carnicería de My Long no fue un
“error” sino el resultado inevitable de una política de resolver por la violencia situaciones que la tienen por “Síntoma” y no por “Causa”

Hace un tiempito preguntaba: ¿qué se creen que están pensando los Carabineros en Chile?

Todos los días salen a batirse en las calles contra manifestantes que los apedrean y a los cuales deben disolver.

¿Alguien puede pensar que no odien a los manifestantes? ¿Qué reflexionen acerca de las razones de los mismos?

¡No! ¡Son “el enemigo”! Y a enemigo no hay que comprenderlo sino exterminarlo.

Así que: ¡Armemos a nuestros custodios! Garanticemos su impunidad con la presunción de inocencia y no esperemos demasiado respeto por el ciudadano.

En realidad, le estamos indicando que toda persona es sospechosa cuando autorizamos a detener en la calle y solicitar documentos.

¡Vamos!…¿No se acuerdan?

Cierto, hace algunos años que no sucede, pero, los que tenemos memoria y andamos arriba del medio siglo debemos recordar las veces que vimos ciudadanos apoyados con la punta de los dedos en la pared. Las piernas bien alejadas de la misma y abiertas en tanto un policía vigilaba y el otro comprobaba antecedentes desde el patrullero.

¿A cuántos nos tocó? Sin comerla, ni beberla. Mal momento, mal lugar…

¿Y los casos en que se pudo comprobar que el arma aparecida al lado del muerto había sido “plantada”?

¡Por favor! A Líber Arce lo mataron con una pistola calibre 22 y no con la de reglamento.

Todo esto costará sangre.

Sangre que caerá sobre quienes impulsan esto ahora pero que también nos salpicará.

Como Frente no tuvimos respuestas convincentes. No explicamos. No organizamos a nuestra fuerza que está en la base, no en las cúpulas que se dejaron llevar por delante a los ponchazos por quienes reclamaban mano dura.

Si la gente se equivoca – y se equivocó votando como votó – es porque la aturdieron y convencieron.

La pregunta es: ¿Dónde estábamos nosotros cuando los medios aturdían y convencían a la gente?

¿Diciendo hermosos discursos en las cámaras? ¿Pellizcándo alguna entrevista en los medios? ¿Dónde estabas, compañero, que, cuando en los comités de base los fieles se juntaban, no se escuchaba tu orientación?

Los medios no son nuestros y nunca lo serán. Incluso, si por obra divina lo fuesen, tendríamos enormes dificultades para orientar con firmeza y coherencia.

Porque, de a poco, lamentablemente, hemos entrado a confundir orientación  con “consenso”.

¡No hay nada más antidemocrático que el “consenso” que le otorga a la minoría la facultad de paralizar todo!

Discutir todo lo que sea necesario, respetuosamente, atendiendo aquellas objeciones que no entren en contradicción con la dirección estratégica de lo que intentamos Y DESPUES RESOLVER, ES LO DEMOCRÁTICO.

El problema, tal vez, y no quiero avanzar demasiado, es que no tenemos una dirección estratégica.

En realidad, somos unos administradores medianos que se auto engañan creyendo que están removiendo las raíces de los árboles.

Y no estoy pidiendo la Revolución…ese pajarito, si es que alguna vez lo tuvimos cerca, ¡ya se voló!

Pero, si podemos y debemos ser una fuerza popular organizada que actúe en el gobierno y en la calle.

Nos faltó “calle”. Nos ganó la medianía del “Consenso”.

Algo más en torno a esta filosofía punitiva.

¡Nada más pueblerino que considerar que el crecimiento de la violencia tiene que ver con las políticas tímidas!

¿Alguien me puede mencionar un país (¡uno sólo!) en el cual la mano dura haya resuelto la delincuencia?

Y ¡no me jodan con Giuliani! No hay Sociedad más violenta que la norteamericana. Gansterismo ya tan asentado que ni siquiera tiene que andar a los balazos como en los tiempos de Al Capone.

Desde que el gobierno de los Estados Unidos pactó con la mafia enviando a su más conspicuo representante a preparar el arribo de las tropas en Italia la Gran Delincuencia se oficializó.

Todavía no está claro el papel que jugó el Gran Delito ( y los organismos de Seguridad) en la muerte de los Kennedy.

Pero si es público que trabajó con la CIA y el FBI en la planificación de atentados contra Fidel.

No viene mal recordar a Bertold Brech en aquello de minimizar el minúsculo delito de robar en banco, comparándolo con el mayúsculo de fundar un banco.

Con esto  no estoy acusando a nuestros respetables banqueros de delincuentes. Una manzana podrida (y las hubo) no debería calificar a todo el cajón.

Pero…

El Capitalismo excluye, en realidad, no puedo afirmar que otros sistemas posibles no lo hagan. Pero el Capitalismo lo hace cada vez con mayor celeridad.

Y, la exclusión engendra al delito. Hay otras causas, no es la única. Pero que la exclusión es caldo de cultivo propicio nadie lo puede negar.

Por otra parte, la globalización no es un fenómeno limitado únicamente a las empresas capitalistas regulares.

También el delito se globaliza.

Sabíamos de las “maras” en Centro América. Nacieron de las pandillas juveniles de latinos excluidos, pobres y discriminados que vivían en las barriadas pobres de los Estados Unidos. Cuando expulsaron  delincuentes a sus países de origen, se trajeron consigo el modelo organizativo.

¡Ni que decir del Primer Comando Capital que nació en Río y hoy es un pulpo cuyos brazos están en toda América Latina! Desde hace años, de vez en cuando se filtra la noticia de los enfrentamientos armados con el Comando Vermelho.

Pregunto: disminuyó la delincuencia a partir de la segurísima prisión del Chapo Guzman.

¡No! ¡Acaba de salir una cerveza con su nombre!

Nada permite suponer que la severa severidad de la presunción de inocencia de la Ley de Urgente Consideración vaya a parar esto.

¡Ni la Ley de Derribos!

¡En fin! Si la sociedad se equivoca es porque los que “teníamos razón” no la supimos o no la quisimos explicar.

O, a lo mejor, será porque no teníamos las cosas demasiado claras.

Yo pecador me golpeo el pecho y digo: -“Por mi culpa, por mi mismísima culpa” “Por creerme tan listo que todos me harían caso sin necesidad de esforzarme mucho”

Y perdonen mi demora. Estaba esperando que el Frente decidiera si “demostramos la Unidad” con tres candidatos o cedemos ante las coordinadoras y mostramos que somos capaces de unirnos detrás de UNA CANDIDATURA.

Pero…se dieron un plazo para buscar “consensos”.

 

Eduardo Platero
28 de enero de 2020

La ONDA digital Nº 936 (Síganos en Twitter y facebook)

INGRESE AQUÍ POR MÁS CONTENIDOS EN PORTADAS

Print Friendly, PDF & Email

...





LA ONDA Digital Revista Semanal Gratuita    |    De los editores: Las notas que llevan firma reflejan la opinion de sus autores    |    © Copyright Revista LA ONDA digital