La ONDA digital en Instagram la Onda digital esta en Facebook Analisis Politico
Volver al Inicio de la ONDA digital

Share Button

CINE | “Secretos de Estado”: Los abusos del poder

La manipulación de la información y las inmorales intrigas del poder global que devinieron en la ilegal invasión a Irak por parte de una coalición occidental liderada por los Estados Unidos, constituyen las controvertidas materias temáticas que desarrolla “Secretos de Estado”, el removedor film del realizador sudafricano Gavin Hood.

Esta no es la historia de la agresión militar propiamente dicha, sino de los oscuros y encubiertos entretelones que rodearon a la demoledora operación militar desarrollada entre el 20 de marzo y el 1º de mayo de 2003.

Como se recordará, en esa oportunidad y por orden del por entonces presidente George W. Bush, tropas norteamericanas, conjuntamente con soldados del Reino Unido, entre otros países, emprendieron una furiosa ofensiva destinada a derrocar al dictador iraquí Saddam Hussein y encontrar presuntos depósitos de armas de destrucción masiva.

Obviamente, el arsenal jamás fue hallado, lo cual corrobora que esa falsa acusación fue un mero pretexto para modificar radicalmente la correlación de fuerzas en la región y apropiarse de los yacimientos petrolíferos iraquíes.

En tal sentido, vale recordar que Hussein –quien ulteriormente fue ejecutado por las fuerzas de ocupación- fue un aliado de Estados Unidos y un cretino útil funcional al imperio para detener la expansión de la revolución islámica de Irán.

Empero, esa situación comenzó a cambiar drásticamente, cuando el 2 de agosto de 1990 tropas iraquíes invadieron el territorio de Kuwait- aliado estratégico de Occidente- encendiendo la mecha de la primera guerra del Golfo, en el marco de la denominada Operación Tormenta del Desierto. Por supuesto, el presidente de los Estados Unidos era George Bush padre.

De todos modos, a diferencia a lo sucedido en 1990, la invasión a Irak de 2003 provocó una radical división de las potencias, con Francia, Bélgica, Alemania, Rusia y China como protagonistas. Estas naciones se opusieron a la acción militar.

“Secretos de Estado”, que es una suerte de película de espionaje con trasfondo político, denuncia –sin ambages- la persecución y el escarnio público al cual fue sometida una funcionaria de los servicios de inteligencia británicos, quien reveló información confidencial a la prensa de su país con el propósito de desmontar el complot y evitar el conflicto armado.

La historia, que naturalmente está basada en hechos reales, reconstruye, a partir del libro de investigación de Marcia y Thomas Mitchell, “The Spy Who Tried to Stop a War: Katharine Gun and the Secret Plot to Sanction the Iraq Invasion”, publicado en 2008, los pormenores de una filtración de información que provocó una auténtica conmoción.

En el centro del relato están los operativos de espionaje realizados por Estados Unidos a integrantes del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas y su intento de presionarlos para que avalaran la invasión a territorio iraquí.

La maniobra fue revelada por la funcionaria británica Katherine Gun (Keira Knightley), quien fue encarcelada por orden del gobierno del laborista Tony Blair, como si se tratara de una auténtica terrorista y sometida a juicio, sin ninguna garantía.

El relato denuncia el proceder realmente inmoral de la administración gubernamental de la época, que, procurando encubrir sus responsabilidades en la conspiración que culminó en la agresión armada contra Irak, violó –sin el menor pudor- todos los derechos humanos de Katherine Gun. Incluso, no satisfechos con ese auténtico ultraje, también amenazaron con deportar al esposo de la acusada -un kurdo residente en Gran Bretaña- como estrategia para presionar a la infortunada funcionaria.

Concebido mediante un intenso pulso narrativo no exento naturalmente de dramatismo, el film revela los métodos claramente antidemocráticos de los servicios de inteligencia y, por supuesto, de la Policía.

Con un plausible manejo del suspenso, Gavin Hood, director y a la vez guionista, recrea, con elocuentes detalles, el proceso de investigación que comienza en la propia agencia de inteligencia, cuando sus funcionarios son interrogados y presionados mediante métodos propios de una auténtica dictadura.

No le va en zaga la propia pesquisa policial, que desnuda la prepotencia y el abuso de poder de países que a menudo se ufanan de ser auténticos modelos de legalidad.

En tal sentido, la película no omite información relevante de un tenso proceso penal signado por el miedo, la intimidación y la falta de garantías, que rebaja a potencias económicas al nivel de meras repúblicas bananeras.

Evidentemente, estas naciones hegemónicas, incluyendo por supuesto a Estados Unidos, no tienen autoridad moral para dictar lecciones de democracia a nadie, porque en sus propios territorios se violan impunemente los derechos más elementales y ni que hablar de aquellas regiones del globo que agreden militarmente y colonizan.

Esta película aborda todos los eventuales ángulos de reflexión de un tema sin dudas singularmente espinoso, incluyendo el propio tratamiento periodístico del episodio y sus eventuales consecuencias.

En ese contexto, la progresión dramática está en clara sintonía con la catarata de acontecimientos que siguen a la confesión voluntaria de la propia autora de las revelaciones.

“Secretos de Estado” es una furibunda denuncia, que desnuda y explicita las metodologías autoritarias de gobiernos que se creen dueños del mundo y que no se detienen ante nada con tal de concretar sus oscuros y sórdidos propósitos.

Se trata de una  película valiente y nada complaciente, narrada con una tensión en permanente crescendo y un suspenso más propio de un thriller que de un film político propiamente dicho.

En un reparto actoral de parejo desempeño, sobresalen la correcta interpretación protagónica de Keira Knightley y la muy convincente actuación de Ralph Fiennes, quien encarna -con su habitual talento y versatilidad- al abogado defensor de la acusada.

Por Hugo Acevedo
(Analista)
Aquí ingrese para ver mas de Cine

La ONDA digital Nº 936 (Síganos en Twitter y facebook)


INGRESE AQUÍ POR MÁS CONTENIDOS EN PORTADAS

 

 

Print Friendly, PDF & Email

...





LA ONDA Digital Revista Semanal Gratuita    |    De los editores: Las notas que llevan firma reflejan la opinion de sus autores    |    © Copyright Revista LA ONDA digital