El FA pospone hasta el 2020 el balance sobre perdida del balotaje con el Partido Nacional

El pasado sábado 21 de diciembre se reunió el Plenario del Frente Amplio en la Huella de Seregni. Gran parte del tiempo lo ocuparon las intervenciones criticas a los dichos a la prensa pocas horas antes del expresidente José Mujica, contra el feminismo, la senadora Constanza Moreira (a la que llamo «burra» y que «nunca entendió nada»), también las criticas llegaron al Partido Socialista.

Por su parte las mujeres frenteamplistas declararaon que; “Dichos de Mujica son eco del pensar de hombres que sienten amenazada su masculinidad”

El dirio La Republica en una parte de su cronica sobre el evento dice lo siguiente: «Más de seis horas duró el Plenario Nacional con el fin de iniciar un análisis de lo sucedido en las pasadas elecciones nacionales, en las que la fuerza política perdió el gobierno. A la hora de la autocrítica los dirigentes estuvieron medidos, cautos y no fueron a fondo con el fin de «cuidar la unidad». No salieron nombres propios, y no hubo grandes cuestionamientos a la figura de Daniel Martínez.

Las bases criticaron al trabajo de la dirección de la fuerza política como de los sectores, las cuales «se separaron» y eso tuvo como consecuencia que la militancia y los dirigentes se divorciaran. Asimismo, se resaltó una y otra vez cómo «los de a pie tuvieron que salir a cargarse la campaña al hombro de cara a noviembre», lo cual se notó con el crecimiento desde octubre al balotaje».

De esta esta manera el Frente Amplio pospone hasta el  año 2020 el balance de las recientes elecciones nacionales donde perdió el balotaje frente al Partido Nacional.

 

DOCUMENTO DE FA.

El Plenario Nacional del Frente Amplio, reunido en el día de la fecha, declara:

“A redoblar la Esperanza”

1. En el mundo de hoy reina la incertidumbre. En todas partes las desigualdades van en aumento, la riqueza sigue en pocas manos, la paz es permanentemente puesta a prueba, y el predominio del capital financiero y los enfoques desreguladores pro-mercado sustituyen, en manos de una nueva avanzada de la derecha (conservadora y ultranacionalista) a las políticas de bienestar que los pueblos del mundo tanto necesitan. Este injusto sistema económico, ha provocado la desprotección de millones que ven vulnerados sus derechos más básicos y avanza ahora sobre la naturaleza y la vida, amenazadas por formas profundamente insostenibles de producción y consumo.

En este contexto, de crisis política, social, económica y ambiental, Latinoamérica vivió años donde con esperanza y creatividad, se desarrollaron experiencias que reivindicando principios históricos de no intervención y autodeterminación mostraron al mundo que las alternativas pacíficas a este modelo existen, y que se puede avanzar en un desarrollo inclusivo, aunque no exento de errores y/o contradicciones, para beneficio de las grandes mayorías.

2. Uruguay no fue la excepción a este fenómeno de avances sociales y conquistas populares, pero tampoco lo es a la actual contraofensiva de las derechas respaldadas por intereses económicos globales ligadas al capital financiero internacional y al imperialismo, que en los últimos años y a través de diferentes modalidades (campañas sucias a través de redes y medios, golpes blandos, violencia institucional) han apostado a la desestabilización poniendo así en peligro, además, los bienes más preciados con que cuentan los pueblos para avanzar: la paz y la democracia en la región.

3. Los gobiernos del Frente Amplio han transformado de manera significativa a nuestro país: hemos asistido al proceso de crecimiento económico ininterrumpido más largo de nuestra historia; hemos distribuido la riqueza como nunca antes; hemos apoyado la reconstrucción del Estado social abandonado a su suerte por las políticas de los partidos tradicionales, poniendo especial foco en la salud pública, la seguridad social y la educación; y hemos fortalecido nuestra democracia hasta convertirla en un ejemplo en el mundo y la región avanzando en derechos y oportunidades para todas y todos.

4. El Frente Amplio se aleja del Gobierno Nacional, luego de haber logrado que Uruguay sea el país más igualitario, dentro del continente que tiene los mayores índices de desigualdad. Corresponde recordar que el primer gobierno nacional frenteamplista comenzó con una fuerte apuesta al desarrollo de políticas sociales en un país que en 2004 tenía un millón de pobres lo que constituía un estado de verdadera emergencia social y hoy cuenta en con un Sistema Nacional Integrado de Cuidados, revolucionario por su cambio conceptual sobre estas tareas; que se dio inicio a los Planes Ceibal e Ibirapitá y se hizo la mayor inversión en Educación Pública de la historia; y que se gestaron reformas indispensables como la reforma tributaria y la de la salud apuntando a la cobertura universal, con equidad y solidaridad, mejorando la calidad asistencial y la sustentabilidad del sistema.

En estos años, noventa y cinco mil padres, madres, abuelos y abuelas pudieron recuperar su visión gracias a la solidaridad del pueblo y gobierno cubano. Además, por primera vez desde el fin de la dictadura hubo un verdadero compromiso con la defensa de los derechos humanos y el esclarecimiento del pasado reciente. En materia laboral, se avanzó en la protección legal de los trabajadores en general y los del campo en particular, que habían sido relegados. Debemos destacar además el reconocimiento de derechos a colectivos diversos, las leyes de Salud Sexual y Reproductiva, de Matrimonio Igualitario y la Ley Trans; así como la apertura al mundo y una extraordinaria diversificación y desarrollo de nuestro aparato productivo.

5. Sin embargo, no todo ha sido perfecto. Tanto en la tarea cotidiana de la construcción política junto a la gente y en el debilitamiento de nuestra relación con los diversos movimientos sociales, como en la inmensa responsabilidad de la gestión de gobierno hemos cometido errores y estos deben ser asumidos. Tal vez no fuimos buenos intérpretes ni canalizadores de las nuevas demandas que emergieron en el seno de la sociedad. Enfrentamos desafíos éticos que supimos superar, aunque no siempre con la prontitud que las situaciones ameritaban, y que nos interpelaron a la luz de nuestra propia historia y el compromiso que nuestros fundadores tenían con los principios de no intervención y autodeterminación y valores como la honestidad, la rectitud y la austeridad. Nuestras decisiones han logrado sembrar esperanza, pero hay un conjunto de deudas sociales que todavía permanecen. Tales deudas duelen porque significan que al cabo de quince años la realidad de muchos compatriotas indica que no se ha logrado alcanzar el umbral de la “publica felicidad”.

6. Con los resultados de las elecciones en primera y segunda vuelta, nuestro largo ciclo electoral cerró una de sus etapas fundamentales. El país volvió a celebrar una jornada democrática ejemplar, y el soberano legítimamente se expresó. Este nuevo escenario lo ubica nuevamente como el principal partido de la oposición, debiendo ejercer un fuerte control de la agenda política y de resguardo de los derechos conquistados durante estos casi quince años. Desde una oposición firme y constructiva, continuaremos trabajando de manera incansable en pos del bienestar de las grandes mayorías, teniendo como primer desafío político trascendental las próximas elecciones departamentales y municipales. Defenderemos el programa común que nos une, y lucharemos en todos los frentes por lo que este representa: un Uruguay inclusivo, desarrollado y solidario, en donde todas y todos tengan las mismas oportunidades. Este es y será nuestro gran objetivo estratégico. Nuestra propuesta está en el Programa del Frente Amplio que más de un millón de uruguayos y uruguayas respaldaron el pasado 24 de Noviembre.

7. Esta nueva coalición gobernante representa en nuestra visión una opción por el país de los privilegios para sectores que pretender recapturar la renta, ajenos completamente a los intereses de las grandes mayorías de trabajadores, estudiantes, jubilados y pensionistas, pequeños y medianos comerciantes e industriales, productores rurales y familiares, artistas y representantes de la cultura, la academia y el mundo profesional. Un modelo de país que corta por el hilo más fino en los momentos de crisis y apuesta al “natural derrame del mercado”. Con el respaldo de los medios masivos de comunicación, pretender reconstruir una agenda al servicio de los más poderosos, con un Estado pequeño y ausente ante los problemas de la gente.

8. Se ha conformado un gabinete que representa los intereses de los sectores del agronegocio vinculados a la exportación, las viejas recetas fondomonetaristas, las cámaras empresariales y componentes que expresan el pensamiento cívico-militar de la vieja doctrina de la seguridad nacional. Además de una marcada desigualdad de género que desconoce completamente el aporte de las mujeres y niega su derecho a ser parte de los procesos de decisión, las distintas expresiones conocidas hasta el momento reafirman un pensamiento conservador en lo social, que simplifica el flagelo de la pobreza y remite a visiones meritocráticas sobre el progreso individual.

9. Considerando todo lo antes dicho, debemos aceptar que los resultados marcan la necesidad de un profundo análisis crítico y autocrítico de lo actuado tanto desde el gobierno como desde la fuerza política. A ello nos abocaremos durante los meses que vengan, sin descuidar la unidad de la izquierda social y política, en tanto insumo indispensable para garantizar y sostener la continuidad de las transformaciones que nuestra realidad todavía requiere. El análisis de lo acontecido supone la necesidad de ahondar en cuestiones urgentes. A saber, qué errores cometimos y qué pudo hacerse mejor en la reciente campaña electoral, qué lecciones nos deja la experiencia en el Gobierno Nacional y en varios Gobiernos Departamentales y Municipales, cómo podemos reconectar con las bases y movimientos sociales para rearticular en clave de resistencia y propuesta el bloque social y político de los cambios. Al mismo, hemos de definir qué estrategia y qué plan de acción política habrán de orientarnos en el período que como oposición hemos de enfrentar.

10. A partir del primero de marzo, el Frente Amplio estará preparado para acompañar al pueblo uruguayo, como férreo defensor de todas las conquistas alcanzadas durante estos quince años. El camino será el de siempre: la lucha, la movilización y la generación de conciencia. Nuestra democracia, sus instituciones, y el bienestar de nuestra gente (especialmente de la más vulnerada) son y serán el principal motivo de nuestro desvelo. Ante todo, y como nos diría el General Seregni, reivindicamos al Frente Amplio y a su proyecto como lo que es: una necesidad popular y colectiva, que se expresó también en la inmensa movilización generada desde cada comité de base, coordinadora, departamental, cada iniciativa de las Redes Frenteamplistas, cada encuentro de algún colectivo y grupos de jóvenes que determinó la épica remontada del voto a voto. En particular, debemos
generar condiciones para la participación de las nuevas generaciones, respetando su idiosincrasia, sus códigos y su manera de actuar.

11. En septiembre de 1971 nuestro entrañable compañero Julio Castro, se refería desde las páginas de Marcha al entonces naciente Frente Amplio, como un “horizonte de esperanza”. Hoy, 48 años después, luego de tres gobiernos nacionales y concluida la primera parte del ciclo electoral, con derrota para nuestra fuerza política y por la forma en que esta se da, podemos aseverar que ese horizonte mantiene tan viva como siempre aquella luz de esperanza. Una vez más reafirmamos nuestro compromiso con la lucha que daremos junto al pueblo uruguayo por construir una patria cada vez más igualitaria a partir de un proyecto que tiene como punto de partida el valorar y reconocer nuestras diferencias, unidas en la diversidad. ¡Hoy más que nunca, a redoblar la esperanza!
Aprobada por mayoría
Montevideo, 21 de diciembre de 2019

***********
RESOLUCIÓN
En relación al proceso de balance y perspectivas que ahora se abre, y para que éste sea constructivo y responda a la inquietud de las y los frenteamplistas, urge establecer con claridad las etapas y formas de análisis y trabajo político que lo compondrán. El Plenario Nacional del Frente

Amplio, reunido en su sesión del día la fecha, resuelve:
a. Que esta instancia es el comienzo de un proceso que ha de ser gradual, profundo y fraterno, cimentado en la más amplia participación del pueblo frenteamplista y a lo largo del año 2020.

b. Que hasta el 15 de junio se recibirán aportes por escrito que serán recogidos por la Secretaría del Frente Amplio, y compilados por un grupo de trabajo a designar por la Mesa Política Nacional. Dicha compilación se hará circular por el conjunto de la estructura orgánica.

c. Pasadas las elecciones municipales y departamentales del mes de mayo, se procederá a retomar el proceso de discusión, en un espacio de hasta 90 días en el que deberán generarse las condiciones para celebrar diversos tipos de instancias de participación del pueblo frenteamplista, tales como un 4to Encuentro Nacional de Comités de Base, talleres, asambleas y otras modalidades que se consideren convenientes abiertas a los diferentes colectivos interesados en aportar.

d. Los ejes propuestos para el análisis y discusión política son: evaluación de los gobiernos, evaluación de las campañas en el presente ciclo electoral y análisis de la pérdida de votos del Frente Amplio, relación fuerza política – gobierno – movimientos
sociales, estructura y funcionamiento de la fuerza política incluyendo un balance crítico y autocrítico de los organismos de dirección, así como la presentación de informes en este sentido de los presidentes de las Comisiones Centrales y los responsables de los Comandos Electorales.

e. En el mes de agosto se convocará a un Plenario Nacional que realizará la evaluación de la marcha del proceso de balance y discutirá la convocatoria a elecciones internas del Frente Amplio.

f. El aporte de todas y todos a este proceso será recibido y sintetizado en un documento que deberá ser validado por la Mesa Política y refrendado en un nuevo Plenario Nacional a realizarse a partir del mes de octubre.

g. Se propone que este Plenario Nacional considere y apruebe un documento final del proceso que deberá incluir una estrategia y un plan de acción política, que deberá ser tenido en cuenta por todos los organismos de la fuerza política y los gobiernos departamentales y municipales y todos los frenteamplistas sea donde sea que participen.

Todos estos pasos deben tender al fortalecimiento del Frente Amplio como herramienta política, en tanto espacio donde se sintetiza y se proyecta el proceso de acumulación social y política por su esencialidad para proseguir el camino de las transformaciones.

Aprobada por mayoría
Montevideo, 21 de diciembre de 2019

***********

Aportes de Bases Mntevideo al Plenario Nacional del 21 de diciembre 2019, a partir de propuestas de la Coordinadora “l”

MOCIÓN 3

Teniendo presente los aportes de este balance autocrítico que se inicia, aprobar las siguientes consideraciones ante la próxima instancia electoral:

1. La necesidad de trabajar el relato político, los programas y plataformas de manera de enfrentar con éxito la ofensiva de la derecha con su idea del agotamiento y el fin del ciclo progresista. Con ese objetivo levantar con claridad la diferencia entre los dos modelos de país de manera de instalar el objetivo de dar respuesta política a la coalición multicolor.

2. Se debe promover la vigencia del FA como fuerza política transformadora, expresándolo tanto en los contenidos de las propuestas como en las imágenes de la campaña.

3. Se deberán fortalecer los organismos centrales de conducción del FA, así como definir correctamente su vínculo con las candidaturas, de manera de corregir debilidades en la conducción política.

4. Priorizar el esfuerzo y los recursos del FA en el trabajo de los Comités de Base planificando en el territorio, incorporando la experiencia obtenida recientemente con la campaña de cercanía y el voto a voto.

5. Relanzar el trabajo unitario, solidario y con perspectiva política con todo el campo popular, volviendo al diálogo llano y fraterno con nuestro pueblo, y revitalizando así el bloque social y político de los cambios.

*******

La ONDA digital Nº 935 (Síganos en Twitter y facebook)

INGRESE AQUÍ POR MÁS CONTENIDOS EN PORTADAS

  

(Síganos en TwitterFacebook)
INGRESE AQUÍ POR MÁS CONTENIDOS EN PORTADA

Las notas aquí firmadas reflejan exclusivamente la opinión de los autores.

Más del Autor: