La ONDA digital en Instagram la Onda digital esta en Facebook Analisis Politico
Volver al Inicio de la ONDA digital

Siete a siete: Es un empate

Share Button

Si no me falla la memoria, así se llamaba una murga recogiendo el dicho popular: “Siete a siete es un empate”

Me lo recordó el Debate.
Con la mayúscula que reconoce lo crucial, ¡lo importantísimo! del debate entre los dos candidatos con más chance de pasar al Balotaje: “Martínez-Lacalle Pou” o “Lacalle Pou-Martìnez” .

Como dicen los comentaristas de futbol cuando mencionan al Clásico para colocar a ambos contendientes en un plano de igualdad.

Por si no lo recuerdan reitero: estos debates, a mí juicio, únicamente sirven a los medios. No a los contendientes y mucho menos contribuyen a despejar dudas entre los votantes. Se dan en un marco tan, pero tan estipulado por los representantes de ambos y los ansiosos actores de los medios que esperan a convertirse en figuras actuando como moderadores que, ¡les falta sal!

Son una sopa boba encajonada en tantos segundos para cada uno y en una división temática que deja fuera todo lo picante. Al fin y a la postre, no definen nada.

Que Kennedy le haya ganado el debate a Nixón por haberse maquillado y presentar un aspecto más fresco y cómodo sólo habla del bajísimo nivel de contendientes y espectadores.
¡Así que se eligen presidentes por la pinta!

Las ideas, entonces: ¿no tienen importancia?

Y las mismas, en un encorsetado debate en el cual los únicos que se sienten importantes son los conductores que creen (o fingen creer) que están definiendo algo, más bien están ausentes. Como en una especie de combate-exibición ambos ya vienen libretados y rodeados de asesores. Y los “jueces” luego, adjudican puntos.

Primer round para Lacalle que pareció más seguro, segundo y tercero parejos y cuarto para Martìnez pese a sus horribles lentes.

Si de “pinta” se tratase, creo que Franklin D. Roosevelt no hubiese resultado electo.
¡Con las piernas inútiles que le había dejado la poliomelitis! ¡Vamos! La Democracia es algo serio, no un espectáculo que luego los señores comentaristas, opinólogos, politicólogos y otros “ólogos” comentan a su placer.

Ya todo estaba dicho y continuará así en esta campaña electoral que es la más pobre que haya presenciado en mis ya largos años. Pobre de ideas y abundante en golpes de efecto, globos inflados y disfraces. ¡Con el pobre Talvi sin que lo dejaran jugar en la Liga y protestando!

Con Sartori haciendo su camino hacia el Senado en tanto va dejando los pedazos por el camino.
Tal vez la peor víctima resulte ser la ubicua Senadora Verónica Alonso que quedó agarrada de un inseguro pincel.

Y no corre a la Diputación por Canelones.
Otro que hace unos meses pensaba en alianzas portentosas que lo llevaría, por fin, a ser “la bisagra” contempla al BPS como una realidad cercana.

¡Pobre Mieres, tanto remar para quedar tan lejos de la orilla!

Y el Gral. Manini poniendo cara de autoridad y congregando a los dispersos del Proceso.
Como a Pacheco lo favorece más el silencio que las palabras.

Se mandó una “Chicana” con la apelación. Del tipo de las que descartó en las declaraciones de Gavazzo: para ganar tiempo.
¡
Ojalá lo consiga!
Lo prefiero corriendo en la penca electoral respetando sus reglas a fuera de ella, “victimizado” y haciendo un trabajo de zapa.

No es “El Proceso” y no quiere serlo. Pero si, convoca a todos aquellos que se sintieron cómodos durante el mismo. A quienes privilegiaron al “Orden” por encimo de la Democracia y no se sintieron molestos. Ni con las Medidas de Seguridad de Pacheco Areco, ni con la Dictadura.

La vieja raíz “Riverista”.
Opuesta a la avanzada cívica y social del Batllismo de don Pepe. De corte autoritario y vínculos cercanos al militarismo con el que coincidían en privilegiar el Orden. El “orden social” y más allá de eso, el orden natural que, según su criterio establece jerarquías sociales inmodificables.

Orden y Seguridad al cual no habíamos prestado atención y hoy parecen devolver al Senador Larrañaga al segundo lugar dentro del Partido Nacional y dejarnos de regalo una Reforma de la Constitución peligrosísima.

¿Se dan cuenta?
Por un lado una Constitución que nos transformaría en una especie de Estado policial-militar. O…¡militar-policial.

Por el otro, la mentada y secreta “Ley de Urgente Consideración” a aprobarse en los primeros cien días con todos los poderes y facultades traspasados a la Presidencia.

Y sin ninguna duda, una política se shock económico destinado a resolver el Déficit Presupuestal y acordar con el Fondo.

No se necesita ser muy lince para darse cuenta que tal política sería resistida por los sectores afectados.

Léase: Movimiento Sindical, Universidad, Entes Autónomos.

Pueblo en general.

¡Qué bocado Antel!

¡Con cuánta facilidad se puede arruinar

Ancap!

Simplemente permitiendo la libre importación de combustible en poco tiempo la Refinería se convertiría en un montón de fierros viejos. ¡Que les importa a las petroleras vender combustible a pérdida con tal de arruinar al Ente Estatal para quedar dueñas del mercado!

Ya nadie parece recordar que decimos “Nafta” en lugar de gasolina porque la Unión ´Soviética nos proveyó de combustible cuando las petroleras nos castigaron. Cuando, empezamos a construir la Refinería nos bloquearon. No nos vendían combustible. Tuvimos que abrir relaciones diplomáticas con la URSS y abastecernos desde allá,

¡Qué se creen que son las petroleras?

Pese a que no lo dice, Ute ya entregó la generación eléctrica al capital privado. Es únicamente un pasito lo que falta para adueñarse de todo. Privilegiar el “Déficit Cero” es desproteger el patrimonio estatal, rebajar salarios y resecar a una Universidad Estatal que ya no se precisa.

Para los que puedan pagar están las privadas. Que, por supuesto, darán becas para los pobres más inteligentes.

¡Y dóciles!

Confrontamos dos modelos y si triunfa el achique serán los sectores populares quienes paguen la fiesta. De rebote, si el trabajador gana poco el almacenero vende poco y pierde terreno ante las Grandes Superficies.

Y éstas ganarán fortaleza ante los proveedores ya que, si el mercado se achica, el grande tiene mayor posibilidad de ser quien fije los precios. Es un escenario de segura conflictividad que no estará regulado por la actual Constitución sino por la reformada.

La campaña del miedo es una especie de capa de torero. El ingenuo y acometedor toro embiste a la capa que se agita y se olvida del torero que se la pone por delante. En este caso, nos empujan a votar pensando en vivir seguros sin que nos roben.

Y se aseguran de curtirnos a palos o a bala cuando protestemos porque será el gobierno quien nos robe bienestar. Quien nos meta la mano en los salarios para frenarlos y deje que las cosas suban hasta “los límites que el Mercado fije”.

Pregunto: ¿alguien cree de veras que los allanamientos nocturnos y los dos mil militares en la calle eliminarán el delito? Y le pregunto a quienes conocieron esa época: ¿Qué los hacía temblar? ¿La proximidad de un rotoso o el que se detuviera cerca de ti una “chanchita”?

Azuzan y agigantan el miedo a un delito que es el producto de la marginación y de las tentaciones de la Sociedad de Consumo.

Y nos prometen que con la Reforma viviremos seguros.

Por arte de magia los delincuentes, aterrorizados por la posibilidad de una condena a “Cadena Perpetua….revisable”, dejarán de delinquir. Una especie de paranoia punitiva que nos quieren vender como el elixir de la tranquilidad y el orden.

Confían en que el terror nos impulse al precipicio.

Lo que me preocupa es que ¡puede ser!

¿Qué pasa si en estas pocas semanas tenemos un delito horrible y los medios agitan el avispero?
La única seguridad que vaticino es que viviremos peor. Y que si protestamos la represión será durísima. Miremos un poco a nuestro vecindario.

A Macri le están tocando la “polkita del espiante”, pero la Argentina ha alcanzado niveles de pobreza no conocidos. Y debe una cifra disparatada.

En Perú, sede del Grupo de Lima, el Presidente (por renuncias previas) acaba de disolver el Congreso.
Y Ecuador inicia un proceso similar. Ambos han pactado con el FMI y el “ajuste” hará crujir el esqueleto de las clases populares en tanto se entregan las riquezas naturales..

En Colombia renace la guerrilla como resultado de los asesinatos paramilitares. En Brasil se incendia la Amazonía para beneficio de los rurales.

¿Qué se creen que es la política del achique que ordena el Fondo Monetario Internacional?

Me reservo unas últimas líneas para un emocionado agradecimiento para el Dr. Lacalle Pou y su prevista Ministra de Economía, la Econ. Arbeleche. La “parejita del British”, tal vez por su castizo inglés, parece que “convencieron” a las empresas Calificadoras de Riesgo de que nos mantengan el “Grado Inversor” porque necesitaban tiempo para arreglar las cosas.

¡¿Qué les parece¡?

¡Ellos solitos, en reuniones cordiales y confidenciales, convencieron a las
Calificadoras de Riesgo.

Nada menos que a las tres más importantes empresas del mundo. Aquellas a las cuales consultan bancos e inversores de gran porte para saber si un país es confiable.

La hazaña de David, matando de un solo hondazo en la frente al gigantesco Goliat es una pavadita. ¡Ellos, ellos solitos, convencieron a las Calificadoras!

Me hace acordar al ingenuo mito de la niñita holandesa que vio que un dique perdía y tapó el agujero con su dedo índice.

Heroica niña que nunca existió.

Así como nunca ha existido, ni existirá político del tercer mundo que, por mejor inglés que hable, convenza a las Calificadoras. No sé si reírme de la desmesurada pretensión o alarmarme por el grado de impudor que significa echar a rodar un cuento de ese tamaño.

Es que, vivimos en el mundo de la mentira impune. De las “post verdades” de Trump.

“Feliz Nuevo Mundo”

Por Eduardo Plantero

La ONDA digital Nº 924 (Síganos en Twitter y facebook)

07/10/19

 

Print Friendly, PDF & Email

...





LA ONDA Digital Revista Semanal Gratuita    |    De los editores: Las notas que llevan firma reflejan la opinion de sus autores    |    © Copyright Revista LA ONDA digital