La ONDA digital en Instagram la Onda digital esta en Facebook Analisis Politico
Volver al Inicio de la ONDA digital

“La generación Cuesta-Duarte”

Share Button

¡DOLOR…!

El sábado 28, desde la sede del PIT-CNT, despedimos al compañero Carlos Bouzas y asumo el atrevimiento de comunicar a todos mi dolor por ello.

Un viejo militante sindical que luego de ocupar las más altas responsabilidades en AEBU, su sindicato. De haber integrado el Comité de Ayuda a la CNT en el Exterior que mucho contribuyó en la lucha contra la Dictadura. De haber incursionado en el Senado supliendo a Araujo y mil cosas más, recaló, como los que vamos quedando, en la Comisión de Fundadores y Militantes de la ex CNT.

Autor del libro “La generación Cuesta-Duarte” que hoy es manual imprescindible para quien quiera saber acerca del complicado y delicado proceso que culminó en el nacimiento de la CNT.

A excepción de Luís Iguiní que nos lleva unos años, Carlos, como nosotros, caminamos tras los pasos de esa generación, aprendimos de ella y aseguramos la permanencia de la unidad.

Hoy, nos estamos yendo.
Sin protestas porque es ley de la vida.

Confiando, además, en que los relevos cuidarán y reforzarán con fraternidad esa unidad que es la única defensa de los trabajadores.

En el universo constantemente se apagan y nacen estrellas, constelaciones y sistemas, las generaciones humanas – reflexionaba Glauco – se suceden cual las hojas de los árboles.

Las personas no estamos diseñadas para ser eternas; ¡pero las obras si pueden serlo!

Con los años que tenemos no debería dolernos tanto perder a un compañero, pero inevitablemente sentimos la pérdida de quien luchó y soñó con nosotros.

El mismo sueño generoso de una sociedad sin explotados, ni explotadores.

Ese dolor me habilita a ocupar unas líneas.

Porque, no es algo sin importancia que se nos haya ido alguien que vivió y forjó la gran esperanza que alentamos y anhelamos perdure.

Bueno, volvamos a la cotidiana, el presidenciable Talvi rechaza, refuta y desmiente a todas las encuestas de opinión: ¡él tiene una propia que le dice que “viene respirándole en la nuca al partido nacional”

Que, como las mismas muestran, viene un tanto atrás del frente amplio, no crece, pero se mantiene segundo a mucha distancia de Talvi.

¡Vaya! ¡qué resoplido debe tener el Ec. Talvi!

Sopla que te sopla para convencerse de que puede ser quien pase al balotaje parece no darse cuenta de que el grl. Manini lo alcanzó.

Sentencia burrera: “caballo que alcanza es que quiere pasar”
Sería una vergüenza, con el dineral que ha gastado y los apoyos recibidos que el profesor en yanquilandia y militante en Casavalle quede cuarto.

Se consuela pensando que, tal como Leguisamo solía hacerlo, se despegará del montón para ganar en la raya. Por una cabeza.

No se conforma el que no quiere.
La verdad es que, desde que lanzó el brulote de los 70 mil empleados públicos sobrantes a despedir, se viene hundiendo aceleradamente.

En lugar de seguir y corregir sobre la marcha – como aconsejan en el tango – intentó lo imposible: ¡aclarar!

No podría legalmente; no sabe precisar a quienes; tuvo que aclarar que no sería de un hachazo sino no proveyendo vacantes.

Con lo cual no ahorraría mil millones el primer año sino que el ritmo sería impuesto por aquellos que pidan el retiro.
“remedio” que ya se aplicó en los gobiernos de los dres,. Sanguinetti, Lacalle y Jorge Batlle.

Con resultados catastróficos para servicios imprescindibles que quedaron en el esqueleto.

Sin mover demasiado la aguja del gasto público y debilitando notablemente el movimiento comercial.

En el último año de la dictadura, el ministro Vegh Villegas, un “Chicago Boy” que no se recataba en declararlo, optó por bajar impuestos a los ricos en lugar de desparramar un escaso sobrante en los trabajadores que vivían a pan viejo y mate.
Y lo explicó.

No me atrevo a poner comillas porque cito de memoria pero el concepto era claro, si se le da a los trabajadores estos se lo gastarán en consumo. En cambio, los ricos ahorran y pueden invertir.
¡Clarísimo! Si no me creen, pueden acudir a la prensa de la época. Año 84.
¡Clarísimo también que, si el trabajador cobra poco, el almacenero venderá poco!

Así como el gran deudor termina por trasladarle el problema al acreedor, que tiene que sostenerlo para ver de cobrar, el consumidor es determinante para la suerte de productores y comerciantes.

Veamos el ejemplo de la leche.

¿Somos productores eficientes? ¡Sí, señor!

¿Industrializamos con eficiencia y ofrecemos un buen producto? ¡Sí, señor!

Lo que pasa es que, quienes la precisan, no la pueden pagar.

¡Por eso es que no se arremolinan los compradores del exterior!

El hambriento la precisa y la ansía…¡pero, no puede pagarla!

Restemos al producto bruto interno 70 mil salarios y…!se descangalla todo!
Es de lo que se quejan los militares; cuando la dictadura su servicio de retiro recibía los aportes de miles de soldados que hoy no aportan porque achicamos esas unidades infladas con compañías extra.

Las “compañías S2”. Las siniestras.

Bueno, el reconocido profesor en los estates ha quedado enredado en su propia madeja y se viene abajo con la misma velocidad con la cual creció.

Y aquellos que lo inventaron, lo promovieron y publicitaron, hoy se dan cuenta del mal negocio que hicieron.
La publicidad todo lo puede…¡por un tiempo!

Se puede vender vidrio por diamantes, pero por muy corto tiempo.
Es el caso del ec. Talvi y de la estrella fulgurante de Sartori.

Hoy en día vienen perdiendo altura. Es decir: votos.

No creo que a Sartori le importe demasiado. Colocándose él, sabrá sacarle partido a su voto imprescindible.
Pero, Talvi no parece tener consuelo.

¿Cómo puede ser? Tan luego él que se veía y proyectaba como “el salvador” viene en el pelotón. Cubierto por el polvo de los que lo adelantaron.

¡Nadie se interesa en discutir con Talvi!

En realidad, es una desgracia para el país, para la política, que la opinión se haya vuelto tan volátil e impredecible.
La democracia, para ser estable, necesita de partidos organizados, con perfiles claros y buena estabilidad.

Su desplazamiento a manos de formaciones políticas de aluvión le quita estabilidad al sistema.
No estoy reclamando que perduren toda una eternidad las formaciones políticas que vienen de lejos, pero sí que se sepa con quién se está tratando.

Un partido o coalición de izquierda o, por lo menos, con una cierta inclinación hacia la izquierda: el frente amplio. Que será mucho menos de lo que aspiraban los más radicales sin tener en cuenta que la amplitud es en base a sacrificar la profundidad.

Por lo menos en el inicio del camino.
Pero, del otro lado, no tenemos una formación estable sino una sumatoria de grupos y partidos cuyo único pegamento es oponerse al frente.

Una sumatoria que no está en riesgo en tanto sea “oposición”. Pero que agrupa entidades con direcciones divergentes.
Cuando no, contradictorias.

Pequeñas divergencias fruto del ardor pre electoral.

Conjugar, por ejemplo, los 70 mil empleados públicos a suprimir de talvi, con los mil quinientos liceos prometidos.
¿De tiempo completo o extendido? ¿Con qué profesorado?

Hoy magisterio tiene que recurrir a jubiladas para cubrir…

¿En cuánto tiempo? Porque la capacidad de realización de nuestra industria de la construcción no es ilimitada.
¿Con qué plata? Le pedimos al fondo o aumentamos los impuestos…¡no hay otra1
¡Cinco mil plazas de policía! Para que haya, de verdad una “policía de cercanía”.
¡Muy bien! ¿Cómo los tomamos? ¿Los entrenamos y los pagamos?
¿Le agregamos los dos mil militares en función policial que quiere el Dr. Larrañaga?

No estoy predicando el inmovilismo, el país ha hecho mucho y hay que hacer más y hacerlo mejor.
Simplemente, estoy señalando las contradicciones que tiene “la oposición” en su seno.
De las cuales es consciente el Dr. Lacalle Pou y piensa que el único es una “ley de urgente consideración” de trescientos o más artículos.

Aprobada bajo el imperio de votar o romper y que, una vez aprobada, le concentre todos los poderes.
Peligroso, sí, ¡muy peligroso! después de su aprobación el parlamento y la alianza se pueden ir a dormir la siesta.
Todos los poderes para gobernar durante todo el período los tendrá el presidente.

A quien considero un político con vocación democrática. Pero que no tendrá el contralor democrático que supone un poder legislativo.

Peligroso.

Dejo para el final una consideración acerca de “cabildo abierto”.
No creo que sea justo llamarlo “el partido militar” pese a que se nutre de filas castrenses y su candidato empezó la campaña cuando aún estaba en actividad.

Pero, no creo que todos los militares se sientan identificados y representados. Aquellos que tienen cierta visión estratégica se tienen que dar cuenta de que ese camino lleva a profundizar la grieta ente civiles y militares.

Si pienso y lo lamento, que, más allá de las intenciones del Gral Manini, cuyo pensamiento continua las raíces familiares, “cabildo abierto” es el destino de los nostálgicos de la dictadura.

Hay lemas que definen: el de la policía de Stroesner era: “orden para la libertad”.
El de nuestra policía es: ”libertad en el orden”

En esto es al revés que en la matemática:el orden de los factores altera el producto.

 

Por Eduardo Plantero

La ONDA digital Nº 924 (Síganos en Twitter y facebook)

29/09/19

Print Friendly, PDF & Email

...





LA ONDA Digital Revista Semanal Gratuita    |    De los editores: Las notas que llevan firma reflejan la opinion de sus autores    |    © Copyright Revista LA ONDA digital