La ONDA digital en Instagram la Onda digital esta en Facebook Analisis Politico
Volver al Inicio de la ONDA digital

Hoy, cualquier hacker lo hace. ¿La Suprema Corte de Justicia no?

Share Button

ME LLAMA LA ATENCIÓN
Hoy, cualquier “hacker” lo hace. ¿La Suprema Corte de Justicia no?

Me llama la atención  que, en el entredicho entre la Suprema Corte de Justicia y el Ministro del Interior, acerca del contralor del funcionamiento del sistema de escuchas telefónicas, la Suprema no tenga un registro propio.

El procedimiento legal es la más “garantista” que se puede pedir. Lo que llama a risa porque, hoy por hoy, cualquier “hacker” aficionado te puede escuchar utilizando equipos estándar que no valen ni cien dólares.

Pero, la Ley es la Ley y fue dictada con el propósito de controlar los posibles excesos policiales que invadan la sagrada privacidad de los ciudadanos.

Esta “Ley Vintage” para caracterizarla, establece un procedimiento complicado. La policía sospecha que hay conversaciones telefónicas que podrían revelar delitos y para interceptarlas legalmente pide al Fiscal que, si comparte, le solicite la correspondiente autorización al Juez.

Culminado el proceso, se intercepta y las intercepciones pueden constituir “prueba legal”.

Como supremo control la Suprema Corte debe recibir del Ministerio del Interior un informe que detalle las intercepciones pedidas, las autorizadas y las fechas en que se realizaron las mismas.

Para cotejar lo informado, se solicita (u ordena, eso no lo tengo claro) a las compañías privadas que, a su vez, remitan el correspondiente informe de las que realizaron.

Si hay diferencias…¡Se arma la gorda! Es decir, no sé muy bien se culpará y cuál será el castigo. Pero, Bonomi es “candidato”.

¡Cartón ligador!

Ahora, lo que me llama la atención es que la Suprema Corte no reciba, directamente de los jueces que autorizaron escuchas, por lo menos la información de las autorizadas.

Todo queda librado al Listado del Ministerio que se cotejará con el de las empresas.

La Suprema no controla, ¡mínimamente! Sus jueces no comunican – al parecer – y  todo queda librado a informes ajenos que llegan tarde (el del Ministerio) y que no se sabe si las empresas brindarán.

¡Vaya! Esto ha “sacudido las relaciones entre los Poderes del Estado y la polvareda aún está flotando.

Está bien, digo yo, nuestra privacidad está severamente custodiada por la Suprema y podemos dormir y telefonear tranquilos.

¡Jajaija! Cualquiera medianamente capacitado te interfiere con un “equipito cantor”. Cierto, no servirá de “prueba en juicio” pero eso sí: no existe la privacidad.

No sé si lo recuerdan, hace años se supo que la CIA o algún otra Agencia, había interceptado el teléfono particular de Dilma Roussef y ¡el de Petrobras! Cuando esa empresa estatal de Brasil era la única que tenía la tecnología de las perforaciones en aguas sumamente profundas.

También, entre otras, se filtró que tenían intervenido el teléfono privado de Angela Merkel. Y no era para averiguar donde se hacía la toilete, precisamente.

Para cerrar el tema, hace unos días se anunció públicamente en Israel que pueden “robar” datos que se hayan “protegido en la nube”.

Como en el Carné de Calificaciones, “Se aprecia el esfuerzo” pero no nos hagamos ilusiones: ¡No tenemos privacidad!

Y cada vez tendremos menos.

Como a las gacelas frente al león, lo único que puede dejarnos a salvo es el número. A lo mejor no nos toca a nosotros sino al de al lado.

En la antinomia: “Seguridad versus Privacidad” la primera viene creciendo. No para nuestra seguridad sino para los organismos de Seguridad.

De alguna forma hay que llamarlos, ¿verdad?

Pero, en cambio, nuestras posibilidades de comunicación se han ampliado luego de la reunión última de los mandatarios del Mercosur: ¡tendremos “roaming” sin costo entre nuestros países.

Cuando las empresas respectivas acuerden, que acordarán, porque les conviene aumentar el tráfico.

No sé si incluye a Venezuela porque, con tantas idas y venidas, uno termina por no saber si  está o no está integrando nuestro Mercosur.

Algo es algo y pese a que no uso mucho de los celulares “one touch” y eso, es un progreso.

Lo es, también, que las declaraciones contra la República Bolivariana de Venezuela, por lo menos: en contra del gobierno de Maduro hayan sido prudentes.

Parecería que hay una especie de obligación de declarar Dictadura al régimen y Dictador a Maduro.

La presión es fortísima y nuestro gobierno viene resistiendo bien a la imposición, cosa que estimo positivamente.

Vamos a decir, en todo este proceso el autoritarismo se ha acentuado y no sería justo ignorarlo. Pero, también es evidente que Guaidó no ha podido voltearlo y que la oposición a Maduro es menos querida que éste.

Con sublime ignorancia –“Santa Simplicitas” – los periodistas más empeñosos se empeñan en que digamos si es o no una Democracia.

Es opinable el término. Es un Presidente “democrático” Piñera, electo en una elección en la cual más de la mitad de los ciudadanos chilenos no fueron a votar.

¿Es una Democracia” la de Bolsonaro? Electo en una Elección en la cual, el ganador, según todas las encuestas, estaba preso y no pudo competir. Y lo sigue estando pese a que ahora es público que el Juez Moro arregló las cosas.

 O el Perú, en donde todos los que le precedieron resultaron implicados con Odebrech.

Veremos Argentina, en Octubre, como dice el horóscopo: “Difícil para Sagitario”.

¿Es una Democracia igual a la nuestra la de los Estados Unidos en donde el Presidente surge de un Colegio Elector? Trump, como antes, Truman, perdieron en el número absoluto de votantes pero ganaron por la distribución de bancas por Estado en el Colegio Elector.

No los deslegitimizo, digo que hay varias formas de elegir Gobierno y proclamarse en una plaza, con esmirriada concurrencia y levantando el brazo al cielo como jurando ante Dios, no hace más legitimo a Guaidó.

Y pedir invasiones extrajeras y sanciones económicas. Alentar que se hambreé a su propio pueblo no lo hace muy patriota, ¿no?

Comparto plenamente la posición uruguaya de buscar una salida consensuada entre los propios venezolanos. Creo que la única posible sería: Elecciones Generales, de todos los organismos del Estado. Garantizadas por observadores internacionales.

¡Y respetando el resultado! El que gana, gana y el que no gana se resigna a ser oposición ¡democrática y pacífica!

Para finalizar: ¡No se imaginan lo tranquilo que duermo desde que condenaron al Chapo Guzmán y lo recluyeron en la Cárcel de Máxima Seguridad que tienen en el Estado de El Colorado.

Si no saben cuan segura es, les recomiendo que la vean en you tube : ¡Increíble!

Los presos están totalmente aislados, ni siquiera saben en qué celda están porque hay un laberinto que desorienta. Dos metros por tres, insonorizadas con lo cual no pueden ni siquiera escuchar los ruidos del interior.

 Por supuesto, sin ventana alguna, retrete de metal inamovible, igual que la cama, la mesa y el banco que están adosadas a la pared, cámara que vigila las 24 horas y un espacio de quince paso, también cerrado y aislado para el recreo de una hora diaria.

No una sino varias condenas a Cadena Perpetua, lo que me confunde un poco. No sé cómo harán para cumplirlas. A lo mejor, cuando se muere lo reviven para que empiece a cumplir la otra.

Y así, sucesivamente.

Muerto en vida el “Chapo” queda por dilucidar a quién le pertenecerán sus bienes. México reclama, pero…¡Contra los “Estates!

Luego de esta ejemplar condena todos podemos dormir tranquilos: ¡Vin del narcotráfico!

No sé. A lo mejor hay una generalizada “Crísis de Abstinencia” en los “Estates” ahora que el gran delincuente está bajo rigurosa e inviolable prisión.

Es muy de los yanquis eso de combatir al criminal y no al crimen. Todos los súper héroes tienen archi enemigos a quienes derrotar.

Pero es como en los campeonatos de futbol, al tiempo se volverán a enfrentar.

Porque, el mundo es una rueda. Mejor dicho: una espiral, como dijo Vico.

Me imagino a “John Yanqui mirando con satisfacción la noticia de que se le terminó al “Chapo” y aprontándose para su salida de fin de semana.

Una buena “narigada” de su petaca con buena merca que le vende su proveedor de confianza, un “margarita”  o una “Tecate” y ¡rumbo a la garufa!. Cuando llegue le dejará el carro a “un latino” para que lo parquee y entrará sabiendo que “adentro” estará su proveedor de “extasis” o lo que se le ocurra.

Bueno, es un cuadro injusto y rencoroso, pero, me da bronca que siempre los criminales seamos del Sur.

¡Adiosito!

 

Por Eduardo Platero
28 de julio de 2019

La ONDA digital / LAONDADIGITAL TV. (Síganos en Twitter y facebook)

 

Print Friendly, PDF & Email

...





LA ONDA Digital Revista Semanal Gratuita    |    De los editores: Las notas que llevan firma reflejan la opinion de sus autores    |    © Copyright Revista LA ONDA digital