La ONDA digital en Instagram la Onda digital esta en Facebook Analisis Politico
Volver al Inicio de la ONDA digital

Lo mismo 70 mil

Share Button

Domingo 21 de Julio, mediodía,; hoy decidí que la rutina está hecha para desconocerla de vez en cuando. Me estaba por levantar a la hora de siempre y decidí que hoy era uno de esos días en que no hay por qué seguir con la rutina de siempre.

Me arrebujé, cerré los ojos y….¡hasta hace un ratito! Sopla un viento Norte que le da un aire primaveral al día y más allá que es una señal inequívoca que anuncia lluvia, ¡hoy es un día de gloria!

Como los dos anteriores. El jueves 19, para ser precisos, en horas de la tarde, avisté las primeras golondrinas de la temporada. Acróbatas como siempre una bandada de siete u ocho hicieron piruetas frente a mi ventana.

La prensa importante dio noticias, ese día, del primer avistamiento de ballenas en las costas de Punta del Este… ¡muy bien! Las ballenas comienzan a pasar rumbo al norte desde el polo para procrear en aguas cálidas y mis golondrinas lo hacen, rumbo al sur con igual propósito.

Siempre las respetamos; los códigos no escritos de los niños prohibían cazarlas. Lo que, de cualquier manera, hubiese sido difícil ya que casi nunca están quietas.

Pero, mi absoluto enamoramiento sucedió ya de grande. Durante mi permanencia en el Establecimiento Militar de Reclusión Nº 1. Mojón 301. Puntas de Valdez. Lo que ahora es, sin tanto empaque, la Cárcel de Libertad. Alrededor de 7 años mirando siempre para el campo desolado. A lo lejos un tambo que te permitía ver las vacas, alineadas y en orden hacia el ordeñe. Paisaje humano: las torretas de vigilancia externa que, de vez en cuando, hacían práctica de tiro sobre mamelucos viejos de preso rellenados y tirados por una cuerda para que los ametrallasen., Los cambios de guardia marchando de dos en fondo, cubiertos por el poncho en el que, la culata del fusil formaba una joroba levemente siniestra. Los gritos formularios y todo eso.

Nuestros, los presos que bajaban a “la lavada” y tendían los mamelucos en alambres. Cuando soplaba el viento, se inflaban y bamboleaban como si los ocupasen presos invisibles. Las Leñera en la cual “El oso” resultó casi decapitado. El acortamiento del chorro de su sangre nos iba mostrando como se la escapaba la vida.
Y poco más.

A lo lejos un monte de eucaliptos en una cuchilla cerraba la visión. Debajo, los gatos cazando ratas y los pirinchos disputando en terreno con los teros.

El cielo gris y hostil en invierno y el despiadado sol en verano.

¿Cómo no amar a las golondrinas?

Entre fines de julio y principios de agosto comenzaba el desfile. Las primeas bandadas, más robustas, pasaban de largo volando alto. Luego venían las que hacían estación en el edificio del Celdario y descansaban uno o dos días y, por último, las que se quedarían hasta marzo o abril.

Coincidían con el ritmo anual del Penal, durísimo desde abril hasta setiembre y aflojando de a poco con la primavera. Los presos especulábamos con el discurso fascista del 18 de mayo y el levemente mejor del 23 de setiembre. Eran los “facho” o los “cuatrosietistas” y con eso, como dicen, “le sacábamos punta al palito”.

¡Minga! En los cuarteles en marzo empezaba la “Instrucción” y todo se endurecía, en setiembre terminaba y la cosa se empezaba a afloja. AEn principio de año venían los ascensos, relevos, traslados y los nuevos empezaban a aparecer en febrero-marzo.

En el Celdario era el momento en que los alferecitos visitaban el “Zoológico” guiados por los tenientes con ya un año. Yo estaba en el primero y mi apellido evocaba “hazañas” contadas en las cantinas por los “veteranos de guerra” que habían estado de servicio en el 72.

¡Me imagino! Con unas copas, contarían “historias de degollados” a los mocosos que, cuando tenían oportunidad, nos iban a ver “en cautividad”.

Me buscaban por Martínez Platero, a quien nunca conocí. Los desilusionaba un poco ver que yo era “un pichi” cualunque. Bueno, ¡basta de recuerdos! Y vayamos al tema con la constancia de mi amor eterno por las golondrinas. Si las veo, también por las ballenas.

Mi tema de hoy quiere poner el acento en el próximo pre referéndum que tenemos en agosto obligados por las firmas que hicieron juntar los pentecostales y entregó el Diputado Iafigliola.´Con todo su fervor religioso que no puedo poner en duda, y todas sus ambiciones políticas a las cuales tiene derecho, pese a que no le va demasiado bien, el Diputado nos obligará en agosto a ir o no ir a votar si queremos que la Ley Trans (para hacerla corta) se derogue o quede firme.

La votaron un montón, casi, casi, que todos. Y ahora esos casi, casi que todos se hacen los bobos y no hablan del asunto.¡Horror de los horrores! Según el Diputado, y unos cuantos que lo dejan quemar solo:, esta Ley desconoce las sagradas palabras de la Biblia y auspicia el libertinaje.No contentos con la blasfemia de tolerar las diferentes opciones sexuales, resulta que, con esta Ley impía, vamos a “pagarles pensión a los transesexuales”.

Según un señor Obispo, del Opus Dei, además, en la escuela pública estaríamos estimulando el libertinaje.

¡Al punto que, el manual de educación sexual que el Obispo cuestiona enseñaría los niños a masturbarse!

Para mantenerme en el terreno de lo religioso citaré, de memoria, a Martin Luther King, mártir ejecutado por los fanáticos. Decía, algo asíi como: Que no le preocupaba la maldad de los malos sino la pasividad de los buenos.
¡Coincido plenamente!

¿Cómo es esto de dar la callada por respuesta? Si se tiene una convicción respecto a algo injusto y se tiene el poder de votar leyes para su corrección, es cobardía y oportunismo el silencio.¡Esto muere sólo! ¡No vale la pena enfrentarlo! ¡Nadie va ir a votar! ¡No hay que “politizar” el tema”!

¡Cobardones!

Si votaron fue porque estaban convencidos de la justeza de la Ley que reparaba persecuciones y maltratos del pasado. Bueno, si estoy convencido peleo.Me junto con todos los que votaron la Ley conmigo y hago una declaración dando las razones que llevaron a que la Ley fuese aprobada.

Administrativamente, desde el Mides, se ha intentado una defensa vergonzoso.

Oh si: “, la cosa no es tan grave. No tenemos más que 7 casos en que se justifica la pensión”.¡No compañero! La cuestión no es si son 7, setenta y setenta mil! La cuestión es si la Ley es justa o no.

Y cada uno de los legisladores que la aprobó tuvo sus razones y la votó convencido. Esta Ley no la trajo Moisés bajo el brazo, esta Ley se votó, se promulgó y reglamentó por hombres y mujeres que han sido puestos allí para eso. Para ordenar la vida de la Nación.

A lo hecho: ¡pecho! Ciudadanos legisladores y gobernantes.

Bueno, no creo ni que mi “severa admonición” saque de su mudez oportunista a quienes optaron por dicha actitud. Así como no creo que el pre referéndum o como quiera que se llame tenga éxito.

No me gusta el oportunismo. Nada más.

Y…¡una felicitación!

La Intendencia de Canelones donó un predio adyacente al Cementerio de Soca para que allí se instale el primer cementerio musulmán del país.¡Era hora! Tenemos Cementerio Inglés, Cementerio Judiío, cementerios privados y a los musulmanes los ignorábamos a sabiendas de que su religión deshecha el féretro y prescribe el enterramiento del cuerpo envuelto en una mortaja.

No sé si les suena pero, a Jesús lo inhumaron así. Dicen que con los “trozos del Santo Sudario” que se vendían como sagradas reliquias en la Edad Media, se podía completar el velamen de varias embarcaciones. Bueno, me alegra que los de fe musulmana ahora puedan enterrar a sus muertos de acuerdo a sus leyes.

Por Eduardo Platero
22 de julio de 2019

La ONDA digital / LAONDADIGITAL TV. (Síganos en Twitter y facebook)

Print Friendly, PDF & Email

...





LA ONDA Digital Revista Semanal Gratuita    |    De los editores: Las notas que llevan firma reflejan la opinion de sus autores    |    © Copyright Revista LA ONDA digital