La ONDA digital en Instagram la Onda digital esta en Facebook Analisis Politico
Volver al Inicio de la ONDA digital

¡Es injusto!

Share Button

¿Sí, señor! Es injusto que cuando tenemos un montón de hechos para convertirlos en “sucesos” unas Elecciones Internas de los partidos políticos se coman la atención de todo el mundo y nos perdamos semejantes bocados.

Digo yo, ¿a nadie le preocupa ya la fuga de Morabito? Al parecer ningún periodista encuentra sabroso el tema.

Cierto, ¡el Ministro es responsable! ¿Quién va a ser?:¡El Ministro del Interior!¿Cómo se le puede escapar un preso de Cárcel Central! ¡Bonomi es responsable!!

¡Que renuncie! Él, el Sub Secretario, el Jefe de Policía y unos cuantos más. Total, tiene el cuero duro, no va a renunciar nada, no sería justo que lo hiciera porque la cadena de responsabilidades es muy larga, y ya dijo que se queda hasta el cambio de Presidente.

Pero, ¡qué hermoso escandalete nos estamos perdiendo!

La fuga más sensacional desde que los Tupamaros se fueron por el Túnel ha transcurrido casi sin ruido. Nadie se pregunta por qué un preso tan poderoso permaneció tanto tiempo en el país.

¿Fue nuestra Justicia muy lenta o los italianos no se apuraron?

Esto parece la definición brasilera de marcar el paso_ “Faz que vais, mais no vais” No sé si se escribe así, pero, así es como suena. Parece que los italianos estaban muy preocupados por interrogarlo… pero estuvieron 23 años sin encontrarlo y si el hombre no se pelea con la esposa y se va a dormir a un hotel montevideano nadie lo encuentra. Utilizando el nombre falso que “saltó” en la computadora de Interpol. Porque ya estaba. Desde cuándo. Quién lo puso. ¿Por qué recién ahora?

A otro perro con ese hueso. Aquí compró o chantajeo gente, cierto. ¡Pero qué no me vengan con el cuento de que lo estaban buscando rabiosamente!

Bueno… ¡sal en la cola!

En estos días hubo, además, una interpelación fracasada.

¡A un Ministro! Ya no recuerdo si de Trabajo o de Ganadería. La cosa era muy, ¡pero muy importante y urgente! Un llamado a Comisión o a Sala, ya no me acuerdo porque el resultado fue risible. El Ministro convocado fue. Los convocantes, del Partido Nacional, no concurrieron porque andaban cazando votos por ahí.

Yo no sé, pero me parece que nunca como en este período, hubo tantos llamados a Sala o a Comisión. Con gran escándalo previo. Legisladores interrogados por los medios declarando qué es lo que quieren saber y dando de antemano su versión de los hechos en cuestión.

Medios entrevistando a los interrogadores luego de que terminara en nada el llamado y estos repitiendo lo que habían dicho antes con el agregado de: “La afrenta” o “La indiferencia estólida del cuestionado”; “Las manos de yeso” y todo eso que escuchamos cada quincena.

No me explico cómo a nadie se le ocurrió llamar a sala al Ministro que correspondiera y tal vez al jerarca del INUMET por este asunto del eclipse.

¡Una vez que nos toca eclipse total de sol, justo se nubla!

Yo me preparaba con vidrio ennegrecido con hollín y con una cartulina con ajugerito para mirarlo sin peligro y ¡zacate! nublado!  ¡No hay derecho! Los porteños mirándolo a las risas de nosotros que no podíamos verlo por las nubes.

La responsabilidad, ¡tiene que ser del Gobierno! Habría que llamar a Sala a alguien. Retomando la función, momentáneamente interrumpida por el asunto de las Elecciones, el Diputado Pablo Abdala, “Gran Inquisidor Frustrado” porque siempre pregunta y nunca queda satisfecho, ahora llamará a Sala, o a Comisión, ¡o a algún lado! A la Ministra Arismendi por los dos que se murieron de frio durmiendo en situación de calle.

¡Lamentables muertes, por supuesto! Pero tenían seguimiento y lugar caliente donde pernoctar. No lo hicieron y el frío polar superó sus cálculos.

Por detrás del escandalete al que nos vamos acostumbrando hasta que nos resulte indiferente, hay cuestiones de fondo que, por supuesto, serán eludidas.

Da rabia, pero las cosas son así.

En realidad, nadie se pregunta: ¿Qué pasa con la Sociedad, con esta Sociedad, que margina, excluye, ofrece paliativos insuficientes y que no son otra cosa que paliativos?

Y qué es lo que está mal.

Así como nadie se interroga a fondo acerca de los derechos humanos de estos congéneres a los cuales la Sociedad empujó a la marginalidad. O, por lo menos, los vio que iban cayendo y no hizo lo suficiente.

¿Qué hacemos con esta situación?

¿Prohibimos vivir en situación de calle? En dicho caso: ¿los campeamos por donde anden y si se resisten a concurrir a un refugio, los cargamos y los llevamos?

Al final todo termina en el uso de la violencia legal para que no mueran víctimas de la solapada violencia social que los marginó. Le arriendo la ganancia al pobre miliquito al que le tocará “ejecutar”. Cargar con el marginado y conducirlo al refugio.

¿Y si resiste? Todo parece fácil en teoría pero, luego hay que ejecutar.

¿Se resiste y le doy un palo? Si tal, le caerían encima todos los que se ocupan en defender los Derechos Humanos y…¡hasta el Diputado Pablo Abdala!

Ya tenemos un asuntito que se puede complicar. A pedido, una señora Jueza ordenó a las autoridades de la Enseñanza a quitar los carteles contra la reforma del Dr. Larrañaga.

Pero…fueron los muchachos.
¿Y si no los sacan?
Ya lo veremos, ya lo veremos…

Volviendo al marginado en situación de calle: si se resiste y lo dejo estamos en la misma. O pretendemos que el pobre milico lleve un Escribano que labre un Acta en donde conste que se le intimó enérgicamente pero el intimado no hizo caso. ¿Entonces…? ¡A como dé lugar! Ya sabemos lo que significa eso de “a como dé lugar”.

No le demos más vueltas a un problema cuya solución no está en prohibir la “situación de calle”. El que no quiera ir, no irá a menos que utilicemos métodos coercitivos, para decirlo suavemente.

Y si muere de frio esa noche, el Diputado Abdala llamará a Sala a alguien.  En realidad: ¡a cualquiera! No le importa el resultado sino, para decirlo suavemente: el suceso.

Siempre parece tener efecto eso de culpar al Gobierno.

Yo mismo, que deseo otra Sociedad, me doy cuenta de que no será nada fácil. Ni construir esa “Otra Sociedad”; ni que esa otra Sociedad resuelva los problemas de la justicia y la inclusión social.

Me imagino que, en la inmensidad de violencia en la cual se desarrolló el Socialismo Real, no hubo mucho tiempo para considerar situaciones de marginación individuales.

Pese a todo lo emocionante que fue la experiencia de Macarenko; más allá de lo que ella obtuvo; una inmensa Sociedad tuvo que resolver, la comida, la vivienda, la salud, la guerra y las tendencias hacia el despotismo que fueron disimulando errores hasta el derrumbe. Pero, ni me avergüenza lo que se hizo, ni su fracaso final ha matado a mis sueños.

¡Ya veremos!

Bueno, antes de que se nos escape: ¡Firmamos el mayor tratado comercial de la Historia!

¡Comprende a cientos y cientos de millones de consumidores y compromete a casi medio centenar de países!

Nuestro Canciller fue sobrio en el anuncio, pero, el argentino se lo comunicó a Macri con lágrimas en los ojos.

Vaya, vaya, vaya… después de 20 años de negociaciones trancadas, de la noche a la mañana, por arte de birlibirloque: ¡firmamos! Es decir, firmaron los representantes de los países del Mercosur, esa endeble asociación que nos une a nuestros vecinos y los representantes de la unión Europea.

Firmamos una especie de hoja de ruta-promesa de comprometernos, que está en borrador, que deberá redactarse como texto definitivo en inglés y que luego, con atenta vigilancia, se traducirá a cada idioma. Es decir: firmamos que “íbamos a firmar” y que luego de esa trabajosa negociación para el texto inglés y sus traducciones, firmaríamos los gobiernos.

Mejor dicho, los Ejecutivos de cada país, para luego someterlos a su aprobación legislativa. Cierto, el más largo camino se empieza con el primer paso y parecería que esto es un primer paso. Pero hay mucho por recorrer y mucho por examinar.
Si me lo permiten: “Cuando es grande la limosna….”

Yo desconfío.

Primero, desconfío de que se cumpla y todos acordemos lo que dijimos acordar. Ya Francia dijo que lo que se refiere al Sector Agrícola no la convence. ¿Recuerdan cuando los agricultores franceses bloqueaban las carreteras y desparramaban tomates? Son una inmensidad, un poderoso “lobby” y hacen jugar sus votos sabiendo que Macrón se está cayendo. Desde hace por lo menos medio siglo los vacunos comen subsidios y las hortalizas se riegan con dinero del Estado. A lo mejor todo cambió y no estamos enterados, pero, desconfío.

Se me va muy largo y no quiero dejar pasar dos cosas. Una, referida a este acuerdo en acordar en algún momento.  Por lo que se sabe los lácteos quedan afuera y se rebajan los aranceles de los europeos haciendo que peligren nuestras exportaciones a Brasil.

¿Dónde están los que reclamaban que buscáramos “otros mercados” para nuestros lácteos? ¿conocen de algún mercado que nuestro gobierno este ignorando?

Los ganaderos: ¡chito boca! Tal es su conveniencia que, se aseguran en este tratado que no les apliquemos detracciones.

Y para que no quede en el olvido. Comparto plenamente la posición del gobierno al retirar la delegación de la conferencia de la OEA ante la presencia ilegal y forzada de una delegación de Guaidó. ¡No es el gobierno legítimo de Venezuela! Y dentro de unos meses, en enero, dejará de ser el presidente de la asamblea legislativa.

 

Por Eduardo Platero
8 de julio de 2019

La ONDA digital / LAONDADIGITAL TV. (Síganos en Twitter y facebook)

Print Friendly, PDF & Email

...





LA ONDA Digital Revista Semanal Gratuita    |    De los editores: Las notas que llevan firma reflejan la opinion de sus autores    |    © Copyright Revista LA ONDA digital