La ONDA digital en Instagram la Onda digital esta en Facebook Analisis Politico
Volver al Inicio de la ONDA digital

El Frente Amplio y las elecciones internas

Share Button

El Uruguay se caracteriza por tener una democracia ejemplar, considerada democracia plena por The Economist junto a Canadá para toda América. Las elecciones internas del 30 de junio para elegir los candidatos a la Presidencia de cada uno de los partidos, mostró rasgos de dicha plenitud. Sin embargo, surgieron algunos indicadores preocupantes, como la presencia de Juan Sartori en el partido Nacional y Guido Manini Ríos, ex Comandante en jefe del ejército recientemente destituido, creando un nuevo partido denominado Cabildo Abierto. Desde el movimiento de Sartori se utilizó enorme cantidad de dinero, pagando por voto, y generando noticias falsas sobre Lacalle Pou, que lideraba las encuestas de su partido. Sin duda que las noticias falsas y las compras de votos oscurecieron la normal transparencia institucional del acto electoral. Manini Ríos podría representar la extrema derecha, como una especie de Bolsonaro que no nos imaginábamos podría llegar tan pronto al Uruguay, alcanzando 4,5% de votantes donde en su partido no tenía contrincantes. Un militar en el parlamento defendiendo los intereses de los militares.

Las próximas elecciones deben profundizar nuestra democracia. Nuestros partidos políticos siguen siendo muy fuertes, pero siguen apareciendo nuevos grupos políticos generando una fuerte fragmentación. La presencia de la extrema derecha es preocupante. Fuera de los tres grandes partidos, blancos, colorados y frenteamplistas, se dan liderazgos fuertes en partidos políticos muy débiles o casi inexistentes, como Novick y Manini Ríos.

Los votantes de estas elecciones primarias que no son obligatorias tienen muy poca vinculación con las elecciones nacionales de octubre. Votaron el 39% del padrón electoral, dos puntos arriba del 2014. El Frente Amplio alcanzó el 27% de los votos, 46000 votos menos que en 2014, lo que presenta una preocupación no menor. La alegría del último acto en Las Piedras no se refleja en la necesaria movilización ni en los correspondientes votos del último domingo. Se mantienen desencantos y descontentos de frentistas que será indispensable atender para las próximas elecciones nacionales. El papel del Poder Ejecutivo es central porque la orgánica no tiene peso, no decide y sus principales figuras no participan, no se ven, no se reúnen.

La campaña electoral fue positiva y buena, pero no generó los entusiasmos necesarios, salvo la levantada de las últimas semanas de Andrade, después de su debate con Talvi. Acompañamos a Daniel Martínez que ganó con sobriedad. Carolina Cosse mostró sus conocimientos, pero le faltó pasión y más controversias en su debate con Larrañaga. Andrade fue una de las grandes revelaciones de la campaña electoral, excelente orador, agitador, con mucha fuerza y pasión y lleno de información. Bergara muy poco conocido tuvo intervenciones con propuestas concretas muy bien fundamentadas. En general fue muy buen trabajo de los 4 precandidatos donde la unidad estuvo presente permanentemente. Por la actuación de estas 4 figuras relativamente nuevas, el Frente Amplio empieza a concretar un cambio generacional.

Estas elecciones internas o primarias, muestra en los partidos tradicionales dos claros y nítidos ganadores: Luis Lacalle Pou en el partido Nacional y Ernesto Talvi en el partido Colorado, ambos con 54% de los votos de sus respectivos partidos. Va a ser una campaña dura, pero más civilizada al no aparecer Sanguinetti en la fórmula colorada. De todas maneras, pueden volver a surgir las noticias falsas, la compra de votos por parte de Sartori que seguramente llegará al Senado y la presencia de la extrema derecha en el Senado con el ex Gral. Manini Ríos.

Al decir de Oscar Bottinelli el Frente Amplio para alcanzar un cuarto gobierno consecutivo tiene que enfocar sus baterías en ganar a los desencantados y descontentos frentistas y a los nuevos votantes, que no tienen ninguna experiencia sobre como actuaron en los últimos tiempos los colorados y los blancos en sus últimos gobiernos. Están los dos modelos de país de izquierda y derecha, están los últimos ejemplos de los gobiernos de Macri en Argentina y Bolsonaro en Brasil, pero hay necesidad de profundizar en temas complicados como el de la seguridad y en los problemas del empleo.

El FA deberá utilizar los grandes medios de comunicación, donde nos lleva ventaja los partidos de derecha y especialmente en las redes sociales, donde hay enormes potencialidades para la futura campaña electoral. En las últimas elecciones parlamentarias europeas los partidos que tuvieron más éxitos fueron los que utilizaron con mayor eficacia las redes sociales. Gran tarea para el Frente Amplio para alcanzar su cuarto gobierno consecutivo, que en estos días tuvo dificultades para el nombramiento de la vice presidenta y fue muy utilizado por los grandes medios de comunicación, cuyo objetivo central es la derrota del FA en las próximas elecciones.

 

Por Alberto Couriel
Economista y ex senador

La ONDA digital Nº 912 (Síganos en Twitter y facebook)

Print Friendly, PDF & Email

...





LA ONDA Digital Revista Semanal Gratuita    |    De los editores: Las notas que llevan firma reflejan la opinion de sus autores    |    © Copyright Revista LA ONDA digital