La ONDA digital en Instagram la Onda digital esta en Facebook Analisis Politico
Volver al Inicio de la ONDA digital

Las placas se deslizan

Share Button

Me refiero a las “tectónicas”; esas placas que se deslizan por sobre el manto de la Tierra. Para ponerlo en sencillo: al suelo. A ese suelo sobre el cual vivimos, construimos y derruimos, acerca del cual, a veces juramos: – “Qué se raje la tierra” y acerca del cual afirmamos ligeramente: -“Firme como una roca”.

Ni tan firme, ni tan sin rajaduras, pero, el tema es cuestión de geólogos, sismólogos y otras especialidades. En lo que a mí respecta, apenas un ligero barniz cultural me separa de quienes aún creen que los terremotos son: “La ira de Dios”.

¡Cómo para no creer! De golpe y zumbido la tierra comienza a estremecerse y todo baila y se derrumba. O un monte empieza a escupir fuego, humo y cenizas para terminar lanzando ríos de lava o mortales vapores sulfurosos.

 Las pobres víctimas tenían que creer en que alguien o algo habría irritado a los poderosos que regían por encima de ellos y lo manifestaban con terrible furia.

 “El azote divino”, como todos los azotes era de arriba hacia abajo, por lo tanto, el golpe se sentía más en razón directa a cuan abajo estabas.

Bueno, eso también es otro asunto. Es que hoy me levanté un tanto panfletario. “Panfletario” que no es lo mismo que prometer cien mil laburos y medicamentos gratis: ¡Pªtuitos”

Yo me limito a creer en la ciencia que me explica los deslizamientos de las placas tectónicas con la misma fe  de los creían en las iras divinas.

Asunto incomprobable para mí y aceptado en el marco más amplio de creer, como razonadamente creo, en la Ciencia y su método. Las hipótesis se comprueban y cuando se comprueban, recién entonces se aceptan. Siempre como “verdad provisoria sujeta a revisión”.

No dramaticemos! En última instancia estoy usando el deslizamiento de las placas ¿tectónicas? (así supongo que se deben llamar) para hacer una comparación: también parece haber “placas” políticas y estas también parecen deslizarse.

 Con bordes de fricción terribles como Siria, Kurdistán Ucrania, Kosovo o Yemen y con infinidad de líneas peligrosamente cerca de la fractura y el terremoto.

Veamos nuestro vecindario, empezando por México, nuestra frontera norte con el Imperio. El valiente y empeñoso López Obrador se ha impuesto, y así lo ha prometido, dos tareas que son más difíciles que las que le impusieron al pobre Hércules.

Prometió acabar con la corrupción y ya, de entrada sostiene un duro conflicto con los ladrones de combustible.

Parecería que más de un tercio del combustible que se consume en México es producto del afane. Le ordeñan los oleoductos y cuando vigila uno, le roban del otro. O se lo hacen explotar.

Y prometió la Paz. Así, con mayúscula. Terminar con las bandas, la violencia generalizada e inaugurar una era de convivencia pacífica y honrada.

Le arriendo la ganancia.

 Parece que ni siquiera puede contar los desaparecidos. Saber si fueron asesinados y por quién vendría después. Pero, “Pobrecito México, tan lejos de Dios y tan cerca de los Estados Unidos”, el narconegocio y la paralela narcoviolencia, están en directa relación con esa enorme frontera. Es delito pasar droga, pero del otro lado la pagan al precio que sea y absorben las cantidades que llegan.

Dicen, no lo sé, ni lo puedo comprobar, que en los “Estates”, resulta muy difícil encontrar un billete nuevo de a dólar que no haya servido para “snifar” y tenga trazos de cocaína.

De paso, ya que estamos: ¿Alguien lleva la cuenta de los tiroteos que se producen en los Estados Unidos?

Hay una pequeña trampita en darte las noticias sin correlacionarlas. Si, hubo un tremendo tiroteo en tal Escuela Secundaria, o en tal barriada. Pero no te dicen cuántos van. Te detallan nombres que nada te significan; número de herido; declaraciones del sheriff y un montón de detalles.

¡Hasta declaraciones llorosas de sobrevivientes que no vieron nada! Pero, no te dicen cuántos tiroteos van.

Con la droga pasa algo similar. Declaran que son “asesinos de la humanidad” los pobres campesinos que plantan coca porque da más ganancia que el maíz, al que los mismos “Estates”  están sometiendo a dumping.  Como subsidian a sus arroceros  arruinando uno de los pocos cultivos que podían practicar con ganancia los campesinos haitianos.

También asesinos quienes transforman la coca en cocaína y quienes la trafican con Estados Unidos como consumidor final. Y con las ganancias del tráfico compran armas de procedencia norteamericana para  fortalecer a la banda y dominar cierto territorio y ciertas bocas de entrada.

 No estoy reclamando igual trato para los consumidores que para los traficantes… pero, por lo menos, algo así como condenas a trabajo público en tareas de beneficencia.

¡Quién los viera a los magnates carpiendo pastitos!

Es broma, no alcanzarían los pastitos para tantos “castigados”· Y el castigo no detiene el uso.

En el 84, cuando me permitieron “reintegrarme a la sociedad” supongo que porque me creyeron “curado” mi cabeza rapado muchas veces se confundía. También rapaban a los consumidores de la maruja pescados in fraganti.

Creo que hicimos bien en liberalizar el asunto pese a lo cual no hemos arreglado mucho. Pero, la cosa no se arregla con represión. Y la droga en únicamente un síntoma. Desde el descaecido Cemento al sofisticado Éxtasis-

De acuerdo al bolsillo. ¡No vas a pensar que Berlusconi le daba al cemento!

Para peor, o como castigo por su ubicación fronteriza, al pobre México le ha caído arriba el problema de los migrantes. Imparable e interminable caravana de desesperados que remontan desde Centro América corridos por el hambre y la violencia. Donde nacieron  no hay lugar para ellos y a donde quieren llegar les erigieron un muro.

¿Qué quiere Trump? ¿Qué López Obrador se los mate así no se amontonan en la frontera tratando de filtrarse?

¡”Pobrecito México…”!

En fin, el problema es inmenso y no tiene solución en este mundo capitalista globalizado. Estuve a punto de poner “capitalista salvaje” pero me contuve porque no hay que ser redundante. ¿Acaso existe un “Capitalismo Humanitario”? Si de lo que se trata es de apropiarse de la plus valía ajena, no hay capitalismo que no sea salvaje. ¡Ladrón! ¡Prepotente y sin piedad!

Tampoco “Imperialismo bondadoso”. No me chupo el dedo, enfrento al yanqui porque es el que más nos oprime, pero el mundo es Capitalista y todos buscan lo mismo.

Que no es tu beneficio.

El Capitalismo es rapaz y duro. Cuando retrocede un paso y acepta algún reclamo es porque la fuerza se lo impuso. Y por más que se haga el resignado y oculte sus intenciones de revancha; cuando pueda: ¡agarrate!

No hablemos de la pobre Centro América que exporta migrantes porque no los quiere sostener en su país. No los quiere, tierra hay, pero es ajena. Y desde la Conquista,  lo que se trata de eliminar es a la población originaria. Indio o negro y “pobre” e “indeseable” es lo mismo para los dueños del Poder.

Esto se me está haciendo muy largo por lo que trataré de abreviar. Guardando el propósito de analizar con más detalle en otra nota.

A lo que quiero ir es a que en toda América, en “nuestra” América una placa conservadora, reaccionaria, neoliberal y autoritaria viene imponiendo su empuje y la placa democrática y reformista está siendo sumergida por ese empuje.

“Terremotitos” tenemos en todos lados, pero, valorando el esfuerzo de quienes luchan y protestan en la calle, parecería que no son suficientes para hacer retroceder el empuje reaccionario.

Macri se ha comido 6 paros generales a cual más grande. Hasta la blandita CGT se la tuvo que jugar porque la gente quería luchar.

¿Recuerdan en época de De la Rúa los enfrentamientos entre Moyano y la Bulrich? A grito pelado. Esa sí que es “pura de oliva”. Si pudiera nos fusila a todos. Como no puede, estimula el “gatillo fácil”.

Es posible que Macri no sea reelecto, pero ya entregó todo lo posible. Y rebajó substancialmente el nivel de vida de toda la población. Alrededor de mil personas por día, se calcula, que pierden el trabajo estable. Y la Deuda, esa oprobiosa cadena, ha crecido en forma desmesurada.

Gane quien gane, y hasta puede ser Macri, remontar esa situación llevará, ¡llevaría! siglos. Si es que se puede.

Bolsonaro boconea, y las manifestaciones parece que lo hacen retroceder en eso de las armas de guerra. Pero, entregó la Amazonia a los terratenientes y venderá, si encuentra comprador, Petrobras, a la que ya ha maniatado.

¡Imposible seguir detallando! Colombia, Ecuador, Chile, Paraguay. Venezuela lucha pero no le aceptan salida que no sea la vuelta al pasado por lo cual, no tiene más alternativa que seguir aguantando.

Y Bolivia, con sus banderas desplegadas evitando zarpazos.

Nosotros, veremos. Yo creo que nos irá bien, pero no hay que subestimar el poder de la Derecha.

Quiero concluir, por hoy, con una reflexión.

Los Zapatistas, por ejemplo, rechazan, como “más de lo mismo” a López Obrador. En muchos lados quienes pretenden levantar el pendón de la Liberación Nacional y Social  hostigan a quienes no pretenden tanto pero no quieren dejarse amarrar por el Imperialismo.

No predico resignación, pero, si predico realismo.

Podemos esgrimir programas tan radicales como los del foro de San Pablo, que se aprobó por “unanimidad de presentes” pero, si no tenemos en cuenta que la mayoría de quienes debería haber estado no estaban nos convertimos en utopistas fuera de la realidad.

Lo urgente hoy es frenar el avance de la placa reaccionaria. Luego, si podemos frenarla, con la gente movilizada y un mayor nivel de maduración: avanzar.

Pero, primero, contener el empuje reaccionario.

Por Eduardo Platero
03 de junio de 2019

La ONDA digital / LAONDADIGITAL TV. (Síganos en Twitter y facebook)

 

Print Friendly, PDF & Email

...





LA ONDA Digital Revista Semanal Gratuita    |    De los editores: Las notas que llevan firma reflejan la opinion de sus autores    |    © Copyright Revista LA ONDA digital