La ONDA digital en Instagram la Onda digital esta en Facebook Analisis Politico
Volver al Inicio de la ONDA digital

La Historia

Share Button

Escribo el 18 de Julio, por lo cual me voy a permitir algunas reflexiones acerca de “La Historia” esa anciana señora, tan entretenida con sus relatos que, sin embargo, están llamados a ser objeta de permanente revisión y modificación. Empecemos por aquí ya que estamos en un nuevo aniversario de la Batalla de Las Piedras Que fue un encuentro armado de mediana categoría para los cánones de la época pero de gran importancia estratégica para salvaguardar al recién iniciado proceso de la independencia de las colonias españolas en América.

La importancia de un encuentro armado no sólo refiere al número de combatientes; mucho más a la oportunidad. Al valor estratégico. La Junta de Mayo, inicio indiscutido del proceso, estaba cumpliendo su primer año amenazada por una tenaza que, de cerrarse, la liquidaría. Desde el Norte avanzaba el Ejército realista enviado por el Virrey del Perú y desde el Sur, Elío con la flota era dueño del mar y podía reclutar ejércitos en el territorio de la Banda si la dominaba.

Es el año de Mariano Moreno y su Plan de Operaciones. De indudable corte jacobino. Con el modelo de la Revolución Francesa, proclamó y practicó el Terror. Fusiló a Liniers, más para mostrar la decisión de no retroceder que por representar un verdadero peligro en el momento. Si de futuro. Y también liquidó a Álzaga, españolista que había jugado un gran papel cuando las Invasiones Inglesas.

Ni afrancesados, ni arrepentidos vueltos al redil español. Ni “Carlotistas” y bien republicanos. Recordemos como se cortó en seco las ambiciones de Don Cornelio Saavedra….”ni ebrio, ni dormido”. No se toleraría ninguna excusa que justificase gestos destinados a coronarse.

¡Éramos argentinos! Y por cuestión de celos no estudiamos nuestra historia inmersa en la de las Provincias Unidas del Sur.

Nos enojamos cuando Cristina Kirchner proclama que Artigas lo era y sostenemos que no se llamaron oficialmente así hasta muchos años después. Pero, el Himno, es de 1812 y dice: “…y los libres del mundo responden: al Gran Pueblo Argentino, Salud…”

Una tontería, como pintar rubio a San Martín o empeñarse en que Gardel no era uruguayo. ¡Lo prefieren francés y desertor!. Pequeñas mezquindades que no deberían obstar para que: sintiéndonos hermanos, hijos de la misma Revolución, reconozcamos que nuestros caminos fueron diferentes y hoy somos y seremos dos países.

Me dejo llevar por mi rechazo al patrioterismo. Fuimos lo mismo al punto tal que Artigas venció en Las Piedras como “Coronel” nombrado por la Junta de Buenos Aires. No aceptamos el Centralismo Porteño y luego de mil encuentros y desencuentros, terminamos siendo la única provincia que escapó del mismo.

Y que el Imperio no incorporó. Nos comió los bordes, eso sí.

Recién en la Constitución del 17 tomamos el nombre de República Oriental del Uruguay. Ajenos a nuestros dos grandes vecinos a quienes hemos querido como tales pero no aceptamos nunca formar parte.

La batalla que Artigas ganara en 18 de mayo libró a Buenos Aires de la presión que ejercía Montevideo, realista y dueño del interior y de los navíos. Por algo el derrotado Posadas era “Capitán”. Era un marino y la fuerza militar estable de Montevideo residía en el Apostadero Naval.

En el Norte, las sucesivas victorias de Belgrano en Salta y Tucumán cortaron la invasión realista que el Ejército del Perú ejercía avanzando luego de derrotar a los patriotas en Desaguadero.

Hemos consentido, tal vez livianamente, en que esta fecha se celebre como “Día del Ejército” y hoy, me parece oportuno recordar, que quien venció en Las Piedras fue “el Pueblo reunido y armado”. ¡Civiles reunidos por la convocatoria de Artigas!

Ninguna Fuerza Armada significa demasiado si no está hermanada con su pueblo. Menos, la de una pequeña Nación cuya única hipótesis de defensa viable es la resistencia popular.

Lucharon y vencieron civiles. Convocados por Artigas que únicamente contó con una fuerza reglada mínima: 40 Blandengues rescatados de la desastrosa campaña del Paraguay.

Desastre militar pero, victoria política de Belgrano. Dejó sembrada la idea independentista en esos hermanos que, como nosotros, la alcanzarían de acuerdo a sus ideas y sus tiempos.

¡No hay problema! Que siga siendo “Día del Ejército” y la muerte de los 4 soldados la lamentamos todos.

Como Talleyrand le reprochó a Napoleón el asesinato del Duque de Elghien: “No, Sire; fue más(o peor) que un crimen, fue un error”.

Y los cuatro soldados, ¡toda esa vía armada que al principio encantó! Fue un error. Y los errores se pagan.

Lo lamentable es que pagamos todos
Como pagaremos por el error de los militares en empeñarse en ocultar y defender un pasado sucio. En tanto lo sigan haciendo la zanja que los separa de nosotros, se seguirá ahondando.

Y sin el Pueblo, sin estar hermanados, poco significan. Aceptamos tanques de deshecho que los brasileros nos regalan por no utilizarlos como blanco. El costo de un misil o de un avión de combate medianamente moderno escapa a toda posibilidad de nuestro país.

¡Siempre que te lo vendan! A Solano López no le entregaron los navíos blindados que había comprado y pagado. En las Malvinas la fuerza Aérea de los argentinos disponía de cuatro misiles Exocet. Dos le iba a proporcionar “bajo mano” el Perú pero eso fue todo.

Militarmente somos poco y nada. Y está bien así.

No quiero unas Fuerzas Armadas divorciadas del pueblo y “metiéndonos el peso”. Tampoco me gusta que “se la rebusquen” con misiones en el exterior. No quiero que terminemos por ser “los gurkas de las Naciones Unidas”.

Puede ser que se sientan agrandados por el juego político pequeño e irreflexivo que llevó a que no se aprobara el retiro de los cuatro generales. Pero, ¿a dónde se creen que pueden llegar?

O son una institución subordinada al Poder Civil o son una institución dictatorial que, a la corta o a la larga, terminarán con sangre en las manos y sin futuro.

¡Basta! No puedo dejar de decirlo pero es un tema de conciencia. O se dan cuenta o todo será un desastre.

También quiero sacar un poco de pecho por el Movimiento Sindical.

El Jueves 16, sin que otro medio más que La Diaria lo dijera, dimos un gran paso en lo que tiene que ver con la Historia. Con el relato, lo más objetivo y documentado posible de lo que pasó en nuestro país.

El Movimiento Sindical desde ahora empieza a recopilar su propia historia. Desde ahora el PIT-CNT tiene un CENTRO DE DOCUMENTACIÓN que pretende centralizar (no monopolizar) toda la documentación que exista acerca de los trabajadores. Fue una iniciativa de los viejos de la ex CNT que Turiasky junto pacientemente y que todos los jueves se reúnen para mantenerse en contacto (porque nos queremos mucho), discutir o, mejor: discurrir, acerca del mundo y los trabajadores y ayudar en lo que se pueda y se nos requiera.

La idea se materializó con el apoyo de la Dirección del PIT-CNT y de los sindicatos; con la estructura del Instituto “Cuesta-Duarte” y de la Universidad, principalmente la FIC. Y los poderes Legislativo y Ejecutivo.

¡Estamos recopilando los testimonios de nuestro Pasado para facilitarle las cosas a quienes lo quieran conocer y a quienes lo quieran narrar.¡No habrá “Historia Oficial”! Porque somos “La Unidad en la Diversidad”. Ha sido y es nuestro mayor logro y lo que explica que seamos (sin llamarnos así) la única Central verdaderamente única de los trabajadores de una país.

Necesitamos aportes documentales y todo lo que se refiera a los trabajadores puede ser un aporte valioso. Necesitamos procesar todo el material que tenemos y todo el que nos llegue y para ello contamos con el aporte de la FIC y trabajo voluntario.

Nuestro país, contando desde la fundación de Montevideo, hasta el presente apenas tiene 300 años. Los primeros cien de lucha entre los Imperios. Los segundos, luego del paroxismo de las Invasiones Inglesas con un centro dominado por el Ciclo Independentista y las luchas civiles que nos hicieron merecer el nombre de “La Tierra Purpurea” y los terceros que comienzan con el final trágico de la última “Patriada”.

Nosotros, los trabajadores organizados en función de tales, con una identificación de clase, estamos presentes en, por lo menos, la segunda mitad de esos trescientos años. Así como se hace Historia Nacional estudiando la modernización del campo; las alambradas,; los frigoríficos y los ferrocarriles, así se debe tener en cuenta la existencia de los trabajadores organizados.

¿Alguien puede pensar que hubo Ley de 8 horas sin lucha obrera que la reclamara? Sería como negar la lucha del SUNCA, la UNTMRA y todos los sindicatos en la Ley referida a la responsabilidad patronal en los accidentes de trabajo. Ni cuando se aprobaron las 8 horas se vino el mundo abajo; ni hemos llenado las cárceles de patronos responsables de accidentes. Pero, la siniestralidad en el trabajo bajó enormemente.

¡Las vidas obreras importan. ¡Nadie debería poner en riesgo su vida para ganarse el pan!

Simbólicamente, la primera entrega importante que recibió el Centro de Documentación fue, nada más, ni nada menos que la filmación del 1º de Mayo del 83 digitalizada.

Su historia es ejemplar. La encontró Fernando Pereira en una Feria de Barrio sin saber demasiado lo que contenía.
Así nos ha pasado-

¡Hacíamos Historia …no la narrábamos!

Y eso nos mantuvo en un cono de sombras. Se narraba una Historia Nacional sin trabajadores.
¡Manca! ¡Incompleta! ¡Clasista! ¡Deforme y mentirosa!

Tal vez, y es simbólico, el mayor repositorio de datos acerca de los sindicatos y sus activistas esté en los archivos de Inteligencia Policial. Y se debe seguir actualizando.  Será cosa nuestra, desde ahora, guardar y correlacionar los testimonios sueltos por ahí. Ya muchos sindicatos están estudiando su pasado.

Por Eduardo Platero

18 de mayo de 2019

La ONDA digital / LAONDADIGITAL TV. (Síganos en Twitter y facebook)

 

 

Print Friendly, PDF & Email

...





LA ONDA Digital Revista Semanal Gratuita    |    De los editores: Las notas que llevan firma reflejan la opinion de sus autores    |    © Copyright Revista LA ONDA digital