La ONDA digital en Instagram la Onda digital esta en Facebook Analisis Politico
Volver al Inicio de la ONDA digital

Muchilanga

Share Button

No creo que muchos tengan presente que en el año 1959 estuvo en el Uruguay la “Sonora Matancera” y nos trajo un sonido que, salvo especialistas, no conocíamos. Un sonido arrollador en el cual la fuerza de la percusión (pailas y otras que ni recuerdo cómo se llaman) se amalgamaba con los vientos y la agilidad del canto.

Una negrita flacucha con una voz maravillosa: Celia Cruz.

En música el 59 fue toda una revolución: el rock se asentó en las masas juveniles con la memorable (y horrible) película “Rock araund the Clock” con Bill Haley y sus cometas; más o menos simultáneamente irrumpió la Bossa Nova y nos liberó de los baiones de Oreiro (aburridos como bailar con la hermana) y Salgán sustituyó al decaído DªArienzzo en los Hoteles Municipales.

No soy comentarista de música ni me atrevo a opinar fuera del tango y el canto criollo. ¡Pero era joven en el 59!. Joven, recién asentado en Montevideo y abierto a la vida en que todo parecía estar poniéndose patas arriba. Los blancos con Chico Tazo habían desalojado a los colorados y ya estaban trenzados en sus luchas internas. Fidel había entrado en la Habana y ese Carnaval el disfraz más usado por las jovencitas era el “de guerrillera”. Unos vaqueros (también novedosos) con remiendos fingidos y un remedo de barba reyándose las mejillas con lápiz de cejas.

Nos costaba entender los discursos larguísimos y casi diarios con los cuales Fidel explicaba a los cubanos y a nosotros que escuchábamos “Radio Habana Cuba. Territorio Libre de América” y soñábamos. Escuchábamos esas jotas aspirados en las erres arrastradas y terminábamos de entenderlo leyendo “El Popular” al otro día.

No quiero ponerme en memorialista pero ¡Qué año en 59”. Para completar, en abril falleció (peleando hasta el último suspiro) Don Luís Alberto de Herrera y durante su velatorio empezaron “Las Inundaciones”. Al principio aguaceros ocasionales y lloviznas casi permanentes…costó darnos cuenta de la tragedia. Recién cuando – el día del entierro del Caudillo – se implantaron las restricciones en el suministro de la luz y supimos que “La Represa” (entonces sólo teníamos a la Rione) corría peligro.

Una especie de sentimiento compartido de tragedia nacional en la que todos debíamos ayudar.

¡Y ayudamos! Vaya si ayudamos. Con lo que nos sobraba y con lo que dolía desprenderse, pero ayudamos. Y soportamos que algunos avivados nos despojaran.

Bueno, Azzini se mandó la “Reforma Monetaria y Cambiaria” y el dólar se fue a $ 11. El kerosén de golpe y porrazo lo subieron de $ 0,20 a $ 0,80 para, ante el clamor, “bajarlo” a $ 0,40…¡dolía! La mayoría cocinaba con “Primus” o con las delicadas y poderosas cocinas “Volcán”.

En fin, en esos meses de tragedia nos visitó Fidel y más o menos, no sé si coordinadamente, arribó la “Sonora Matancera”.

Con mala suerte, justo ADER el sindicato de los empleados de la Radio estaba de Huelga y la Sonora se solidarizó. En lugar de fonoplateas tocaba solidariamente en las Plazas cuando la llovizna paraba un poco.

Yo la escuchaba en la Plaza Libertad (en realidad “de Cagancha”) No hay que quitarle gloria a la más brillante victoria de Rivera. Con “Palmar” y tal vez, “Guayabo” fueron sus únicas victorias campales. Era un especialista en “Guerra de Recursos” y se manejaba mal con grandes unidades. Incluso “Guayabos” y “Cagancha” fueron la culminación de campañas de recursos. De hostigar y agotar. Fue derrotado dos veces en el mismo lugar: India Muerta. Los portugueses al invadir y Urquiza cuando guerrilleaba durante la “Guerra Grande” Y Echagüe lo destrozo en Arroyo Grande.

¡Qué música! ¡Que fuerza! ¡Qué ritmo! Nunca habíamos escuchado algo así y lamentablemente pasó casi desapercibida por su solidaridad con la huelga de ADER.

Y el montón de cosas que estaban pasando.

¡Fíjense todo lo que me ha llevado el recuerdo de la Matancera!

¡Era tan hermoso ser joven y estar abriendo los ojos al mundo!

Bueno, pero mi tema no es la nostalgia sino el entrevero.
Me explico.

Entre las canciones que nos trajo la Matancera había una especial y deliberadamente entreverada. Con los criterios de hoy y mentalidad estrecha podríamos acusarla de “racista” ya que parodiaba la media lengua de los esclavos ya liberados pero con dificultades para adquirir el español.

Tal vez fuera racista, nomás. Maceo era un héroe nacional y Guillén un soberbio poeta, pero, la Cuba pre revolucionaria era sumamente racista. En el 65, con varios años de revolución y comunismo. ¡Con el comandante Almeida! Todavía había vestigios, sobre todo en las pequeñas poblaciones.

Recuerdo una en la cual los blancos paseaban por la plaza en una dirección y los negros en la contraria. Mi acompañante, morochón que se definía a sí mismo como “Jabao” me comentó sonriente que él tendría que rondar en la de los negros.

No sé si era voluntariamente racista y comparto que es una actitud despreciable, por eso, de antemano pido que me excusen mis hermanos afro descendientes. Yo también me defino así puesto que la Humanidad nació allí.

Prefiero utilizar “morenos” como el Cacique Juan Ángel y como cantaba mi recordado Romeo Gavioli.

Respeto sensibilidades por lo cual hago uso de la canción para ejemplificar un entrevero.

Era, sin duda, la relación de un lío y desde ese punto de vista, muy verosímil. Cuando se arma una gran pelotera es difícil determinar quién y cómo empezó.

La canción decía que “Bernabé le pegó a Muchilanga, Muchilanga le dio a Burundanga…” y por ahí se generalizó un tremendo amasijo en que cada cual daba y recibía sin mirar mucho.

-“Dejemé Comisario” – dicen que dijo uno que se había puesto en la orilla de un entrevero y remataba a quien saliese tambaleando . “¡Dejemé que estoy acertando”

Bueno, como en el caso de Muchilanga y Burundanga o cuando las legendarias piñatas del glorioso Artigas del Sauce cuando estuvo expulsado de todas las ligas y armaba “amistosos” que terminaban a las piñas, uno no sabe bien quien empezó.

O cómo se van a poner de acuerdo si les toca el Gobierno.

Lacalle Pou no le vota, ni ensobra la Reforma a Larrañaga. Don Jorge, furioso, lo compara con nuestra Carolina Cosse. Antía les pega a los dos porque no han tenido “una idea” en todos estos años y se han limitado a criticar sin buscar puntos de encuentro.

Y Sartori se pone por encima. Los “ningunea” y habla de ellos como de un Pasado que más vale no mencionar. Él es el futuro. Es quien nos creará cien mil puestos de trabajo. Quien hará lo que YO quiero. Con lo cual no dice lo que EL quiere y piensa que hay que hacer.

Cuando Talví se sentía el redentor del Partido Colorado (y de paso, el redentor nacional) le salió al cruce el rejuvenecido Dr. Sanguinetti que recuperó los pachequistas que se habían ido con los blancos porque ya no daba para más.

Ambos se mordisquean en tanto coinciden en ignorar a Amorín Batlle quien acusa a las encuestas de haberlo borrado. Pero, confiesa aspirar a 45 mil votos. Con suerte, un Senador.

Ni espacio tengo para el sonado naufragio de la coalición de Mieres que tuvo que bajar a media tripulación por insubordinada.
¡Dónde te metiste, Amado!

Bueno, además tenemos la Concertación en veremos. Con el Puestero Nóvick perdiendo y ganando aliados “cero votos” a la izquierda radical votando con la derecha y jaqueada por los verdeecologistas y los animalistas y tutti cuanti remando por un silloncito.

¿Qué me dice? qué me cuenta Don José?

¿Esta bolsa de gatos nos promete un gobierno sólido y coherente si derrotan al Frente amplio? Ah… ¡Me olvidaba! ¡Está también el General en retiro Manini y su Cabildo Abierto! Que no quiere saber nada con la idea de Larrañaga de un Cuerpo Militar de 2.000 plazas en tareas policiales.

¡Don Chicho y la Mignon! ¡Que cambalache!

Se juntan para pegarle al Frente que parece gustar de bajar la guardia y descubrir la cara o “la cocina”. Pero aguanta. Presenta a sus cuatro candidatos en armonía. Cierto, no nos ofrece el cielo y no creemos que tanta fraternidad en las tribunas sea real. Pero ofrece solidez, capacidad para gobernar, capacidad para resolver sus líos internos y un a moderada renovación.

Hay una generación que se va y hay otra que tomará el relevo. Hombres y mujeres, ¡mujeres y hombres! Seamos inclusivos. Con elencos nuevos y con ideas de renovación. El mundo cambió y está cambiando aceleradamente y el Uruguay, el tradicional Uruguay en el cual hasta los Golpes de Estado se hicieron el Cámara Lenta tiene que cambiar muchas cosas. Pero, nadie puede negar que hemos cambiado en estos tres gobiernos. Cierto, a la uruguaya; el Hospital de Colonia, diez años después de la colocación de su “Piedra Fundamental” está terminado.

Y ASSE está dando una atención que nunca habíamos soñado. ¡Hospitales “5 Estrellas”

Daría para mucho y yo no tengo espacio, ni ganas para enumerar. Pero que estamos mejor es imposible de ignorar.

Y para quienes tienen la suerte de ser jóvenes como yo lo fui en el 59, les dejo algunas preguntas; ¿qué haría nuestra variopinta “oposición” con los generales que Tabaré pasó a Retiro?

¿Y con las jubilaciones que tienen que durar para que ustedes puedan retirarse? ¿Y con el trabajo? Porque, jovencitos, el laburo es como un ómnibus lleno, si algún pasajero no se baja el guarda dará “completo” y ustedes, que están en la calle, esperando, seguirán en la calle.

Bueno, ¡hasta más ver! Trataremos, entre todos, que ser joven sea un momento feliz en un mundo preñado de futuro.

Por Eduardo Platero

13 de mayo de 2019

La ONDA digital / LAONDADIGITAL TV. (Síganos en Twitter y facebook)

Print Friendly, PDF & Email

...





LA ONDA Digital Revista Semanal Gratuita    |    De los editores: Las notas que llevan firma reflejan la opinion de sus autores    |    © Copyright Revista LA ONDA digital