La ONDA digital en Instagram la Onda digital esta en Facebook Analisis Politico
Volver al Inicio de la ONDA digital

¡Felices Pascuas!

Share Button

Escribo el último Domingo de la semana de turismo, yo soy laico y desde hace un siglo la Santa Iglesia Católica Apostólica Romana fue separada del Estado.

Para bien de todos.

Por lo que, la semana es, oficialmente la Semana de Turismo. Ni Santa; ni de la Pascua Judía; ni de la Criolla; ni de la Vuelta Ciclista; ni de la Cerveza; ni del Olimar. Todas lo son porque desde hace un siglo el Estado estableció los feriados.

Naturalmente, apropiándose de festividades religiosas. Como los católicos se apropiaron de la celebración judía de la Huida de Egipto y como suelen superponerse fechas religiosas diversas sobre los mismos días – en general, calendario lunar – de celebraciones anteriores.

De cualquier manera: ¡Felices Pascuas! Y…¡con el último ciclista, empecemos en año de laburo!

Como, desde la esclavitud, los africanos se encargaron de disfrazar a sus Orixás. Ogum se vistió de caballero y montó el caballo de San Jorge y Iemanyá se puso la ropa de la Virgen María.

Quiero aprovechar la ocasión, ya que le he dado unos cuantos palos, para felicitarme de mi coincidencia con el Cardenal Sturla respecto a la no firma del intento de los legisladores pentecostales de forzar la derogación de la llamada “Ley Trans”.

No la conozco totalmente y puede que no sea compartible en todos sus artículos, ¡pero es una Ley protectora de una minoría discriminada y como tal la comparto!.

Es una Ley tolerante y debemos aprender a serlo, las sociedades modernas son múltiples y debemos aprender a tolerarnos los unos a los otros.

“Cuando te den la vaquilla…
¡Corre por la soguilla”! Decía mi padre para aconsejar que no anduvieras dudando cuando se te ofrece una oportunidad.

Me refiero a este asunto de la destitución de los generales para lo cual el Ejecutivo pidió la venia del Senado que debería reunir una mayoría especial para concederla.

La misma que para aprobar el ascenso a dicho cargo de aquel que el Ejecutivo proponga.

Con su velocidad característica el Senador Javier García recurrió a cuestiones jurídicas. En ningún lado queda claro que dicha venia sea necesaria para destituir. Si para ascender. Con lo cual un asunto político y disciplinario ha quedado en manos de los jurisconsultos y los destituidos siguen en actividad.

El centro del asunto no está en quién destituye sino en la reafirmación del Poder Civil y la subordinación absoluta al mismo que todas, absolutamente todas, los instituciones del Estado deben al único Poder legítimo; el consagrado en las urnas por el Cuerpo Ciudadano.

La cuestión constitucional planteada por el Senador García es una chicana destinada a eludir una definición. Seguro, estamos en año electoral y todos aspiran a morder un pedacito de la torta que significan los votos militares y afines.

¡De los principios, nos ocuparemos después!

La verdadera pregunta es: ¿Comparten o no la medida disciplinaria?
Y es la pregunta que todos los Senadores y grupos políticos deberían contestar sin argumentos sibilinos …”Siempre el coraje es mejor…” Jorge Luís Borges, que no andaba precisamente sobrado de esa cualidad pero vivió fascinado por ella, lo dice en un poema que luego le musicalizó Piazzola.

¡Siempre el coraje es mejor! Y no se trata únicamente del coraje físico, que muchas veces es sólo impulso. Me refiero al coraje de asumir posición. De no andar con agachadas y recules.

Son treinta y uno los Senadores y por ahora, únicamente han dado posición los 16 del Frente.

¿Qué les pasa a los otros 15? ¿Se están refugiando en leguleyerias para no dar posición?

La cuestión me parece sencilla.

El Frente puede promover una interpretación auténtica de la Ley en cuestión derogando la parte que cuestiona por inconstitucional el Senador García y dejando en manos del Presidente, por si, y ante sí, la facultad de destituir generales.

Pierde potestades el Legislativo pero: ¡corre por la sogilla!

De paso y para terminar con el asunto: ¿qué pasa con los otros grupos políticos?
¿Actuó bien el Presidente al sancionar? O ¿Se solidarizan con la desobediencia de los sancionados?

Se lo pregunto a todos los grupos y partidos políticos.

Vamos: ¡Siempre el coraje es mejo!
Si quieren…¡hagamos de la debida subordinación de la institución armada al poder civil una especie de pleibiscito!

Que cada cual se pronuncie o se refugie en el silencio cómplice.

Ahora que los yanquis publican
Demostrando cuan poco le importa la suerte de Macri, ahora que tienen a Bolsonaro, los yanquis siguen desclasificando documentos relativos al Plan Cóndor y su brazo ejecutor: el Plan “Teseo”.

Y se los dan en propias manos al Gobierno Argentino.
Sin importarles, o a propósito, que empiecen a saltar nombres incómodos para todos aquellos que nos acusan de “tener los ojos en la nuca”

La situación en Argentina se pone cada vez más incierta. Las medidas económicas de Macri, que no tenían más propósito que disfrazar la situación hasta las elecciones, no alcanzaron.

Los precios siguen al dólar, todo el mundo huye de los australes y la moneda norteamericana arrastra nuestra pizarra. Es negocio comprar dólares aquí y cruzar a comprar.

Uno se lamenta y trata de imaginarse cómo es vivir en la orilla de enfrente. Nosotros padecimos la crisis del 2002, hace 17 años y antes habíamos vivido la ruptura de la Tablita en el 82.

Nos “esquilan” cada treinta o cuarenta años, digo: ¡Nos esquilaban! Cada treinta o cuarenta años, no me juego por el porvenir. Pero, a los pobres argentinos les pegan y les siguen pegando. No terminan de recuperarse de una crisis cuando ya están metidos en otra.

Algunos— yo no alcanzo a definir el fenómeno con palabras técnicas pero, me da la impresión que las sociedades se han dividido.

No me estoy refiriendo al manido asunto de la “Sociedad Fragmentada” que se utiliza cada vez más cuando se estudian los bolsones de pobreza y marginación.

Acepto el término en esa acepción.
A lo que me quiero referir es que hay una zanja o grieta mucho más profunda que atraviesa a todas las sociedades: la que separa a los que viven en dólares de los que viven en moneda local.

Se habla de una elite gobernante que había impuesto una concepción del mundo que los ponía a ellos por encima, con el consentimiento y la elección del resto que consideraba a ese como “el mejor estado de las cosas”

Y que, con el devenir de las cosas empezó a sentirse marginado y engañado y buscó respuestas en la derecha porque, entre otras cosas, la izquierda, presa de la desolación del derrumbe del Socialismo Real, no supo y no sabe darlas.

En fin, el asunto es muy complejo y ni lo tengo claro, ni me bastaría un artículo periodístico.
Porque, por otro lado, habría que tener en cuenta la pétrea ignorancia que los gobiernos ostentan ante las manifestaciones de protesta, diríamos: “Dentro del Sistema”

Ejemplifico: los “Chalecos Amarillos” llevan 23 semanas manifestando. Empezaron reclamando contra el aumento del precio de los combustibles y hoy piden la renuncia de Macrón.

En realidad, los resultados son tan magros que sería explicable que todo esto termine en un espectacular vuelco hacia la derecha.

Repito: ante la incapacidad de la izquierda para dar una respuesta que transforme el descontento y la protesta en acción política destinada a construir “otra sociedad”

De pasar de la Revuelta a la Revolución.

Palabra que parece que hemos olvidado.

Un dolido adiós
No puedo menos que lamentarme de la muerte anunciada de Alan García. Cuando le negamos el asilo que había pedido confiando en la generosidad tradicional de nuestro país y en los lazos que unieron a la doctrina original del APRA con el Batllismo reformista de José Batlle y Ordóñez, lo arrojamos a los leones.

No culpo a nadie, es decir: primero que nada me culpo a mí que no advertí que ahora la Justicia es una herramienta política y que los corruptores hoy se han transformado en parte de ella. Odebrech, la corruptora, ha pasado a ser instrumento de una Justicia que ahora no es nada más que una herramienta del Poder.

¿Cómo puede ser? El corruptor se sienta al lado del Fiscal y señala con el dedo: éste; aquel; ¡este otro también!

No estoy defendiendo a ningún corrupto y ni pongo las manos en el fuego por Alan García, pero, ¿cómo puede ser que el corruptor se salve acusando a quienes corrompió?

Don Pepe hizo bajar del barco a Don Carlos Balsán y tres más que Argentina había deportado e iban a la condena a muerte en España. No le importó el crimen, antepuso el asilo.

Luís Batlle concedió asilo a los pilotos argentinos que venían de bombardear civiles en Plaza de Mayo. No por antiperonista, sino por respetar la tradición de “país de asilo”

La lista es larga, pero quiero recordar que muchos uruguayos, sin importar si habían o no cometido delitos políticos, recibieron asilo en cantidad de países.

¡Ni un solo asilado de entonces alzó su voz para pedir asilo para Alan García!
Cierto, la corrupción mancha y una acusación de ese tipo, no importa con qué fundamento, impone distanciamiento.

Yo lamento mi silencio y prometo nunca más frenarme en temores o desconfianzas.

Por Eduardo Platero

21 de abril de 2019

La ONDA digital / LAONDADIGITAL TV. (Síganos en Twitter y facebook)

Print Friendly, PDF & Email

...





LA ONDA Digital Revista Semanal Gratuita    |    De los editores: Las notas que llevan firma reflejan la opinion de sus autores    |    © Copyright Revista LA ONDA digital