publi texto Analisis Politico
Volver al Inicio de la ONDA digital

América Latina y Estados Unidos: una relación de dependencia interminable

Share Button

Hay que andarse con tiento en eso de cantar victorias diplomáticas sobre otra nación, porque el cacareo puede deshacer lo que ha logrado hacer la diplomacia. José Marti (1853 -1895) Escritor, político, filósofo y poeta cubano.

Este artículo se centra en la evolución de la política exterior latinoamericana y su estrecha relación con la política hegemónica de los Estados Unidos que, con su accionar, ha coartado la libertad de los Estados, ha controlado su comercio exterior y se ha inmiscuido ex profeso en las políticas internas de los países, violentando su soberanía y la libre determinación de los pueblos.

Luego de la segunda guerra mundial y con la creación de los distintos organismos financieros, llámese Fondo Monetario Internacional (una entidad de carácter internacional que buscaba impulsar la cooperación financiera y el comercio a nivel mundial), Banco Mundial (que pretende poner fin a la pobreza extrema y promover la prosperidad compartida de manera sostenible) y con la creación del GATT, General Agreement on Tariffs and Trade, (Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio), creado en 1947, Estados Unidos comenzó a tener cada vez más influencia en las economías latinoamericana y así poder regularlas de acuerdo a sus intereses.

El GATT fue temporalmente un acuerdo multilateral diseñado para proveer un marco regulatorio y un fórum para negociar reducciones arancelarias al comercio entre naciones.y regular la economía mundial.

Siguiendo con el tema y profundizando en las relaciones en materia de política exterior y su estrecha injerencia en las políticas de los Estados de América Latina, nos metemos de lleno en la política ejercida por Henry Kissinger.

Según Henry Kissinger “La diplomacia es el arte de limitar el poder”.

Y es así que bajo el mando diplomático de Kissinger Estados Unidos como secretario de estado de los gobiernos de Richard Nixon y Gerald Ford desde 1969 a 1977 continuó reconociendo y manteniendo relaciones con gobiernos de derecha, ya fuesen dictatoriales o democráticos, respaldando y estableciendo tratados y alianzas estratégicas con cada uno de ellos, con el fin último de asegurar el predominio de las tendencias capitalistas y neoliberalistas, por sobre las izquierdistas, comunistas y socialistas en la región. Pero Kissinger llegaría más lejos que cualquiera de sus predecesores en esta región.

Kissinger respaldó y fue clave para el ascenso de tres importantes dictaduras en el Cono Sur, la Dictadura militar de Augusto Pinochet en Chile y el Proceso de Reorganización Nacional en Argentina y la Dictadura cívico-militar en Uruguay (1973-1985). Además desarrolló y aplicó la Operación Cóndor, un plan ofensivo en contra de las organizaciones populares en Latinoamérica. Tanto desde el punto de vista diplomático como desde el punto de vista económico y comercial la hegemonía de Estados Unidos sobre las políticas exteriores de los países de América Latina se ha agudizado en las últimas décadas.

Lamentablemente esa desenfrenada invasión ideológica persiste en la actualidad.
¿Pero qué ha pasado en las últimas décadas, ya en el siglo XXI?

Durante décadas muchos países de América Latina han consolidado gobiernos de izquierda: Ecuador, Venezuela. Brasil en su momento, Bolivia, Argentina, Chile, Uruguay y esto ha generado el cambio en el rumbo de los intereses políticos, económicos, culturales y sociales.

Las izquierdas en el gobierno no realizaron la utopía revolucionaria de las décadas del sesenta y setenta, pero sí contribuyeron, al menos en parte, a fortalecer la democracia, empoderar ciudadanía y cuestionar desigualdades sociales históricas en un continente acostumbrado al autoritarismo, al elitismo y la reproducción de la dominación social.

Este impulso de cambios no ha calado hondo ni lo suficiente en el colectivo como para no tolerar más regresiones. Se está volviendo a sucumbir ante el desprecio de las sociedades, ante la convivencia no pacífica, ante la violencia, ante la pérdida de valores, ante la falta de respeto hacia la integridad humana, ante la intromisión desmedida en los asuntos internos de los Estados. Se está volviendo a sucumbir…

Por Lic. Daniela Yelpo
Licenciada en Relaciones Internacionales.

La ONDA digital Nº 901 (Síganos en Twitter y facebook)

Print Friendly, PDF & Email

...





LA ONDA Digital Revista Semanal Gratuita    |    De los editores: Las notas que llevan firma reflejan la opinion de sus autores    |    © Copyright Revista LA ONDA digital